lunes, 29 noviembre 2021 08:47

Transición Ecológica usa gasoil contaminante para calentar el ministerio

El ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, liderado por Teresa Ribera, calienta su sede de la Plaza de San Juan de la Cruz, ubicada en Nuevos Ministerios, con gasóleo. Este combustible fósil contaminante se trata de un hidrocarburo líquido compuesto fundamentalmente por parafinas y utilizado principalmente como combustible en calefacción. Precisamente este último uso es el que le ha dado Teresa Ribera en las oficinas de su equipo que se han calentado gracias a 128.638 litros de gasóleo, un combustible derivado del petróleo altamente contaminante.

El ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico es el departamento del Gobierno de España responsable de la propuesta y ejecución de la política gubernamental en materia de lucha contra el cambio climático, prevención de la contaminación, protección del patrimonio natural, de la biodiversidad, de los bosques, del mar, agua y energía para la transición a un modelo productivo y social más ecológico, ha decidido usar la energía más contaminante del mercado para calentar sus instalaciones. Las calderas diésel son las más contaminantes del mercado ya que expulsan humo sin ningún tipo de filtro. Estas calderas están en la sede del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ubicada en pleno Paseo de la Castellana, y contribuyen a las graves emisiones contaminantes que asolan la ciudad de Madrid. Eso sí, el ministerio de Teresa Ribera pide suministro de combustible de bajo contenido en azufre para atender a las necesidades de calefacción de su ministerio ubicado en la Plaza de San Juan de la Cruz número 10.

teresa ribera ha decidido usar la energía más contaminante del mercado para calentar sus instalaciones

A día de hoy, existen otras alternativas energéticas para uso de calefacción más respetuosas con el medio ambiente. En el caso de los combustibles fósiles existe el gas que es menos contaminante que el gasoil. De hecho, la transición energética por la que debe velar el ministerio de Teresa Ribera pasa por transformar el suministro energético en gas. No obstante, España tiene gran dependencia exterior de suministro de gas y es una energía tan demandada que el precio se ha disparado a nivel internacional. Pero estos aspectos no han sido un obstáculo para que el Gobierno de España siga apostando por el gas, de hecho, la propia Teresa Ribera viajó hace tan solo una semanas a Argelia para garantizar el suministro de esta energía ya que el país del norte de África ha decidido cerrar uno de sus viaductos de suministro a España que pasaba por Marruecos por su tensa relación con el país árabe.

El gas es una de las opciones que podrían utilizar en el ministerio para abastecerse de calefacción pero también podrían optar por energías verdes. Sería lo suyo ya que se trata de un departamento del Gobierno de la nación que debe garantizar la protección del medio ambiente. Una de estas energías podría ser la biomasa forestal que es neutra en emisiones de carbono, es decir, sus emisiones son captadas por los bosques. Asimismo, se podría plantear el autoconsumo fotovoltaico si los techos del edificio de Nuevos Ministerios lo permiten. Pero la biomasa, el gas y las placas solares no son las únicas alternativas de energías limpias que tendría Teresa Ribera para abastecer de calefacción a sus trabajadores. El ministerio podría implantar en sus espacios radiadores eléctricos que consumen electricidad verde respetuosa con el medio ambiente.

CONTAMINANTE Y CARO

El suministro anual que piden desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico asciende a un coste de más de 300.000 euros. Según consta en el anuncio de licitación publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el valor estimado para el suministro de combustible de bajo contenido en azufre para atender a las necesidades de calefacción de la sede ministerial alcanzan los 308.848,32 euros.

Teresa Ribera (PSOE)

Expertos del sector aseguran que este precio es desorbitado para una energía como el gasoil si bien explican que es la fuente energética más cara. No obstante, el gasoil para uso de calefacción es mucho más barato que si se usa este combustible como diésel para mover vehículos. A su elevado coste se suma que se trata de la energía más contaminante usada para calefacción. Al contrario, la biomasa forestal se trata de la fuente más económica y es respetuosa con el medio ambiente. No obstante, desde el departamento de Teresa Ribera siguen optando por el gasoil para calentar su sede en Madrid y contribuir así a la contaminación que asola la capital de España.