miércoles, 1 diciembre 2021 02:25

Sánchez desoye a Redondo tras restaurar al equipo de confianza que se pasó al susanismo

Pedro Sánchez encara la tanda electoral de 2023 respaldado por el equipo de fontaneros con el que creció en Ferraz: su nuevo jefe de Gabinete Óscar López, que fue de número dos de Patxi López (que fue una candidatura ideada por Susana Díaz ante la creencia de que Sánchez le iba a barrer en el norte); y su adjunto Antonio Hernando, que se mantuvo como portavoz del PSOE tras la caída de su amigo.

Ambos intentarán voltear las encuestas gracias al desgaste del Partido Popular por el pulso entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso y al apoyo que le puede proporcionar el hecho que de recupere fuerza el espacio de Unidas Podemos bajo el liderazgo de la política mejor valorada de España, Yolanda Díaz.

IVÁN REDONDO SE DESHACE EN ELOGIOS CON DÍAZ

Iván Redondo prosigue con su tour para promocionar la hagiografía que le han publicado Toni Bolaño y sus antiguos enemigos del Grupo Planeta. El spin doctor ha hecho visible su distancia con el nuevo equipo que le ha relevado en el timón de La Moncloa y se ha deshecho en elogios con Yolanda Díaz, «la favorita entre los menores de 45 años», recuerda.

El exjefe de Gabinete de Pedro Sánchez asegura que «hasta ahora, la izquierda del PSOE captaba un 1% del voto socialista. Ella capta un 20%» y recuerda que «nadie puede ganar solo esta carrera (ni en la política, ni en la empresa, ni en la vida), porque es la carrera la que te tiene que elegir a ti».

Según Redondo, «hay construir un movimiento amplio, porque tienes que saber si vas a estar solo a la izquierda del PSOE o vas a ampliar; Podemos tiene que tener un papel y hay que saber que el bipartidismo no va a volver, si el PP gana las elecciones gobernará con Vox».

El gurú político insinúa que Sánchez debería adelantar elecciones, porque cree que el PP anda desorientado y que el Gobierno de España estará más desgastado a finales de 2023, y ha dejado caer que el presidente del Ejecutivo ha errado al aparcar su discurso antiestablishment.

SÁNCHEZ DESOYE A REDONDO

Sánchez no parece sopesar un adelanto electoral y tampoco parece querer retomar su retórica más progresista. El presidente del Gobierno ha apostado por arremeter contra la dupla PP-Vox al asegurar que «la oposición dibuja una España a su imagen y semejanza: triste, gris sin ideas y en quiebra, pero se equivocan. El presente y el futuro de España se escribe con vacunación, recuperación y avances sociales».

El socialista también quiere ilusionar a la ciudadanía al asegurar que tras los momentos más duros de la pandemia «la recuperación está siendo más rápida, más justa y como nos recordaban los tribunales la semana pasada, más limpia porque antes hubo corrupción y hoy hay ejemplaridad en el manejo de los recursos públicos».

E incluso se atreve a arremeter contra las políticas de José Luis Rodríguez Zapatero al asegurar que en 2008, con el PSOE en el Gobierno central, «las políticas de austeridad fueron injustas y un enorme error económico».

El PSOE destaca «los datos de la exitosa vacunación, de los 20 millones de personas empleadas, la bajada de la tasa del paro juvenil, de los récords de afiliación a la Seguridad Social de las mujeres o la subida del Salario Mínimo Interprofesional».

Óscar López y Antonio Hernando se agarran a los pronósticos del CIS para mantener la ilusión en La Moncloa y el portavoz socialista Felipe Sicilia destaca que el sondeo asegura que «Pedro Sánchez sigue siendo el líder que prefieren los españoles para dirigir el gobierno del país».

«Todo lo contrario que ocurre con Casado, que pierde confianza y baja su valoración, lo que demuestra que los ciudadanos ven cada vez menos a Casado como posible presidente. Por no verlo no lo ven ni los propios dirigentes del PP, solo basta que le pregunten a Cayetana Álvarez de Toledo o a Ayuso», añadió.