sábado, 27 noviembre 2021 13:10

Simancas, «el chico de los recados» de Ábalos, enchufó al hijo de un amigo del exministro

Los enchufes del exministro de Fomento, José Luis Ábalos siguen presentes en el PSOE a pesar de los escándalos mediáticos del socialista y de que haya sido retirado de su cartera ministerial. Uno de ellos es José Guillermo Berlanga, hijo del íntimo amigo de Ábalos y presidente de la empresa estatal ENUSA, José Vicente Berlanga, a quién ha colocado como asistente de los parlamentarios socialistas del Congreso de los Diputados. Según figura en el Boletín Oficial de las Cortes Generales, José Guillermo fue nombrado a propuesta del Rafael Simancas el 18 de julio de 2017 como personal eventual de la Cámara para dar servicio de asistencia a los diputados del PSOE. Así, el actual secretario de Estado de Relaciones con las Cortes y Asuntos Constitucionales hizo de «chico de los recados» de Ábalos y consiguió colocar en el Parlamento nacional al hijo de su íntimo amigo.

Al igual que su padre, José Guillermo Berlanga mantiene una estrechísima relación con José Luis Ábalos y gozan de su total confianza. Tal es la confianza que Berlanga ha emprendido carrera política de la mano de Ábalos. Ya en 2015, José Guillermo empezó a baquetearse como número dos en la candidatura del pequeño municipio valenciano de Zarra, en la comarca Valle de Ayora-Cofrentes. Sin embargo, dos años más tarde, decidió trasladarse a la capital para ocupar su puesto de trabajo en el Congreso de los Diputados gracias al nombramiento propuesto por Rafael Simancas. Asimismo, José Guillermo Berlanga ha participado en varios comités de campaña del PSOE.

No cabe duda que el pequeño de los Berlanga ha adquirido un papel relevante Ferraz gracias a su padrino Ábalos. Aunque prefiere mantener el anonimato en el mundo virtual, José Guillermo es muy conocido entre las filas socialistas a las que llegó gracias a la amistad de su padre con el exministro. Los tres son de Valencia y precisamente fue en las Cortes Valencianas dónde José Luis Ábalos coincidió con su padre, José Vicente Berlanga que también ha ostentado sendos cargos en el Partido Socialista.

el pequeño de los Berlanga ha adquirido un papel relevante Ferraz gracias a su padrino Ábalos

LOS «ENCHUFES» POLÍTICOS EN LAS EMPRESASA ESTATALES

Pero no solo el hijo del íntimo amigo de Ábalos ha conseguido su puesto gracias al exsecretario de Organización del partido. Su propio padre, José Vicente Berlanga, ha sido colocado al frente de una las empresas de titularidad pública dependiente del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, cartera que lideraba el proprio Ábalos. José Vicente Berlanga es presidente de ENUSA, una empresa pública dedicada a la gestión estatal del uranio.

Este «fichaje» de José Luis Ábalos parece estar más relacionados con el carnet de socialista que con una trayectoria de gestión anterior que avalase el nombramiento. Berlanga no es ingeniero ni ha tenido ninguna experiencia laboral en el sector de la energía. De hecho, Berlanga estudió dos carreras universitarias de letras que nada tienen que ver con el uranio. Sin embargo, no tener formación y carecer de experiencia en el sector no ha sido un handicap para que José Vicente Berlanga llegue a la cúpula directiva de ENUSA desplazando así al director anterior que llevaba más de dos décadas al frente de la entidad y que sí era ingeniero. Trabajadores de la empresa que prefieren mantener el anonimato informan a MONCLOA.com que existe un malestar generalizado tras la destitución del presidente anterior que llegó con un extraño nombramiento días después del cambio de Gobierno en España.

Abalos

La cercanía con el propio Ábalos y su trayectoria política en las filas socialistas hicieron que José Vicente Berlanga fuera nombrado presidente de ENUSA S.A. con una impresionante retribución anual que alcanza los 200.000 euros. Procedente de una concejalía del Ayuntamiento de Valencia, Berlanga aterrizó en Madrid coincidiendo con el nombramiento del político valenciano como ministro gracias a la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa. Pero no es el único, ya que su propio hijo trabaja también en nómina de Ferraz y está ahora en expectativa de destino tras la salida de José Luis Ábalos como responsable de Organización.

Padre e hijo son un mero ejemplo de los «enchufes» que se suceden en las empresas e instituciones públicas gracias a las autoridades políticas. José Luis Ábalos comparte con la familia Berlanga una estrecha amistad y es frecuente verles compartiendo comidas, ratos y reuniones juntos. La remodelación de Gobierno llevada a cabo por el presidente del Ejecutivo nacional Pedro Sánchez este verano hizo que Ábalos fuera destituido de sus carteras ministeriales y por ello sus nombramientos a dedo corren más peligro que nunca. No obstante, Berlanga padre ha conseguido sobrevivir a la purga de Transportes y Berlanga hijo sigue presentando sus servicios de asistencia de Ferraz. Vinieron de la mano de Ábalos, pero han llegado para quedarse y así seguir recibiendo unas generosas nóminas gracias a fondos públicos.