sábado, 29 enero 2022 06:01

«O te enchufa o te echa»: Noelia Posse lanza una «caza de brujas» que harta a los socialistas

La alcaldesa de Móstoles quiere dejar claro quién manda en el consistorio y por si hubiera alguna duda es la propia regidora socialista la que ostenta el mando. Según fuentes municipales, todo aquel trabajador que contravenga los intereses de Noelia Posse tendrá que asumir las consecuencias. Y es que esta afirmación cuenta con hechos que la prueban ya que existen al menos cuatro trabajadores del Ayuntamiento de Móstoles que han puesto en manos de la Justicia sus ceses propuestos por la alcaldesa. Los tribunales ya han dado la razón a uno de estos empleados municipales, al que la propia Noelia tendrá que indemnizar con el dinero de todos los mostoleños, y los otros tres casos aún se encuentran a la espera de resolución judicial pero han sido admitidos a trámite. Estos trabajadores, que han optado por judicializar la pérdida de sus empleos, evidencian lo que ya es un secreto a voces y es que la alcaldesa de Móstoles ha instaurado un clima laboral de «caza de brujas generalizado» en la institución tal y como aseguran fuentes del consistorio mostoleño.

Noelia Posse
Noelia Posse Gómez (PSOE)

La toma de represalias de la alcaldesa se ha centrado últimamente en figuras importantes del Ayuntamiento de Móstoles. El primer caso fue la negativa a prorrogar el contrato del secretario general del consistorio, José López Viña, más conocido como Pepe. La alcaldesa, Noelia Posse, alegó que al secretario «le faltaba motivación», sin embargo, José quería seguir trabajando para la institución. No es de extrañar puesto que durante esta legislatura obtiene una retribución anual que roza los 90.000 euros siendo así una de las nóminas más generosas del Pleno. Ante la negativa del Gobierno de renovarle en el cargo, el secretario decidió poner en manos de la Justicia su caso que finalmente le ha dado la razón. Según fuentes de la institución, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha sentenciado que se le debe garantizar su plaza como secretario y que además el ayuntamiento tendrá que indemnizarle pagándole todo el tiempo que no ha podido trabajar. Eso sí, con fondos públicos. No obstante, desde alcaldía trasladan a este medio que la regidora impondrá un recurso de casación contra esta sentencia.

el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha sentenciado que se le debe garantizar su plaza como secretario

Pero Pepe no es el único que ha sido desplazado de su puesto por la alcaldesa socialista. Noelia Posse también ha decidido cesar al interventor del Ayuntamiento de Móstoles tras el escándalo de la condonación de una deuda de 2,4 millones de euros a una empresa de ITV, motivo por el que ha sido llamada a declarar ella y siete de sus ediles, que formaban parte de la Junta de Gobierno que aprobó la medida. Tanto el previamente mencionado secretario, como el interventor realizaron informes negativos sobre este asunto y fuentes cercanas a la alcaldesa apuntan a que «este ha sido el motivo real por el cual han sido despedidos de la institución». Tal y como hizo el secretario, el interventor mostoleño, Cain Poveda Taravilla, ha judicializado su cese propuesto por la propia Posse. No obstante, desde alcaldía insisten en que el cese de Caín Poveda alude a que Noelia Posse perdió la confianza en el interventor ya que era el encargado de auditar las cuentas del Instituto Municipal del Suelo (IMVS) y dicho organismo se encuentra al borde de la quiebra.

LAS SECRETARIAS CESADAS «POR SINDICALISTAS»

Pero la «caza de brujas» de Noelia Posse no solo se ha instaurado entre los altos cargos del Ayuntamiento de Móstoles. También dos secretarias de dos concejales de su equipo han perdido su puesto de trabajo gracias a la alcaldesa. Según fuentes cercanas a la alcaldesa de Móstoles, estas profesionales fueron apartadas de su cargo ya que acudieron a una asamblea sindical de interinos que no gustó a la regidora. Estas mismas fuentes aseguran que este suceso hizo que fueran cesadas por la primera edil provocando que se las bajara de categoría perdiendo así poder adquisitivo en sus retribuciones.

Las secretarias en cuestión trabajaban para los concejales socialistas Aitor Perlines y Ángela Viedma. Ambos forman parte del equipo de Gobierno de Noelia Posse y en el caso de Aitor este se ocupa de la Participación Vecinal, de los Recursos Humanos y es Presidente de la Junta Distrito Sur-Este. Estos dos concejales perdieron a sus secretarias por decisión de la alcaldesa tal y como aseguran fuentes del Pleno. Sin embargo, desde alcaldía explican a MONCLOA.com que el trabajo de estas profesionales depende de personal y no es competencia de la alcaldesa.

Si bien perdieron su cargo, las secretarias decidieron emprender acciones legales contra la regidora mostoleña. Ambas decidieron presentar una querella en el juzgado que ha sido admitida a trámite y que supondrá un enésimo embrollo judicial para la alcaldesa mostoleña cuya «caza de brujas» la está llevando más al banquillo que a obtener resultados.