martes, 25 enero 2022 09:54

Yolanda Díaz aprovechó su encuentro con el Papa para hacer turismo a costa de los españoles

El pasado 10 de diciembre de 2021, Yolanda Díaz, acompañada de su equipo, viajaron hasta la capital de Italia para reunirse con el Papa. Lo hicieron un día antes de la reunión a pesar de no tener agenda alguna que cumplir en Roma y se marcharon más de ocho horas después del encuentro de la ministra de Trabajo en la Santa Sede. Es decir, para 40 minutos de audiencia privada, Yolanda Díaz y su gabinete estuvieron dos días en la ciudad eterna. Todo un lujo a costa de los españoles que se da la Ministra de Trabajo en pleno compromiso de derogación de la reforma laboral.

Según datos a los que ha tenido acceso MONCLOA.com, Yolanda Díaz viajó a Roma desde la base área de Torrejón de Ardoz el pasado viernes 10 de diciembre y volvió al mismo aeródromo la noche del sábado. En vez de coger alguno de los siete vuelos comerciales que conectan Roma con Madrid desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Díaz optó por viajar en avión privado desde Torrejón. Lo hizo en el aeronave por excelencia del Gobierno de España, el Falcón, un avión de las Fuerzas Armadas al que Pedro Sánchez da un uso exacerbado a pesar del gran coste que supone poner en marcha este tipo de avión.

Yolanda Díaz viajó a Roma desde la base área de Torrejón de Ardoz el pasado viernes 10 de diciembre

Vox ha puesto el grito en el cielo por este asunto ya que considera que el Falcón no debe utilizarse para una audiencia privada como la que tuvo la vicepresidenta del Gobierno. Es por ello que la formación liderada por Santiago Abascal pedirá cuentas a Yolanda Díaz en el Congreso por usar el Falcon para su viaje al Vaticano. La secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, pedirá que explique a sus señorías «por qué ha utilizado recursos públicos para realizar la visita de carácter privado al Vaticano». Pero el grupo Vox no son los únicos que demandan explicaciones a Díaz y es que PP y Ciudadanos también han pedido la comparecencia en el Congreso de la ministra para que aclare los aspectos más controvertidos de ese viaje.

Si bien el equipo de la ministra realizó un cómodo viaje en Falcon hasta la región alpina, lo cierto es que pasaron muchas más horas de las estrictamente necesarias en Roma. La única agenda oficial de Yolanda Díaz era su encuentro con el Pontífice a las 11 de la mañana del sábado y una corta atención a medios en la misma plaza de San Pedro del Vaticano. Antes y después de cumplir con los breves compromisos, el equipo de Díaz tuvo tiempo para transitar por las calles romanas.

ASÍ FUE LA AUDICIENCIA PRIVADA

El cómodo viaje en avión privado del gabinete de la ministra tenía una razón muy justificada: una audiencia privada con el máximo responsable de la Iglesia Católica. A pesar de profesar unas ideas que a veces no comulgan con las cristianas, Díaz quiso reunirse con el Pontífice para dialogar sobre el trabajo, la crisis pandémica y el futuro del planeta.

La audiencia privada con Francisco duró cuarenta minutos y tuvo lugar en el Palacio Apostólico del Vaticano. Díaz acudió a la Santa Sede acompañada de su equipo y de mandatarios de la red diplomática como la embajadora de España en el Vaticano, Carmen de la Peña, y por el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez. La máxima representante de Unidas Podemos en el Gobierno explicó que había sido «un encuentro muy emocionante», sin querer dar más detalles de lo que se había hablado durante la reunión ya por su carácter de audiencia privada no trasciende de manera oficial el contenido de la misma.

En su encuentro, la ministra de Trabajo le regaló al Papa una copia del libro de poesía en gallego ‘Follas Novas’, escrito por Rosalía de Castro y una estola fabricada con material reciclado y bordada por religiosas de las Carmelitas Descalzas de un convento de Alcalá de Henares (Madrid). Por su parte, el Papa Francisco le entregó un rosario, varios libros y copias de sus principales textos magisteriales, como hace habitualmente cuando recibe a los mandatarios.

Según han informado fuentes del hemiciclo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tenía constancia desde hace días de esta visita al Pontífice. De hecho, el Ejecutivo ha trasladado «plena normalidad» en cuanto a la visita de Yolanda Díaz aunque sea el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, quien tiene entre sus competencias realizar estos viajes. No obstante, Díaz no es la única mandataria del Gobierno de España que ha sido recibida por el Papa y la propia Nadia Calviño se encargó de recordar que ella misma ha visitado al Pontífice en dos ocasiones.