domingo, 16 enero 2022 22:48

Medidas para evitar contagiarse de ómicron esta Navidad

La variante ómicron, que hace pocos días era residual, ya es la protagonista en todo el mundo y camino de ser la dominante. En España ha provocado una sexta ola disparada en cuanto a casos, si bien no en presión hospitalaria. Las buenas noticias es que parece menos dañina, aunque mucho más infecciosa. También la vacunación masiva que hay en España hace que la mayoría de la población vaya a pasar el covid asintomática o sin apenas síntomas.

Sin embargo, la alarma ha cundido en el Gobierno y reunió a todas las Comunidades Autónomas en la Conferencia de Presidentes para instaurar de nuevo el uso obligatorio de las mascarillas en exteriores. Pero horas más tarde, ante las críticas luego se reculó y Pedro Sánchez matizó las excepciones en que no era necesaria: hacer deporte, estar en el campo o en la playa, estar solo, con tu grupo conviviente o bien a metro y medio de un no conviviente.

Aún así, y más aún o que quizá debido al absurdo de llevar la mascarilla en exteriores cuando muchos expertos indican que no sirve para nada porque el riesgo de contagio es mínimo, y en cambio quitárnosla en interiores, que es donde nos contagiamos, ómicron se está expandiendo exponencialmente y no hay casi nadie que no tenga a alguien cercano contagiado.

Sánchez ómicron

LAS MISMAS MEDIDAS UN AÑO MÁS DEBIDO A ÓMICRON

Por eso, ante las inminentes reuniones familiares en cenas y comidas navideñas, es hora de recordar las medidas eficaces para evitar el contagio de ómicron, o al menos minimizar al máximo el riesgo. Conviene recordar también que nos contagiamos por aerosoles y gotículas que expulsamos al hablar o toser.

Repasemos pues las medidas habituales para prevenir el contagio: usar la mascarilla salvo para comer, abrir las ventanas cruzadas para general corriente de aire, hablar poco y voz baja porque cantar o gritar durante largo tiempo. Y es que si a esto último añadimos que no haya ventilación, multiplica hasta por cincuenta la emisión de aerosoles y gotículas y por tanto aumenta el riesgo de contagio.

Hay datos también muy significativos para saber la importancia de la prevención, y más frente a una cepa tan contagiosa como ómicron: durante 4 horas sin mascarilla un enfermo puede contagiar a todos en una reunión; incluso con la mascarilla puesta, contagia a la mayoría; si en lugar de 4 horas se reduce a 2, todos con mascarilla y con ventilación, como mucho se contagiaría a una persona.