domingo, 16 enero 2022 23:56

Los diputados del Congreso se van de vacaciones todo enero a pesar del descontrol del Covid

Enero es un mes fantástico para sus señorías, lo es por que no trabajan. En plena explosión de contagios por la sexta ola, con el contexto del precio de la luz disparado y con un reparto de fondos europeos por hacer, el Congreso decide afrontar la cuesta de enero yéndose de vacaciones como ya es tradición. Al contrario que para el resto de españoles, los representantes del pueblo tienen todo el mes de enero para disfrutar de sus vacaciones que se suman al mes de julio y agosto en los que el Congreso de los Diputados también permanece cerrado a no ser que se convoque actividad extraordinaria. No obstante, que no cunda el pánico, las nóminas de sus señorías no se van de «vacaciones» posibilitando así que los diputados sigan cobrando sus remuneraciones a pesar de no existir actividad parlamentaria alguna.

las nóminas de sus señorías no se van de «vacaciones»

Con reformas sin aprobar, leyes pendientes y récord diarios de contagios por coronavirus, el Congreso de los Diputados ha decidido cerrar durante todo enero. Según el artículo 61 del reglamento de la Cámara Baja, el Congreso se reunirá anualmente en dos períodos ordinarios de sesiones, de septiembre a diciembre y de febrero a junio. Como si de escolares se tratará, los parlamentarios solo trabajan en dichos periodos a no ser que se convoquen sesiones extraordinarias a petición del Gobierno, de la Diputación Permanente o de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso. Para ello, la Presidencia del Congreso, actualmente ocupada por Meritxell Batet, convocará la sesión extraordinaria si así se le pide. No obstante, por el momento, no se ha convocado ninguna actividad parlamentaria de este tipo.

El Gobierno ha decidido echar el cierre a pesar de tener la casa sin barrer. La inflación, la pandemia o el precio de la electricidad no han sido razones de peso para que el Ejecutivo de Pedro Sánchez convoque alguna sesión plenaria extraordinaria con el objetivo de legislar estos problemas que afectan a los españoles. Enero es inhábil para los políticos nacionales y el descontrol de una pandemia mundial no iba a cambiar nada.

Tras cerrar el año con la aprobación de los presupuestos, los parlamentarios han decidido que es tiempo de descansar y no volverán a la Cámara hasta principios de febrero. Con tal concentración de vacaciones, algunos diputados ya han optado por viajar al Caribe u otros destinos y así desconectar de su atareada labor legislativa. El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha decidido pasar las Navidades fuera de Madrid y se ha trasladado al lujoso Palacio de las Marismillas ubicado en el Parque Nacional de Doñana y que es propiedad de Patrimonio del Estado.

Pero enero no es el único mes en el que los representantes de la soberanía nacional disfrutan de periodos de descanso. Según establece la Constitución Española, enero, junio y julio son meses inhábiles en el hemiciclo a los que hay que sumarle 30 días de vacaciones más doce festivos de Semana Santa Navidad. Por supuesto no hay actividad parlamentaria durante el fin de semana y tampoco los lunes y viernes, salvo cuestiones puntuales. Haciendo el recuento de todos estos días en los que no hay actividad parlamentaria, los diputados librarían más de la mitad del año. Todo un récord mientras mantienen sus generosas nóminas intactas a pesar de estar de vacaciones.

EL PP PIDE QUE SE ABRA EL CONGRESO

Ante el descontrol de la pandemia ocasionada por el coronavirus y el resto de asuntos por legislar, el grupo parlamentario del Partido Popular ha pedido que el Congreso de los Diputados permanezca abierto a pesar de ser enero un mes tradicionalmente inhábil. Cabe destacar que el año pasado, PSOE y Podemos habilitaron el Congreso en enero para presionar al PP con el CGPJ y la ‘Kitchen’, sin embargo, ahora, no consideran que sea necesario abrir.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez a través de su cuenta de Twitter que se abra la Cámara durante este mes. «España no está para que el Gobierno se vaya de vacaciones», arrancó a través de un tuit en el que pide «tomar medidas contra la inflación y el precio de la luz, controlar el caos de la 6ª ola Covid y el reparto a dedo de los fondos UE, que solo se ha ejecutado el 5% de 2.4000 millones de euros».

Esta petición ha sido respaldada por el resto del grupo ‘Popular’ que a través de su portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, ha incidido en que el Parlamento tiene que permanecer «abierto». Sin embargo, el Gobierno de España no ha acogido la petición de la oposición y ha decidido que los diputados comiencen el 2022 de la mejor forma posible: de vacaciones.