miércoles, 26 enero 2022 18:42

Álvaro Gutiérrez, la esperanza de PSOE manchego mientras Page visita los bares de los pueblos

Los socialistas manchegos tienen un importante activo en sus filas y no, no es Emiliano García-Page. Se trata de Álvaro Gutiérrez Prieto y desde 2015 preside la diputación provincial de Toledo. Gutiérrez es uno de los hombres de confianza de García-Page y fuentes del PSOE de Castilla-La Mancha apuntan a que Álvaro será el sucesor del presidente manchego. «Mientras Emiliano García-Page se dedica a ir cada día a visitar varios pueblos para hacerse con el voto rural, Álvaro lleva el mando en Toledo» explican estas mismas fuentes que también aseguran que al presidente manchego le gusta visitar los establecimientos hosteleros en cada población que visita.

Al margen de la popularidad acaparada en el seno del Partido Socialista por Álvaro Gutierrez, García-Page mantiene un importante tirón entre la población rural de avanzada edad. El gran secreto de Emiliano García-Page es que ha conseguido hacerse con el voto rural, una facción electoral muy importante en un territorio formado, en su mayoría, por pequeños núcleos poblacionales como es Castilla La-Mancha. Cabe destacar que en las cinco provincias manchegas hay 919 localidades concentrando así en la región el 11,3 % de todos los municipios de España. Más de la mitad de estas poblaciones tienen menos de 500 habitantes y solo 36 municipios superan los 10.000 residentes, es por ello que se puede afirmar que La-Mancha es un territorio formado por pequeños pueblos. 

Además, la pirámide poblacional de la Comunidad Autónoma refleja que se está produciendo un progresivo envejecimiento de la población castellanomanchega, mitigado en parte por la inmigración a las grandes ciudades. La cercanía de la provincia de Toledo con Madrid ha hecho que miles de jóvenes manchegos se trasladen hasta la capital para emprender una nueva vida profesional con más oportunidades. Este éxodo juvenil ha sido identificado por las instituciones manchegas que prefieren optar por contentar a la población que se queda de mayor edad en vez de ofrecer posibilidades de desarrollo profesional a los jóvenes en la región. Para llevar a cabo tal cometido, la agenda política del presidente de Castilla La-Mancha, Emiliano García-Page consiste en visitar a diario varias de estas poblaciones donde es recibido con gran acogida por la población más mayor.

No obstante esta popularidad acaparada entre la población rural anciana, García-Page es visto fuera de los confines de Castilla La-Mancha como un presidente que a menudo da polémicas declaraciones. Ya al inicio de la pandemia, Emiliano se negó a cerrar los colegios y dijo que las presiones que había para clausurar los centros educativos aludían a que «algunos docentes quería irse de vacaciones 15 días». Unos días más tarde de estas declaraciones acabó echando el cierre a la enseñanza presencial. Pero esta metedura de pata no es un caso aislado y es que ante el avance de la pandemia, el presidente manchego echó la culpa a los madrileños de los malos datos epidemiológicos de su región e identificó a la capital como «una bomba vírica». Estas palabras hicieron que su Ejecutivo tuviera un enfrentamiento con el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso que le hizo entrar en razón y explicarle que el coronavirus no distingue entre comunidades autónomas.

EL PRESIDENTE QUE ARRASA EN TOLEDO

Aunque Emiliano García-Page sea el socialista manchego que más titulares acapara, dentro del PSOE de Castilla La-Mancha hay un político que empieza a destacar. Se trata de Álvaro Gutiérrez y arrasó en las elecciones de 2019 obteniendo 15 concejales y catapultando así al PSOE a presidir la capital de Castilla La-Mancha. No obstante, Álvaro Gutierrez ya ocupaba la presidencia de Toledo desde 2015 cuando consiguió arrebatarle el mando en las urnas al presidente ‘Popular’, Arturo García-Tizón.

A parte de su cargo como presidente de la diputación, Álvaro Gutiérrez también ostenta la alcaldía de Escalona, un pequeño pueblo de la comarca de Torrijos en el que el socialista es muy querido. Gutiérrez es alcalde de esta localidad desde 2007, es decir, lleva más de una década en la institución municipal. Es por ello, que fuentes cercanas a Gutiérrez aseguran que conoce a la perfección las realidades y las necesidades rurales que se dan en Castilla La-Mancha.

Además, Álvaro cuenta con una activa militancia en el Partido Socialista al que lleva ligado desde el siglo pasado. Y es que hasta su propio linaje esta ligado al PSOE ya que su hermano, Sergio Gutiérrez Prieto, es diputado de las Cortes Generales, lideró a las juventudes socialistas y representó a España en el Parlamento Europeo.

muchas de las miradas ya están puestas en Álvaro Gutiérrez para el relevo

Todos estos aspectos han hecho que el alcalde de Escalona sea uno de los hombres de confianza de Emiliano García-Page que, aunque ha asegurado que se presentará a la reelección, muchas de las miradas ya están puestas en Álvaro Gutiérrez para el relevo. Mientras García-Page va a visitar los pueblos podría ser que Gutiérrez Prieto esté ganándole terreno por la tangente. El futuro dirá.