jueves, 26 mayo 2022 20:38

Mireia Borrás amadrina a Coco, el senador ‘influencer’ de Vox

Vox tiene una nueva estrella entre sus filas. Se trata de Jacobo González-Robatto y gracias a sus modelitos inspirados en Peaky Blinders durante campaña electoral de Castilla y León ha saltado a la fama. Más conocido como Coco por su entorno, el que ahora ocupa un cargo como senador por Vox mantiene lazos muy estrechos con la primera plana del partido. Especialmente con Mireia Borrás con quien comparte una estrecha relación personal que le ha abierto las puertas de par en par para acercarse a los altos cargos del partido. Asimismo, Coco mantiene un sólido vínculo con el presidente de la formación, Santiago Abascal, que ve en el senador uno de sus hombres en los que poder confiar. Con estos lazos, desde el senado y tras la popularidad acaparada durante la campaña, todo parece apuntar a que Coco tiene una excelente proyección dentro del partido.

Jacobo González-Robatto Perote llegó al Senado de España al inicio de la legislatura. Desde entonces es el senador que lleva la voz cantante del partido de Abascal en la Cámara Alta de las Cortes Generales. Sin embargo, Jacobo no ha querido ser un senador más y rápidamente ha querido hacerse con el foco mediático. Tal cometido le ha llevado hasta las tierras castellanoelonesas donde ha participado en sendos actos de campaña a pesar de no pertenecer a la división autonómica en Castilla y León del partido. No obstante, el senador ha cumplido su cometido y ha protagonizado la fotografía más viral de la campaña. A la izquierda del candidato a la presidencia por Vox en las Cortes de Castilla y León, Juan García Gallardo, y acompañado por el líder del partido, Santiago Abascal, Coco aparece en una instantánea cuyos outfits han suscitado numerosos comentarios en las redes sociales. Y es que Coco, tiene experiencia en el mundo de las redes ya que contrajo matrimonio con la famosa influencer, Rocío Osorno, y da lecciones de historia a través de su cuenta de Instagram.

Al margen de este faceta como creador de contenido capaz de viralizar hasta momentos de la campaña electoral, Coco es uno de los activos de Vox mejor relacionado dentro del partido. Fuentes internas de Vox consultadas por MONCLOA.com destacan la gran amistad que el senador mantiene con Mireia Borrás con quien comparte citas de trabajo y momentos de ocio en el plano personal. Ambos, tienen aficiones comunes como las motos, la naturaleza o el deporte por lo que compartir ratos juntos ya es habitual.

Pero Mireia no es la única compañera con la que Coco tiene una estrecha relación dentro del partido. González-Robatto también comparte su tiempo con otros miembros de Vox. Entre ellos destaca la relación con Macarena Olona, la diputada que más suena como posible candidata de Vox para presidir la Junta de Andalucía, precisamente la Comunidad Autónoma donde nace la carrera política de Coco. De hecho, volviendo a sacar a relucir su faceta influencer, Jacobo ha compartido una foto con Olona que ha titulado: ¡Qué jefa tengo! Deshaciéndose en elogios hacia sus compañeras, Coco trata de hacerse un hueco en el partido.

LOS ARISTOGATOS MANDAN EN VOX

Pero si de alguien quiere llamar la atención Jacobo González-Robatto es el del propio Iván Espinosa de los Monteros, el verdadero coordinador dentro de Vox. Fuentes internas de Vox aseguran que Espinosa de los Monteros es quién tiene la última palabra en cualquier decisión, por lo que si Coco desea prosperar en la formación tendrá que contar con el beneplácito del Aristogato por excelencia.

Fuentes internas de Vox aseguran que Espinosa de los Monteros es quién tiene la última palabra en cualquier decisión

De hecho, la decisión de desterrar a la propia Olona a Andalucía y la de enterrar mediáticamente a Borrás viene del propio Iván Espinosa de los Monteros. Según fuentes del partido consultadas por MONCLOA.com, a la dirección de Vox tampoco le gustaba como Mireia Borrás acaparaba el foco mediático por lo que ha sido desplazada en numerosos actos públicos para evitar opacar a otros líderes del partido. No obstante, de cara a la galería, los dirigentes de Vox tratan de dar una imagen de unidad en torno a Santiago Abacal que no es más que el «parapeto» de Espinosa de los Monteros.