Por qué tu nariz y orejas no dejan de crecer año a año

Es una de esas preguntas que te sueles hacer dentro de las miles de curiosidades que tiene el cuerpo humano. Son dudas que nos fascinan, porque forman parte de nosotros mismos. Una de las más virales y famosas son por qué nos crecen sin parar la nariz y las orejas, para muchos un problema estético inevitable que lentamente va ganando camino. Pues vamos a ver todos los detalles. Como ves, eso de que a los 21 años dejamos de crecer no es del todo cierto ¿o si?, al margen de las uñas y el pelo, donde por cierto, no siguen creciendo como dicen tras la muerte.

¿ES LO ÚNICO QUE CRECE CONTINUAMENTE, SI ES QUE LO HACE?

Por qué nos crecen las orejas a medida que nos hacemos mayores?

Lo cierto es que sería un si, junto con el pelo y las uñas. Son los cuatro elementos que no paran de crecer en nuestro cuerpo, aparentemente. Los dos primeros son visibles y crecen tan rápido en comparación, que debemos de cortárnoslo habitualmente. En el caso de la nariz y las orejas no se puede, pero lógicamente su crecimiento durante nuestra vida parece muy lento, si bien a partir de cierta edad te vas dando cuenta de la diferencia respecto a fotos de hace años. Nos deprime porque es uno de los rasgos comunes de la vejez.