sábado, 26 noviembre 2022 13:38

Exteriores manda a Laya a 1.200 km para que «no moleste» con el caso Ghali

Arancha González Laya por fin vuelve al trabajo. La que fuera ministra de Exteriores del Gobierno de España fue desplazada del Ejecutivo el pasado julio y tras unos meses sin ejercer por fin ha encontrado destino. Arancha González Laya será decana del Instituto de Estudios Políticos de París, conocido en francés como Science Po, una de las universidades más prestigiosas en materia de política internacional. La jurista, que un día fue ministra del Gobierno de España, ha llegado a la cúpula de esta institución francesa por la que han pasado grandes figuras políticas europeas. Así, el ministerio de Exteriores se deshace de Laya que ya viaja al país vecino donde comenzará su nueva aventura laboral el próximo marzo.

Aceptando un generoso sueldo, Laya emprende una nueva aventura profesional dentro de Science Po. De hecho ha llegado hasta cambiar su encabezado de Twitter con la imagen corporativa de su nueva empresa. Y es que la exjefa de la diplomacia española ha sido fichada por este selecto centro universitario por el que pasa la cantera académica de buena parte de la clase dirigente política francesa y que es también un lugar de especialización de politólogos de toda Europa.

Arancha González Laya sucederá en el puesto del decanato al exministro libanés y exenviado especial de la ONU para Libia Ghassan Salamé y al exprimer ministro italiano Enrico Letta. Radicados en París, ambos políticos han ejercido como decanos en el Instituto de Estudios Políticos de París durante años. Sin embargo, a partir de principios de marzo, González Laya tomará posesión del cargo.

El hombre encargado de nombrar a la exministra como decana ha sido el propio presidente del Instituto de Estudios Políticos de París, Mathias Vicherat. El francés que fue feje de gabinete del Ayuntamiento de París ha visto en Laya un activo importante para llevar a la institución francesa a otro nivel. «Estoy muy contento de dar la bienvenida a Arancha González Laya, cuya rica experiencia política a nivel nacional, europeo e internacional nos permitirá dar un nuevo paso en el desarrollo del PSIA», ha asegurado Vicherat en sus redes sociales. A la bienvenida del presidente también se han sumado otros mandatarios europeos que han deseado suerte a la exministra en su nueva aventura profesional.

Por su parte, Arancha González Laya, ha usado las redes sociales para asegurar que se siente “muy honrada” de unirse a Sciences Po para “trabajar por un mundo más sostenible y pacífico”. “Después de una larga carrera en negocios internacionales, he decidido dedicar mi energía y mi pasión a preparar a los líderes del mañana”, ha explicado la que un día fuera líder del departamento ministerial de Exteriores.

MARRUECOS ACABÓ CON LA CARRERA DE LAYA

Poco más de un año después de llegar al cargo, Arancha González Laya, tuvo que dejar sus responsabilidades en el Ejecutivo al tensar las relaciones con Marruecos. La entrada del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, no le sentó bien a los mandatarios marroquíes que vieron en esta acogida una ofensa para las relaciones internacionales entre ambos países. Laya defendió que la entrada de Ghali por motivos humanitarios ya que tuvo que ser atendido en un hospital de Logroño al contagiarse por coronavirus, sin embargo, estos motivos no convencieron a Rabat que decidió abrir la puerta a la inmigración ilegal en la frontera de Ceuta.

Este suceso le costó el puesto a González Laya. Marruecos es uno de los socios estratégicos de España. Además, las relaciones entre ambos deben ser fructíferas para poder así controlar las fronteras de las ciudades autónomas españolas Ceuta y Melilla que están ubicadas en continente africano. Precisamente lo ocurrido con el líder del Frente Polisario el pasado 16 de abril de 2021 tensó estas relaciones y hubo una importante crisis migratoria en la ciudad de Ceuta. Ante tal hecho, Pedro Sánchez no tuvo más remedio que prescindir de los servicios de Laya en la remodelación del Consejo de Ministros que acometió el pasado julio. La ministra se quedó sin ministerio.

La ministra se quedó sin ministerio

Ahora, la entrada de Brahim Ghali en España se investiga en los Juzgados. El juez Rafael Lasala, del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, ha decidido llamar a la exministra para declarar en calidad de imputada por la entrada en España del líder del Frente Polisario que desencadenó la tensión entre ambos países. No obstante la investigación judicial, Laya ha conseguido encontrar su destino en París donde alejada del ministerio formará como decana a los alumnos que pasen por esta prestigiosa institución.