sábado, 28 mayo 2022 00:37

La rabia canina se expande en Melilla mientras la consejera de salud se pelea con los veterinarios

La rabia canina entra en Melilla ante la pasividad de la consejera de Salud Pública y Bienestar Animal, Francisca García Maeso. Veterinarios de la Ciudad Autónoma han alertado de una presencia significativa de casos de rabia en algunos animales. Con el objetivo de cumplir con la normativa sanitaria, los veterinarios se han puesto manos a la obra para contener el brote. Sin embargo, tienen un importante obstáculo: la consejera de Salud Pública y Bienestar Animal.

Según un informe de tres veterinarios melillenses al que ha tenido acceso MONCLOA.com, Francisca García Maeso está entorpeciendo el trabajo de estos profesionales que velan por la salud de los animales. «La consejera de Salud Pública y Bienestar Animal nos está continuamente entorpeciendo y dilatando en el tiempo nuestro trabajo, menospreciándonos, amenazándonos veladamente y poniendo en entredicho nuestra honradez personal y capacidad profesional, redundando todo ello en un riesgo para nuestra salud y, lo que es peor, para la Salud Pública», denuncian los veterinarios que creen que la consejera socialista ha hecho caso omiso a sus alertas sobre la rabia canina. Pero los veterinarios van más allá y aseguran que Francisca les intenta anular en las reuniones evitando pedirles sus informes e incluso no llamándoles para asistir a los encuentros.

Francisca García Maeso y Gloria Rojas (PSOE)

Ahora, la consejería de García Maeso se enfrenta al grave problema de la rabia canina. Lo está haciendo sin contar con las aportaciones de este grupo de veterinarios que llevan más de 30 años trabajando como funcionarios. Incluso, han llegado a tener un encontronazo con la consejera socialista. Según relatan los veterinarios, la titular de Salud Pública apareció en los despachos de estos profesionales gritando y demando por qué habían acudido a capturar a un perro sospechoso de tener el virus de la rabia.

Cabe destacar que en los últimos meses se están sucediendo un número elevado de casos de rabia. Tras casi dos años sin ningún caso de rabia debido al cierre de fronteras, en octubre de 2021 se identificó un animal con rabia canina. Este virus ataca al sistema nervioso central de los animales y podría ser propagado con facilidad a otros animales asilvestrados. Además, la rabia podría llegar hasta los humanos por lo que en Motril y Granada ya se han tomado medidas restrictivas en cuanto al paso de animales.

En el caso del paso fronterizo melillense también esta habiendo restricciones en la entrada de animales procedentes de Marruecos. Sin embargo, a veces se encuentran con problemas ya que hasta los propios miembros del Gobierno tratan de pasar animales por la frontera como ocurrió para la fiesta del cordero en la que el expresidente de la Ciudad Autónoma, Mustafa Aberchán y tres consejeros de la Asamblea de Melilla, Hassan Mohatar, Rachid Bussián y Ahmed Mohamed trataron de introducir 11 borregos a territorio español a pesar de las contraindicaciones de las autoridades. La Fiscalía ha denunciado estos hechos y les piden a los cuatro un año de prisión e inhabilitación.

Al control de las especies animales que entran a España también se suma la tarea de vigilar a los animales vagabundos y asilvestrados que yacen por las calles de Melilla. Con el objetivo de controlar a estos animales y dotarles de controles sanitarios, los veterinarios piden al Gobierno melillense que incremente el personal y los medios del servicio de recogida de animales adscrito a la Policía Local de Melilla. Sin embargo, la consejera no considera que haya que fomentar este servicio a pesar de que la rabia canina ya esté en varios animales de la Ciudad Autónoma.

EL COLEGIO DE VETERINARIOS PIDE SU CESE

La Asociación Española de Veterinarios Municipales se ha hecho eco de la alarma que han dado los veterinarios melillenses. La rabia canina no es ninguna broma y en la Ciudad Autónoma de Melilla ya se han producido siete casos diagnosticados y confirmados por el Instituto Carlos III en tan solo seis meses. «Cifras inauditas para esta enfermedad en un espacio de tiempo tan corto», explica el colegio de veterinarios a nivel nacional en un escrito remitido a MONCLOA.com

en Melilla ya se han producido siete casos en solo seis meses

Y es que a la plataforma les preocupa como se está gestionando la expansión de esta enfermedad. «Tenemos estupor por la situación y por las actuaciones llevadas a cabo por la consejera de Sanidad en relación con la gestión de esta gravísima situación de Salud Pública», exponen los veterinarios. «Según nuestras informaciones se están produciendo gravísimas irregularidades en la gestión de esta crisis sanitaria. Irregularidades de todo tipo, por inacción, por suplantación, por incumplimiento de la legislación vigente a sabiendas, por decisiones contrarias a lo marcado en el Plan de contingencia contra la rabia, y lo mas grave, la
obstrucción a los veterinarios oficiales de la ciudad de Melilla, únicos funcionarios
autorizados para tomar decisiones en relación con esta crisis, por motivos estrictamente
competenciales», aseguran desde la Asociación Española de Veterinarios Municipales. Por todos estos motivos, desde el colegio de veterinarios a nivel nacional piden el cese de la consejera Francisca García Maeso.