lunes, 4 julio 2022 14:10

Almeida vuelve a engañar a Villacís

La vicealcaldesa de Madrid vuelve a quedar como un cero a la izquierda, mientras el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se sitúa en el centro de la polémica. Esta vez, el Consistorio está bajo la investigación de la Fiscalía Anticorrupción por las supuestas comisiones millonarias concedidas a dos empresarios por la compra de mascarillas durante la pandemia.

Villacís no era consciente de esta supuesta trama

Y es que, de nuevo, la vicealcaldesa de la capital se ha encontrado con la noticia en los medios y una dura presión de la oposición para provocar el cisma en el gobierno municipal para presentar la moción de censura. “Villacís no era consciente de esta supuesta trama”, han asegurado fuentes municipales a MONCLOA.com. Sin embargo, este nuevo caso de presunta corrupción sólo acaba de empezar. “Hay más tela que cortar”, han insistido fuentes conocedoras del mismo a este medio. Y es que, personas cercanas al alcalde de Madrid “van a quedar tocadas” una vez se destape todo.

Por otro lado, a Villacís se le está ocultando toda información al respecto y tan sólo conoce lo publicado por la prensa. Eldiario.es informa sobre una comisión de seis millones de euros para la compra de material sanitario durante los momentos más duros de la pandemia y poco después de decretarse el estado de alarma.

VILLACÍS SE ENTERA AÑOS DESPUÉS DEL PAGO DE PRESUNTAS COMISIONES

Entre los empresarios investigados se encuentra Luis Medina Abascal, hijo del duque de Feria y de Naty Abascal, que se habría embolsado un millón, mientras que el otro emprendedor sería Alberto Luceño Cerón, que habría cobrado los otros cinco millones. Anticorrupción trata de dilucidar cómo consiguieron el encargo del Consistorio y cómo se produjeron los primeros contactos. Los contratos concedidos por el Ayuntamiento alcanzaron los once millones de euros.

Medina Abascal habría sido el intermediario entre la empresa y el Consistorio para traer el material sanitario desde Asia. Según la investigación, habría realizado varias llamadas telefónicas para hablarle de Luceño Cerón, un amigo suyo, especializado en importar material. Así consta en una declaración testifical ante el fiscal hace más de un año.

villacís

En todos estos meses, Villacís no sabía absolutamente nada del polémico asunto, pero ha dado orden de no decir absolutamente nada ante los medios a la espera del pronunciamiento del resto de partidos de la oposición y del resultado de las investigaciones. De esta forma, Villacís continúa como un pato mareado entre dos paredes. La vicealcaldesa desconoce qué se cuece en el seno del Consistorio porque no cuenta para el PP más que para votar a favor de las medidas de Almeida. Del resto, no se le da traslado de los temas que podrían afectar a la coalición municipal.

UNA COALICIÓN REPLETA DE SILENCIOS VOLUNTARIOS

No es la primera vez que se ve en esta situación. El último desencuentro en el seno del Gobierno municipal se produjo el pasado mes de febrero a cuenta de la investigación abierta del PP a los contratos de la Comunidad de Madrid. De nuevo, Villacís se enteraba por la prensa y con posteridad tuvo una reunión con Almeida. De nuevo, Villacís era ninguneada y asumía el papel de “cero a la izquierda”. El bochornoso espectáculo ‘popular’ acabó con la carrera política de Ángel Carromero y las dimisiones de Pablo Casado y Teodoro García Egea, así como de otros diputados.

La concejal ‘naranja’ era una mera espectadora pese a que Almeida conocía absolutamente todos los entresijos. Tan sólo respondió cuando Villacís estalló ante las cámaras y micrófonos. Sin embargo, el PP de Madrid no se ha dado por aludido a tenor de no contarle absolutamente nada de lo que ocurría en la Fiscalía Anticorrupción ni de las declaraciones producidas durante más de un año.

VILLACÍS NO QUIERE DAR UN PASO EN FALSO

Villacís, por otro lado, parece no querer enterarse tampoco de lo que ocurre a su alrededor dada la confianza depositada en el PP. “Espera a que le digan las cosas antes que hacer caso a fuentes extraoficiales“, han afirmado fuentes municipales.

“Estas investigaciones sobre la supuesta investigación de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo contra Ayuso se llevan produciendo dos meses y no nos hemos enterado“, afirmó la edil ‘naranja’ cuando estalló el caso del hermano de Ayuso. Y es que, en esta empresa municipal hay sentados consejeros de Ciudadanos y ostenta la vicepresidencia. Extraña que no supieran dónde iba a parar el dinero o los encargos realizados. Villacís en aquel momento se mostró a favor de investigarlo y llegar al final de la cuestión mediante una comisión de investigación.

Sin embargo, estas comisiones no suelen llegar a buen puerto y lo único que hacen es marear aún más la perdiz, con conclusiones inexactas sobre asuntos judicializados. No obstante, ronda ahora, con la presunta comisión irregular a estos dos empresarios la idea de una moción de censura.

VILLACÍS, ENTRE LA ALCALDÍA Y EL PSOE

Esta maniobra acabó con la fortaleza de Ciudadanos en Murcia, la Comunidad de Madrid, Cataluña y Castilla y León. Por este motivo, Villacís anda con pies de plomo y no quiere arriesgarse a dar un mal paso. “Antes tiene que amarrar los votos de Recupera Madrid, PSOE y al menos ocho de Más Madrid“, han afirmado fuentes municipales a este medio.

Los tres ediles de la escisión de Más Madrid esperan al sí de Ciudadanos para “sacar a Almeida del PP”, según apuntan las fuentes consultadas. Los del PSOE son más complicados de conseguir a tenor de la guerra interna que tienen encima de la mesa.

Y es que, hay tres frentes abiertos entre los socialistas y ninguno de ellos quiere dar el paso adelante para suscribir la moción y entregar la vara de mando a Villacís. Por otro lado, Más Madrid se vería forzada a dar su apoyo a la moción, pero en Ciudadanos no las tienen todas consigo. Las elecciones municipales están a tan sólo un año y nadie quiere quemar cartuchos antes de tiempo.