sábado, 21 mayo 2022 14:26

Dolors Montserrat se trabaja a Ayuso por si la directiva nacional de Feijoo la deja fuera

Los aduladores del Partido Popular empiezan a multiplicarse. La crisis interna del PP ha provocado un estado de nerviosismo entre muchos de los políticos de la formación que no saben que pasará con ellos tras la llegada del nuevo equipo a la sede de Génova. Por eso, muchos de los integrantes populares están seduciendo y agasajando en primera instancia al futuro presidente del PP, Alberto Núñez Feijoo. Sin embargo, algunos han decidido adular también a la líder madrileña por si la primera opción falla. Una estrategia que ya ha empezado a poner en marcha Dolor Montserrat. La eurodiputada popular se está trabajando a Isabel Díaz Ayuso por si la directiva nacional de Feijoo decide dejarla fuera de su proyecto de futuro. Así la diputada europea está haciendo todo lo que puede por ganarse el visto bueno de Ayuso. Montserrat ha puesto en marcha un plan para sobrevivir en el partido ya sea a nivel nacional o regional.

La guerra interna entre Génova y la Comunidad de Madrid ha provocado cambios entre las filas del partido. La batalla popular ha dado lugar a un cambio de capitán en la dirección de la formación, pero también en distintos niveles. Feijoo ya está trabajando en el que quiere que sea su equipo, en la cúpula central hará cambios, pero también en otras esferas del partido. Los políticos que se encuentran en el punto de mira son los que apoyaron a Casado en la batalla, los denominados ‘casadistas’. Y Dolors Montserrat pertenecía al núcleo cercano del líder del grupo popular, una cercanía que ahora la sitúa en una posición complicada y está tratando de revertirla a toda costa. Montserrat está destinando toda su energía a tratar de demostrar que pertenece al ‘team Feijoo’. Pero, por si esto falla ha puesto en marcha también un plan B.

La cuenta de Twitter de la eurodiputada estaba copada de mensajes tanto de Pablo Casado como de Teodoro García Egea, el exsecretario del PP. Nada más darse a conocer espionaje de Génova a la líder regional, en el que grupo popular utilizó presuntamente a la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), un organismo que depende del Ayuntamiento para llevar a cabo dichas indagaciones, Montserrat compartió un texto a favor de Casado. En que escribía: «Me afilié a un partido fuerte para hacer frente al nacionalismo y a la izquierda. Fui ministra de un Gobierno unido que hizo frente a una grave crisis económica. Y como portavoz en Europa del PP, liderado por Pablo Casado, trabajamos por España como una piña. Unidad, siempre».

Así, dejó pasar los días sin meterse en la guerra entre Casado y Ayuso. Después de que Casado compareciera para dar por terminada su etapa en la formación popular, Monserrat no dudó en escribir un nuevo mensaje en su cuenta de Twitter. Pero esta vez para demostrar su apoyo a Feijoo, la persona a la que todos apuntaban como próximo líder del PP. Así, la eurodiputada asegurada que era un «paso valiente y decisivo para el futuro de un PP fuerte y unido». Respecto a Feijoo, afirmaba que es «la imagen de la experiencia y el rigor. Su gestión y éxitos electorales le avalan para tomar las riendas de nuestro partido. Un hombre de principios y con las ideas claras».

A partir de ese momento, su cuenta en la red social del pajarito se llenó de mensajes a favor del presidente gallego, dado que todas las apuestas le apuntaban a él como el nuevo líder del grupo popular. Montserrat daba por hecho que sería él quien dirigiría el partido y por eso está tratando de seducirle para que le hagan un hueco en el nuevo equipo. Está desesperada por ganarse el visto bueno de Feijoo y de su entorno y no duda en compartir sus declaraciones, sus mensajes y todo lo que tenga que ver con él. Sin embargo, no las tiene todas consigo, no está del todo segura que el gallego vaya a contar con ella y ya ha puesto en marcha otra estrategia por si su primera opción falla.

moNTserrat se está trabajando a ayuso por si feijoo la deja fuera

La diputada europea ya está trabajándose a Isabel Díaz Ayuso por si la directiva nacional del PP la deja fuera. Está tratando de seducir a la líder de la Comunidad de Madrid por si Génova le cierra las puertas. Quiere tener una opción B en la región madrileña, dado que no está del todo segura con que en el ámbito nacional vayan a hacerle un hueco. Por eso, ahora está tratando de intercalar mensajes dirigidos a Feijoo con los que van para Ayuso. El último que ha compartido es a favor de la presidenta regional y su visita al Parlamento Europeo, en el que ha escrito que «la gestión de la pandemia, los logros económicos y el crecimiento de la Comunidad de Madrid son conocidos y admirados en toda la UE».

El apoyo a Pablo Casado y Teodoro García Egea ya le ha costado el puesto a más de uno y Monserrat no está dispuesta a renunciar a un cargo en la formación. Le da igual donde sea, ella solo quiere seguir luciendo las siglas del Partido Popular, quiere seguir formando parte de las filas populares y está haciendo esfuerzos para conseguirlo. En primera instancia apuesta por el ámbito nacional, pero por si este plan falla ya se está trabajado a Ayuso.