lunes, 5 diciembre 2022 09:58

María Gámez mantiene las plantillas de la Guardia Civil con el mínimo de agentes

La Guardia Civil cuenta con plantillas insuficientes para hacer frente a los servicios. Los agentes que forman parte del instituto armado están saturados, hasta arriba de trabajo y todo porque las plantillas no cuentan con personal suficiente para desempeñar sus funciones. Esta situación ha llevado incluso a la Directora General de la Guardia Civil, María Gámez, a pedir a los agentes que renuncien a sus descansos con tal de que haya operativos para realizar los servicios. Así, el director Adjunto Operativo (DAO), Pablo Salas, ha afirmado que es necesario revertir lo más rápidamente posible el déficit de efectivos incrementando el número de agentes que hay en cada unidad. Además, ha asegurado que la Guardia Civil no puede acostumbrarse a estar «siempre bajo mínimos». De esta forma, Salas reclama a Gámez que refuerce las plantillas del cuerpo policial, ya que no hay personal suficiente para desempeñar los servicios. Y es que, considera esta cuestión una prioridad dentro del instituto armado.

En una entrevista publicada en la revista oficial de la Asociación de Unión de Oficiales de la Guardia Civil Profesional, Salas ha reivindicado un aumento del personal de las plantillas en las diferentes unidades. El DAO de dicho instituto armado ha explicado que el cambio más inmediato que requiere la institución consiste en revertir lo más rápido posible el déficit de efectivos, e incrementar el nivel de cobertura de las Unidades. También reclama que se mejoren los medios materiales con los que cuentan los agentes. En este sentido, ha destacado que la Guardia Civil no puede acostumbrarse a estar siempre bajo mínimos, ya que al final este problema repercute directamente en la prestación servicio. Una cuestión que afecta directamente a los agentes, dado que se ven obligados a realizar el mismo trabajo pero con menos personal.

La guardia civil necesita incrementar el personal de las unidades

En este sentido, ha resaltado que el personal es lo más «valioso» e «importante» de toda la organización. Por ello, ha asegurado que también le gustaría contar con todas las capacidades para armonizar las mejores condiciones de trabajo y conciliación con una prestación de servicio de máxima calidad. Salas ha instado a una revisión y actualización respecto al despliegue del Cuerpo que debe entenderse como un proceso permanente, donde se tengan en cuenta todas las unidades y especialidades. Así como los entornos, las responsabilidades y actividades a desarrollar.

La Dirección General de la Guardia Civil sabe que tienen un problema de plantilla, ya que no hay suficiente personal para cubrir los servicios. Una cuestión que tiene unas víctimas principalmente, los agentes, que son los que sufren las consecuencias de la falta de efectivos. Tal es el problema de operativos que existe en la Guardia Civil, la Dirección General debe un total de 234.465 días de descanso a los agentes, ya que no hay personal para cubrir dichos descansos. Por este motivo, ha reclamando que los guardias civiles que renuncien a los descansos acumulados. Eso sí, les ha dado la opción a que lo hagan de forma total o parcial. Un mensaje que ha sido denunciado por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y que lleva circulando desde mediados del mes de marzo.

El problema de la falta de personal es una cuestión de la que María Gámez está al tanto y, supuestamente, pretendía ponerle solución. Y es que, la directora general de la Guardia Civil sabía que les debían muchos días de descanso a los agentes y sabía que no era posible facilitarles que disfrutaran de este derecho, dado que no había efectivos suficientes para llevar a cabo los servicios mientras los otros guardias civiles estaban en sus días de descanso. Sin embargo, Gámez se comprometió a que ningún agente del cuerpo policial perdiera ninguno de los días de descanso que le correspondieran.

Guardia Civil

Una situación que no ha cumplido ya que ha puesto en marcha una estrategia para que los agentes no disfruten de estos días. Desde la Dirección General quieren que sean ellos, la tropa, los que renuncien de forma «voluntaria» a dichos descansos. Así, en vez de solucionar este problema aumentando el número de trabajadores, ellos pretenden paliar el problema con una estrategia muy distinta. Quieren que sea la tropa la que asuma esta cuestión, que cubran las carencias de guardias eliminando sus descansos. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) aseguró que no existe ninguna justificación ni argumentación para que los guardias civiles sigan siendo tratados como «policías de segunda», sin derechos y con las «peores condiciones sociolaborales».

Los agentes de la guardia civil insisten en que lo importante es establecer un horario de trabajo que tenga las mismas horas de servicio que cualquier otro cuerpo policial y garantizar el derecho al descanso efectivo. Sin embargo, para que esto sea posible es necesario reforzar el personal e incrementar los efectivos que forman las plantillas. Salas ha incidido en que revertir esta situación, que debe ser una prioridad en las lista de cambios que llevar a cabo en el instituto armado, ya que los principales afectados con este asunto son los agentes que deben cubrir la falta de efectivos que hay en las unidades.