martes, 24 mayo 2022 22:58

Miércoles por la tarde o jueves por la mañana: qué es mejor para evitar atascos

Esta Semana Santa se caracteriza por una deseada vuelta a la casi normalidad. Aunque algunas medidas de control siguen vigentes, sobre todo en viajes internacionales, ya no hay restricciones de movilidad. La relajación en lo que se refiere a la percepción del riesgo por la pandemia se está dejando sentir, y los espacios de ocio se llenan, a la vez que los españoles hacen las maletas para desplazarse a lo largo del país en busca de unos merecidos días de descanso. Los viajes en coche son lo más habitual en estas fechas, como también lo son los temidos y odiados atascos.

NUEVA NORMALIDAD EN SEMANA SANTA

Estos días de fiesta son los más complicados del año a nivel de tráfico, porque millones de personas optan por desplazarse al mismo tiempo en un periodo corto de tiempo. Este año, se parecerá a una Semana Santa de antes de la pandemia, a pesar de que la inflación ha encarecido los precios de los combustibles, la energía, y por consiguiente, los alimentos. Aun así, según las previsiones de la Dirección General de Tráfico (DGT), se producirán 14,6 millones de desplazamientos de largo recorrido durante la semana. Una cifra bastante similar a la de 2019, tan solo un 2,10% mayor.