martes, 29 noviembre 2022 01:08

Israel Arroyo deja en manos del matrimonio «más odiado» la gestión de la Seguridad Social

Las dependencias de la Seguridad Social están patas arriba. Un matrimonio ha llegado a los puestos directivos de este organismo dependiente del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España. El binomio sentimental está compuesto por el Tesorero General de la Seguridad Social, Andrés Harto Martínez, y la Directora Provincial del INSS de Madrid, Carmen López Hidalgo. Fuentes internas aseguran que ambos han sido colocados en sus cargos por orden del Secretario de Estado de la Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo Martínez, con quién mantienen una excelente relación personal. Pero su gestión no está siendo un camino de rosas ya que estas mismas fuentes afean la gestión del matrimonio al frente de la Seguridad Social.

«Están quemando al personal. Son gestores pésimos», explica un trabajador de la Seguridad Social que trabaja para este matrimonio que ha conseguido acaparar un impresionante poder dentro de los organismos de la Seguridad Social. Y es que los empleados aseguran que ambos entorpecen el trabajo diario al estar en contra de los avances informáticos y rechazar la digitalización plena de dicha administración. «Son todo piedras en el camino», lamenta uno de los trabajadores de Andrés Harto.

«Están quemando al personal. Son gestores pésimos»

En el departamento de Carmen López Hidalgo ocurre una historia similar. Según un informe reciente del sindicato UGT, la Dirección Provincial del INSS de Madrid aparece en los últimos puestos en cuanto a términos de reputación. Y es que los trabajadores de este departamento afean la gestión de sus directores los cuales prestan escasa ayuda a los funcionarios que prestan sus servicios a esta administración.

Y es que los trabajadores de este organismo se preguntan como este matrimonio ha conseguido acaparar tanto poder dentro de la Seguridad Social. Dudando de su valía profesional, se preguntan cómo es posible que tales gestores hayan llegado a un puesto de tal responsabilidad, y es que a veces el «amiguismo» político es más importante que el currículum previo o la capacidad de gestionar.

ISAREL, EL ARTÍFICE DE LO LEJOS QUE HA LLEGADO EL MATRIMONIO

El responsable de colocar a Andrés Harto Martínez y Carmen López Hidalgo al frente de sus puestos es nada más y nada menos que el Secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones. Se trata de Israel Arroyo Martínez y llegó a lo más alto del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones por su cercanía con José Luis Escrivá. Según fuentes internas, él es el artífice de colocar al matrimonio más criticado del ministerio al frente de las direcciones generales de la Seguridad Social.

Israel Arroyo Martínez tiene entre sus competencias la dirección y tutela de las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social. Sobre él recae el impulso y la dirección de la ordenación jurídica del sistema de la Seguridad Social y de las pensiones, así como la planificación y el análisis económico y financiero del sistema de la Seguridad Social y de las pensiones. Además, desde la secretaría que lidera Israel se coordinan los recursos financieros y las entidades colaboradoras de la Seguridad Social.

Para desempeñar tal cargo, Israel Arroyo Martínez es funcionario del Cuerpo Superior de Actuarios, Estadísticos y Economistas de la Seguridad Social. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y en Sociología por la Universidad Complutense cuenta un Diploma de Estudios Avanzados en Economía Pública. Gracias a esta formación, el madrileño lleva más de una década en las dependencias de la Seguridad Social.

Asimismo, Israel ha sido Subdirector General de Endeudamiento en la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Este organismo independiente de control fiscal se encarga de garantizar la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera de España. Con tan solo siete años de historia, este organismo se ha perfilado como una de las oficinas claves para establecer líneas estratégicas en cuanto a la planificación económica estatal.

airef Moncloa

Cabe destacar que el propio ministro José Luis Escrivá fue presidente de este organismo en el que Israel ostentaba uno de los cargos más importantes. Según fuentes internas, el ministro Escrivá se decantó por poner al frente de la secretaría ministerial a Israel por su perfil técnico de funcionario capaz de gestionar un organismo de suma importancia para el Estado como la Seguridad Social. Así pues, con un equipo conformado por el matrimonio más odiado del ministerio, Israel pretende llevar a cabo ambiciosos objetivos como reformar el sistema de pensiones.