jueves, 7 julio 2022 06:39

Una entidad ”externa” pinchó con Pegasus los móviles de Sánchez y Robles días antes de la concesión de los indultos

Giro en el caso Pegasus. El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha anunciado que el teléfono del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Ministra de Defensa, Margarita Robles, han sido infectados con el software Pegasus. De este modo, no solo los líderes independentistas habrían sido espiados, también lo han sido miembros del Ejecutivo. Según ha explicado la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, y el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, el asunto ya está en manos de la Justicia.

La liebre sobre el espionaje a Pedro Sánchez y Margarita Robles se ha levantado tras dos informes técnicos del Centro Criptológico Nacional en los que se detallan los hechos. De ellos, se deduce que se han producido dos intrusiones en el teléfono móvil del presidente del Gobierno en mayo de 2021 y una intervención en el móvil de la ministra de Defensa en junio de 2021. Tal y como ha anunciado Félix Bolaños, no existen pruebas de ninguna intrusión posterior a estas fechas y los datos fueron conocidos en el día de ayer.

Según han explicado Félix Bolaños e Isabel Rodríguez, los piratas extrajeron del teléfono del presidente del Gobierno una importante cantidad de información: 2,6 gigas en la primera intrusión y 130 megabites en la segunda. Por su parte, del móvil de la ministra extrajeron 9 megas de información, una cantidad más pequeña respecto a la robada del terminal del presidente. El Gobierno no sabe aún cuál es la información extraída y su grado de sensibilidad, pero en ambos casos se trata de teléfonos institucionales, no privados.

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha informado que se tratan de “intrusiones consumadas” en las que se ha producido una “extracción de un determinado volumen de datos de los terminales”. Rodríguez ha calificado las intervenciones de “ilícitas” y “externas”. “Cuando decimos intrusiones externas, queremos decir que son ajenas a los organismos estatales y no cuentan con autorización judicial de ningún organismo oficial. Por eso las calificamos de ilícitas y externas. Por ahora no hemos terminado la verificación de los terminales del conjunto del Gobierno”, ha explicado el ministro. De este modo, mediante la Abogacía del Estado, se ha decidido poner el asunto en manos de la Justicia para que traten de esclarecer los hechos en cuanto al espionaje. Además, el estudio aún no ha concluido y se están analizando los teléfonos móviles de todos los miembros del Ejecutivo.

ISABEL Rodríguez ha calificado las intervenciones de “ilícitas” y “externas”.

Ante tal panorama, el Gobierno de España ha decidido tomar cartas en el asunto en cuanto a la utilización de este sistema informático capaz de entrar en los teléfonos móviles de particulares. La ciberseguridad es una de las asignaturas pendientes del Ejecutivo y con sucesos como el de Pegasus queda latente las escasa infraestructura contra hackeos que tiene el Gobierno. De este modo, Félix Bolaños ha incidido en la necesidad de luchar contra las amenazas cibernéticas. “Reforcemos los sistemas de seguridad. Vamos a poner a disposición todo el conocimiento y capacidades del Gobierno central a disposición de Gobiernos y Parlamentos autonómicos”, ha zanjado el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños.

El software Pegasus permite acceder al contenido de los teléfonos móviles. Este software israelita desarrollado por la empresa NSO permite obtener contraseñas, acceder a la información de las aplicaciones móviles y cifrar los mensajes que recibe el terminal. Especialmente sensible a iPhone, este software se usa de forma muy habitual en los Centros de Inteligencia nacionales. Eso sí, su uso tiene que estar autorizado por un juez y teóricamente solo tienen acceso a él Estados soberanos.

El anuncio sobre el espionaje hacia el presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, y la titular de Defensa, Margarita Robles, llegas tras el escándalo del espionaje a 30 líderes independentistas. Miembros de ERC y el propio presidente del a Generalitat, Pere Aragonés, denunciaron la semana pasada que sus teléfonos móviles habían sufrido una serie de hackeos por parte de herramientas como Pegasus cuyo uso está exclusivamente reservado para los Gobiernos soberanos. La salida a la luz de este suceso dinamitó las relaciones entre el Ejecutivo catalán y el Gobierno central. Aragonés anunció que “restringía al mínimo” sus relaciones con el Gobierno de España. Sin embargo, ahora la sombra del espionaje se desvía ya que según dice el Ejecutivo nacional también Pedro Sánchez y Margarita Robles han sufrido estos ataques por parte de Pegasus. ¿Quién está detrás de los espionajes? Esta es la gran incógnita que parece ser que se resolverá en los Juzgados.