jueves, 19 mayo 2022 13:15

Javier Maroto se resigna a su puesto como senador y repetirá el «escándalo» de Sotosalbos

Javier Maroto ha visto sus sueños truncados. Tras la salida de Pablo Casado del Partido Popular, Maroto estaba haciendo grandes esfuerzos por ganarse un puesto en el Congreso de los Diputados. Desde que el anterior líder del PP llegó a la presidencia no había pisado la Cámara Baja, sin embargo, con un Casado fuera de juego, el Congreso se volvió sumamente atractivo para Javier Maroto y un escenario perfecto para trabajar en sus pretensiones de conseguir un puesto de relevancia. Aunque parece ser que sus aspiraciones han quedado solo en eso, ya que parece ser que el nuevo presidente del PP, Alberto Núñez Feijoo, ha decidido renovarle como senador. De esta forma, el político seguirá contando con un asiento en la Cámara Alta, parece ser que sus sueños han sido truncados y que el escándalo de Sotosalbos volverá a repetirse. Lo que no está tan claro es si seguirá siendo el portavoz del grupo popular en el Senado.

Sotosalbos está de enhorabuena y es que su político «favorito» parece ser que continuará representando este pueblo de Segovia. Y es que, el hasta ahora presidente del grupo popular hizo grandes esfuerzos por empadronar a Maroto en un pueblo perdido de Segovia para convertirle en senador. Además, el líder del PP armó todo el aparato de partido de tal forma que el portavoz pudiera entrar en las listas. Si ya en su momento esto supuso todo un escándalo, parece ser que se volverá a repetir, ya que el político continuará siendo miembro de la Cámara Alta.

El Partido Popular ha anunciado que propondrá a Javier Maroto como senador autonómico, aunque no será el único. El otro popular que se incorporará como senador autonómico es Vidal Galicia. Ambos será nombrados a mediados de mayo, exactamente el próximo día 10, lo que no se sabe es quién será el portavoz del grupo popular en la Cámara Alta. Hasta ahora, era Maroto, pero todo a punto a que a partir de ahora será otra persona la que ostente este cargo.

Maroto se resigna a mantener su puesto de senador

Las aspiraciones del que fuera alcalde de Vitoria han ido decreciendo. Si al principio soñaba con dar el salto al Congreso de los Diputados, en las últimas semanas solo pensaba en tratar de contentar a Feijoo para conseguir mantener su puesto dentro de las filas de los populares. Con la crisis del PP, Maroto vio la oportunidad de perfecta para tratar de entrar en la Cámara Alta e hizo todo lo posible para conseguirlo. Pablo Casado fue nombrado presidente del Partido Popular hace cuatro años, en julio de 2018.

Desde entonces, Maroto no había acudido al Congreso de los Diputados «ni una vez», no era un lugar que le interesara lo más mínimo, tal y como aseguran fuentes del Congreso a MONCLOA.com. Sin embargo, con Casado con un pie fuera de la formación, vio la ocasión perfecta para dar un vuelco a su carrera. El político popular pretendía que el nuevo presidente le diera un cargo en el Parlamento, al que no dejó de acudir y dejarse ver para comenzar a tantear el terreno. Sin embargo, los días fueron pasando, Feijoo fue nombrado nuevo líder de los populares y el nombramiento no llegaba. Así, Maroto empezó a entrar en un estado de nerviosismo, ya que parecía que ni siquiera conseguiría mantener su puesto como senador y mucho menos como portavoz del PP en la Cámara Alta.

Sin embargo, parece ser que Feijoo se ha compadecido de este político y le renovará como político del Senado. Una decisión que puede no imporle demasiado a Maroto ya que le permitirá disfrutar de lo que más le gusta y «entregarse al ocio nocturno» y a «la vida desenfrenada». Y es que, desde que se vio sin proyección política, la vida en el Senado perdió interés para el diputado; por eso opta por pasar desapercibido, que ni se note que está allí, durante las comidas con otros compañeros, solo se limita a ocupar una silla, a hacer como si no existiera, porque habla lo justo para ni se note que está allí, llegando casi a mimetizarse con el entorno. Eso sí, con su sueldo como miembro del PP con el que se financia su desenfrenada vida, con el que se paga su gran pasión: la fiesta y, en verano, los barcos. Un salario que parece que mantendrá y podrá seguir disfrutando de lo que a él realmente le gusta.

Quien probablemente no está tan contento con esta decisión es su jefe de Gabinete, Rafael Laza Gil. El desapego del político por su jornada laboral ha provocado que tenga muy poco trabajo con la comunicación del senador vitoriano. Y es que, a Javier Maroto le da pereza la actividad del Senado y sus laborales como portavoz del Partido Popular en la Cámara Alta. Por este motivo, Laza se buscó un segundo empleo con el que completar su aburrida jornada en el Senado. Pero, para su desgracia, Feijoo ha decidido dejar a Maroto en la Cámara Alta, así que este jefe de Gabinete probablemente seguirá manteniendo su segundo trabajo con el que cubrir su jornada laboral. Y es que, si por el senador fuera la actividad de Laza sería sumamente baja.