viernes, 27 mayo 2022 07:58

María Gámez se harta del tricornio y se gasta más de 100.000 euros en su nuevo gorrito

La Guardia Civil dice adiós al tricornio. Parece ser que María Gámez, la directora General de la Guardia Civil, se ha cansado de que los agentes del instituto armado luzcan el mítico tricornio y ha decidido que a partir de ahora sea otro tipo de gorro lo que porten los guardias civiles cuando vistan el uniforme durante el desempeño de sus funciones. Sin embargo, lo que destaca de este cambio es que se trata de una prenda que no está regulada en ninguna normativa. A pesar de esto, la Jefatura Superior de Asuntos Económicos ha decidido invertir un total de 107.251,38 euros para comprar 5.065 gorros. Una inversión que ha sido criticada por la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), ya que se trata de una uniformidad que, a día de hoy, ni está regulada ni hay previsión de que se vaya a regular. Desde la asociación han denunciado que es «injustificable» que se destine esta cantidad a la compra de gorros y han exigido a Gámez que dé explicaciones.

A partir de ahora, los especialistas del Servicio de Fiscal y Fronteras de la Guardia Civil contarán con una nueva prenda. Este departamento deberá utilizar un gorrito cuando se vistan de uniforme durante el desempeño de sus funciones. Para ello, la Junta Permanente de Uniformidad realizó una reunión en septiembre del año pasado en la que aprobaron la utilización de estos gorritos en las especialidades de Fiscal y Fronteras. Sin embargo, según ha explicado la AUGC, en el proyecto de Orden Ministerial en el que se aprueban los cambios en la vestimenta de la Guardia Civil no hay referencia alguna sobre la nueva prenda.

gÁMEZ SE GASTA MÁS DE 100.000 EUROS EN GORROS NO REGULADOS

Es decir, la Jefatura Superior de Asuntos Económicos pretende comprar de unos gorros que no están regulados ni en el proyecto de Orden que recoge todas las prendas del Instituto Armado, además, a día de hoy, tampoco hay nada previsto para su regulación. Así, sin establecer nada legalmente, desde dicho departamento se preparó y publicitó el anuncio de compra. La AUGC ha afirmado que este gasto de dinero público podría conllevar consecuencias legales, ya que existe la pretensión de emplearlo en algo que no está regulado legalmente. Además, la prenda excluye de la Memoria del Análisis de Impacto Normativo de la Guardia Civil. Por este motivo, no entienden que se invierta esa cantidad de dinero en una prenda no regulada.

Esta no es la única irregularidad que han observado desde la asociación respecto a la licitación. Y es que, la AUGC ha reclamado a la Dirección General de la Guardia Civil que explique como es posible que tan solo un día después de anunciarse la licitación, una tienda especializada en gorras y complementos y fabricante oficial de algunas prendas para la Guardia Civil ya disponía de esta nueva prenda en su página web. Una cuestión que ha sorprendido a la asociación, quienes no saben como es posible que en tampoco tiempo dispusieran de este gorro si no había nada establecido pública ni oficialmente.

Desde la AUGC consideran que la creación y el coste de estos gorros suponen un gasto «innecesario» e «injustificado» cuando hay necesidad de cascos o chalecos antibalas, entre otras cosas. Además, la Dirección General de la Guardia Civil ni siquiera incluyó a las asociaciones en esta cuestión, ya que, según AUGC, sabían que no sería respaldada por estas. Ahora, este gorrito debería ser incluido en la Orden Ministerial de Uniformidad y someterlo a debate.

Por otra parte, la asociación cree que la Dirección General de la Guardia Civil debe aclarar por qué ha decidido invertir este dinero en una prenda que no está regulada. Además, consideran que María Gámez tiene que esclarecer si ha sido ella misma quien ha tomado la decisión y estaba al tanto de todo o, por el contrario, es una decisión desconocida y tomada por otra Autoridad. Es «injustificable» que no se destinen esos 107.251,38 euros en material que garantice la seguridad y la salud de los Guardias Civiles. Y es que, mientras Gámez ha invertido en una prenda que no aparece en ninguna normativa, las plantillas tienen escasez de uniformes.

GÁMEZ OBLIGA A LOS GUARDIAS CIVILES A BUSCARSE LA VIDA POR LA FALTA DE UNIFORMES

Los uniformes están muy cotizados dentro de la Guardia Civil. Los agentes del cuerpo policial se están viendo obligados a reciclar ropa de otros departamentos, gastada o pequeña porque desde la Dirección General de la Guardia Civil no les dan fondos con los que adquirir ropa de trabajo. Un problema que no han dudado en denunciar en la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) a través de un comunicado difundido en su página web, quienes consideran que deben dotarles de la indumentaria adecuada para realizar el servicio. Y es que, Pedro Carmona, portavoz de AUGC, ha asegurado a MONCLOA.com que se trata de un problema generalizado en todos los departamentos. Además, ha puesto el foco en la Directora General de la Guardia Civil, María Gámez, sobre quien ha afirmado que está obligando a los agentes a «buscarse la vida» para conseguir ropa de trabajo con la que realizar los servicios.