martes, 16 agosto 2022 00:31

Los militares llevan al presidente tránsfuga de Melilla a los tribunales

Los militares han interpuesto un recurso en los tribunales contra el proceso selectivo por el que se convocan 15 plazas de bombero-conductor en la Ciudad Autónoma de Melilla. La Asociación de la Tropa y Marinería Española (ATME) denuncia que no se ha respetado el cupo de reserva del 15% de las plazas para sus tropas. De este modo, el presidente de Melilla, Eduardo de Castro, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, no han respetado el convenio en el que se estipulaba esta reserva de plazas para los militares. El presidente tránsfuga, que dejó Ciudadanos para obtener la presidencia de Melilla como independiente, no ha cumplido su promesa.

Margarita Robles (PSOE) y Eduardo de Castro

En el Convenio suscrito por la Ciudad Autónoma de Melilla y Defensa, se obligaba a reservar en cada convocatoria de acceso a la categoría de Policía de la Policía Local de Melilla un 15% de las plazas para aspirantes procedentes de Tropa y Marinería que hubieran cumplido cinco o más años de servicio en las Fuerzas Armadas. En el marco de la oferta pública de empleo, estaba estipulada otra reserva del 15% de las plazas en cada convocatoria de acceso a cuerpos, escalas, plazas de funcionario y puestos de carácter laboral de Melilla. Sin embargo, estos cupos no se han respetado en la oferta de empleo público publicada en el Boletín Oficial de Melilla durante el mes de abril.

La convocatoria se trata de 15 plazas de bombero-conductor del servicio de prevención, extinción de incendios y salvamento, encuadradas en la escala de administración especial, subescala de servicios especiales, pertenecientes al grupo C1 de la plantilla de funcionarios de la Ciudad Autónoma de Melilla. En ella se debía reservar el cupo del 15% para los militares, sin embargo, este porcentaje destinado a los militares de tropa y marinería ni siquiera era mencionado.

No obstante, tanto de Castro como Robles se comprometieron a dejar reservado este porcentaje para los militares. “Este convenio, que va mucho más allá del propio contenido, recoge lo que para nosotros es una fijación y una exigencia y una necesidad: trabajar porque estos hombres y mujeres puedan tener una salida profesional digna, conforme a su preparación”, explicó Robles. Por su parte, Eduardo de Castro recalcó que era “torpe y ridículo desperdiciar” los valores y las capacidades de estas personas que “vienen con un plus y una valía extra”. Sin embargo, a pesar de estas bonitas palabras, ni la titular de Defensa, ni el presidente de Melilla han cumplido su promesa.

Eduardo de Castro recalcó que era “torpe y ridículo desperdiciar” los valores y las capacidades de estas personas 

Es por ello que el servicio jurídico de ATME ha procedido a interponer un recurso de Alzada contra el proceso selectivo. A través del despacho Moya Notario Abogados, los miembros de Asociación de la Tropa y Marinería Española han interpuesto un recurso de carácter administrativo a través del cual se busca que un órgano administrativo revise un acto dictado por otro órgano dependiente jerárquicamente de él. El objetivo de los militares es que se declare nulo de pleno derecho no haberse respetado la reserva del 15% de las plazas ofertadas a militares profesionales de la escala de tropa y marinería con cinco años o más de servicios prestados en las Fuerzas Armadas. A pesar de que el pasado 6 de septiembre de 2021, la ministra de Defensa, Margarita Robles, y el presidente de la ciudad Autónoma de Melilla, Eduardo de Castro, firmaban este convenio para reforzar la empleabilidad del personal militar con compromiso temporal (hasta los 45 años) con los militares.

YA OCURRIÓ EN LA CONVOCATORIA DE PLAZAS DE POLICÍA LOCAL EN MADRID

No es la primera vez que no se respeta la reserva de plazas a militares en las ofertas de empleo público. Ya en Madrid, el trabajo de 112 policías municipales madrileños peligra por un error en las bases de la oposición de 2019. En dicha convocatoria, el Ayuntamiento de Madrid debía reservar un 20% de plazas para los militares, tal y como estaba estipulado en el convenio firmado por la corporación anterior. Sin embargo, tal porcentaje no se hizo efectivo y los militares perdieron sus plazas reservadas que fueron ocupadas por 112 policías municipales cuyo trabajo peligra ya que este asunto ha sido llevado a los tribunales.

La Asociación de la Tropa y Marinería Española decidió llevar al consistorio madrileño a los tribunales. Lo hizo ya que el Ayuntamiento de Madrid no cumplió con la reserva de plazas en su policía local a la que se había comprometido a través de la firma de una Adenda con Defensa en 2014. La sentencia fue favorable a la Asociación en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Sin embargo, la no reserva de plazas se vuelve a repetir en Melilla. “Lamentablemente, la apatía del Ministerio de Defensa para obligar al cumplimiento de los convenios y acuerdos que firma y tanto publicita no es nueva“, deploran desde ATME.