sábado, 2 julio 2022 07:03

El vicepresidente de Vox en Burgos dimite tras ser cazado en terreno vedado disparando a un corzo

El malestar entre los cazadores de Burgos se ha disparado. Vox es uno de los partidos políticos que más apuestan y defienden la actividad cinegética. Tanto es así que incluso presentaron una proposición no de ley para que la caza fuera declarada Bien de Interés Cultural. Para el partido de extrema derecha, dirigido por Santiago Abascal, la caza es una actividad “responsable” y “sostenible”. Sin embargo, parece ser que no todos los miembros de este grupo político opinan igual. Se trata de José María Santaolalla, el hasta ahora vicepresidente de Vox en Burgos. Este político se ha colado en un terreno vedado para cazar presuntamente a un corzo. Esta acción le ha salido muy cara, ya que ha sido sancionado por agentes medioambientales y se ha visto obligado a presentar su dimisión. Todo ello a pesar de que Santaolalla no ha dejado de negar los hechos. Lo que está claro es que esta situación no beneficia, sino más bien perjudica al colectivo que ellos tanto defienden, la caza.

Los hechos se produjeron el pasado 30 de abril, cuando José María Santaolalla decidió salir a cazar. Además, el político de Vox tenía claro que lo que quería era matar animales y le daba igual el terreno en el que estuvieran. Es decir, le daba igual tener que practicar la caza furtiva con tal de conseguir acertar en el blanco. De esta forma, invadió un terreno vedado con tal mala suerte que fue pillado con las manos en la masa por el personal del Servicio Territorial de Medioambiente. Estos agentes medioambientales solicitaron la documentación que autorizaba a Santaolalla a cazar en dicho terreno vedado. Sin embargo, ni él ni su acompañante contaban con el permiso correspondiente para llevar a cabo prácticas cinegéticas en ese cercano. Así, los trabajadores medioambientales emitieron una sanción tanto al político del partido de extrema derecha como a la persona que le acompañaba.

Ante esta situación, el vicepresidente de Vox en Burgos no ha tenido más remedio que presentar su dimisión ante la dirección del partido. Y es que, ha defendido que no participó en los hechos pero ha decidido, para no dañar a la formación política a la que pertenece, apartarse de los cargos que ostentaba hasta que se aclaren. Lo que está claro es que los hechos le han salido caros al político del partido de extrema derecha, quien ha sido sancionado y ha tenido que abandonar la formación.

Además, sorprende también que haya decidido llevar a cabo esta actuación ya que este político ha acudido a diversos actos y concentraciones por la defensa, entre otras cosas, de la actividad cinegética. La última a la que asistió fue la manifestación llevada a cabo en la capital española, en Madrid, en defensa del mundo rural. A través de su cuenta de Twitter no dudó en plasmar diversas fotografías de la concentración junto a varios compañeros de partido, como el líder de la formación, Santiago Abascal, o el eurodiputado, Jorge Buxadé. A estas imágenes le acompañaba la frase “la caza es vida”.

A pesar de que el defienda que la caza es vida, aunque no para los animales, lleva a cabo una actividad que contribuyen a perjudicar la situación de este colectivo, la caza furtiva. Una cuestión que no ha dudado en recriminarle Cristina Ayala, política del Partido Popular en Burgos, quien ha asegurado a través de un mensaje compartido en cuenta de Twitter que con acciones como las de Santaolalla “no se ayuda a que la caza se vea como una actividad necesaria y sostenible, como efectivamente es”.

Lo cierto es que desde el partido de extrema derecha que dirige Santiago Abascal no han dudado en defender está actividad con iniciativas como presentar una proposiciones no de ley para convertir la actividad cinegética en un Bien de Interés Cultural. Además, se trata de un colectivo que en muchos puntos de España representa una gran parte de los votos de la formación. Abascal considera que tiene un nicho importante de votos entre los cazadores. De hecho, las lecturas internas de Vox dejan claro que los cazadores y el defender esta práctica les reporta bastantes votos en los municipios. Y es que, están comprometidos con esta práctica a nivel ideológico y porque entienden que pueden pescar este nicho de voto que consideran relativamente abandonado.

Abascal en más de una ocasión no ha dudado en compartir en su cuenta en la red social del pajarito diversos mensajes en favor de los cazadores. Así, no dudaron en acudir en manada a la manifestación del pasado marzo en favor del mundo rural y en apoyo a los cazadores. La defensa de Abascal por este colectivo viene de lejos y en 2019 escribió en su cuenta en la red social del pajarito: “En VOX apoyamos la caza por razones económicas, medioambientales y para defender el mundo rural. Ya está bien de que soberbios urbanitas le digan a la gente del campo cómo tienen que vivir. La paralización de la caza en Castilla y León es un despropósito”. Sin embargo, las actuaciones llevadas a cabo por Santaolalla podrían comprometer de cierta forma la relación con los cazadores, con sus votantes.