sábado, 2 julio 2022 02:21

Irene Montero sigue regando a manguerazos los postgrado de género

A Irene Montero le encantan los postgrados de género. Desde que llegó a su cargo, la ministra de Igualdad no ha dejado promocionar los estudios de género, introduciéndolos a toda costa en las aulas universitarias y aprobando elevadas partidas con las que financiarlos y subvencionarlos. Máster, postgrados, cursos, talleres son algunas de las modalidades de actividades formativas en materia de género por las que Montero no duda en apostar. Así, tanto ella como los miembros de su departamento, en particular los del Instituto de las Mujeres no dudan en emitir diversas partidas, en muchos casos millonarias, para poder llevar a cabo estos cursos. Ahora, Montero ha decido seguir ampliado este abanico de opciones lectivas en materia de género e invertir 600.000 en subvenciones públicas para la realización de Postgrados de Estudios Feministas y de Género y Actividades del ámbito universitario relacionadas con la Igualdad. De esta forma, la titular de Igualdad continúa regando a manguerazos los postgrados de género.

Este miércoles ha aparecido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la nueva inversión que ha aprobado el Ministerio de Igualdad, capitaneado por Irene Montero. Se trata de una subvención para llevar a cabo postgrados de estudios feministas y de género y actividades del ámbito universitario relacionadas con la Igualdad durante el año 2022. Además, será el Instituto de la Mujer, dirigido por María Antonia Morillas, el departamento encargado de gestionar los 600.000 euros que se destinarán a estos cursos.

irene montero destina 600.000 a estudios universitarios de género

Esta partida estará fraccionada en dos y será distribuida con 200.000 euros destinados a la financiación de los estudios universitarios de postgrado. Mientras que los 400.000 restantes irán dirigidos a las actividades de ámbito universitario para la igualdad. En el caso de que en alguno de los casos no se llegara a gastar este dinero, la cantidad restante podrá ser traspasada a la otra partida. El caso es que todo el dinero se utilice no vaya a ser que Montero no pueda seguir realizando este tipo de cursos que tanto le gustan.

El principal objetivo de esta subvención es realizar estudios universitarios de postgrado sobre género dirigidos a la obtención del título de máster oficial, títulos propios, doctorado, así como actividades del ámbito universitario relacionadas con la igualdad. Respecto a las actividades universitarias deberán versar sobre unas áreas temáticas determinadas, que son la democratización feminista, participación política y jurisprudencia para la igualdad; las mujeres, trabajo, y participación económica para la igualdad; mujeres e igualdad desde una perspectiva interseccional; derechos humanos de las mujeres en el proceso de globalización y cooperación internacional para la igualdad; y mujeres y crisis ecológica.

Así como las mujeres, tecnología e igualdad de género en I+D+I; participación e igualdad en las cultura de la comunicación; salud integral de las mujeres y derechos sexuales y reproductivos; y educación en igualdad y coeducación. Es decir, un total de nueve temas todos ellos sobre género, igualdad y feminismo para que los estudiantes tengan donde elegir. La idea de Montero es que los estudios en materia de género cuenten con un gran abanico de opciones con las que llevar a todas las cuestiones que puedan afectar a esta temática.

A IRENE MONTERO LE ENCANTAN LOS CURSOS FEMINISTAS

Y es que, esta no es la primera vez que Montero decide subvencionar talleres feministas a través de elevadas partidas de dinero. Hace poco más de un mes la titular de Igualdad dio una subvención de tres millones de euros a la Fundación Secretariado Gitano para invertirlos en las víctimas de discriminación racial o étnica. La Fundación es una vieja conocida del departamento que dirige Irene Montero y, en especial, de Unidas Podemos. Esta institución ha recibido tanto ayudas como subvenciones o contratos emitidos por este departamento, pero también por la formación morada. Tanto Montero como Belarra han regado con fondos públicos al colectivo gitano desde sus departamentos. Las dos ministras moradas han financiado programas ministeriales dedicados a la cultura gitana y han otorgado subvenciones nominativas para mantener esta fundación que trata de proteger la igualdad de oportunidades de los miembros de la cultura gitana.

La ministra también se gastó 200.000 euros públicos en un programa llamado “Talentia 360.Mujeres Directivas” que busca “la visibilización del talento femenino e incrementar el número de mujeres en los puestos de toma de decisiones, tanto del sector empresarial, como de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en concreto, de la Policía Nacional y la Guardia Civil”. La idea de Montero es que haya más mujeres directivas y con capacidad de decisión. Concretamente, a través de la Fundación Escuela de Organización Industrial (EOI), la ministra ha llevado a cabo dos programas: uno dirigido al sector empresarial: “Programa de Desarrollo para Mujeres Directivas” y otro dirigido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Ambos buscan lo mismo y pretenden ampliar el abanico de directivas para que las mujeres se “empoderen” gracias a esta subvención.