sábado, 2 julio 2022 06:54

Una eurodiputada del PSOE usa la guerra de Ucrania para pegarse un viaje a Madagascar

Los eurodiputados socialistas tienen vía libre para dedicarse a lo que quieran. O eso es lo que parece fijándose en los movimientos y actividades que algunos de ellos llevan a cabo. Este es el caso de la eurodiputada Argentina, Mónica Silvana, quien sabe que su etapa en la Cámara Europea tiene los días contados, que tiene un pie fuera. Sin embargo, parece que la diputada tiene una nueva obsesión, Madagascar. En los últimos días, como ha podido comprobar MONCLOA.com, la política ha compartido diversas imágenes en las que puede observarse una especie de “programa” que lleva por título ‘Misión Madagascar’. Entre los puntos de este plan se encuentra un acuerdo sobre la pesca sostenible para llevarlo a cabo en este país. Esto es a lo que se dedica Mónica Silvana, la eurodiputada se ha pegado un viaje a Madagascar a costa de la invasión de Ucrania. Y es que, la diputada europea culpa a este hecho de la situación que viven los ciudadanos de Madagascar.

La eurodiputada latina ha decidido emprender una misión en, nada más y nada menos, que Madagascar. Un viaje que cuenta con todo un programa distribuido por días en los que aparecen todas las actividades a llevar a cabo durante su estancia en dicho país. Es decir, la eurodiputada se ha llenado la agenda con todos los actos que se van a producir. El viaje tenía una duración de tres días. El primero de ellos, el pasado lunes 23 de mayo, comenzó con una sesión con la Delegación de la UE en Madagascar sobre diseño y ejecución del instrumento de Vecindad, Desarrollo y Cooperación internacional, preparación para las catástrofes, respuesta humanitaria, minería, resistencia al cambio climático y acuerdo de Asociación para la pesca sostenible entre la UE y Madagascar. Es decir, la diputada del Parlamento Europeo, entre otras cosas, pretende llevar de excursión a pescar a los niños de Madagascar.

Una cuestión que no ha dudado en dejar plasmada en infinidad de imágenes que ha compartido y donde aparece Silvana junto a los menores de este país. Y es que, parece que quería dejar bien plasmado donde ha estado durante tres días, ya que cuenta con todo un reportaje fotográfico que no ha dudado en compartir a través de las distintas redes sociales, dando prueba de su viaje a Madagascar. También ha plasmado su cercanía con los niños de este país con quienes se ha volcado especialmente, o eso es lo que muestran las miles de fotos que ha compartido.

a MÓNICA SILVANA LE HA POSEÍDO EL “COMPLEJO DEL SALVADOR BLANCO”

Desde el Parlamento Europeo, han explicado que este viaje es para evaluar el impacto, las consecuencias y la respuesta del gobierno a la hambruna en la región sur de Grand Sud de Madagascar. Asimismo, evaluarán de manera más general el uso de la asistencia humanitaria y de desarrollo para apoyar la seguridad alimentaria y la resiliencia ante las crisis inducidas por el cambio climático y las devastadoras sequías. También dará seguimiento a una resolución adoptada en febrero de 2020 por el Parlamento Europeo sobre la situación del trabajo infantil en la minería de mica en Madagascar. Sin embargo, parece que Silvana ha encontrado al principal responsable de estos problemas, a quien culpar de esta situación y excusar su viaje, la invasión de Ucrania por parte de las tropas rusas dirigidas por Vladimir Putin.

A través de su cuenta de Twitter, la eurodiputada latina ha asegurado que durante su estancia en Madagascar fue testigo del “impacto negativo de la guerra en Ucrania en las personas que ya estaban en una crisis profunda y en las operaciones de ayuda humanitaria en todo el mundo”. Además, añadía que “la UE y los Estados miembros deben actuar con rapidez movilizando fondos adicionales para las crecientes necesidades”. Respecto a esta última petición, parece referirse a la Unión Europea como una entidad totalmente ajena a ella, cuando esta política es miembro del Parlamento Europeo y, por lo tanto, podría presionar para que se destinen partidas de dinero a este territorio.

Lo que está claro es que a Mónica Silvana le ha poseído “el complejo del salvador blanco”, es decir, la idea de que solo la ayuda occidental salvará a África de la miseria, o eso es lo que explican algunas asociaciones sobre este término y este tipo de imágenes. Y es que, la eurodiputada está decidida a hacer todo lo posible por paliar los problemas que sufre la población de Madagascar. O, por lo menos, dejar pruebas gráficas de la realidad de viven estas personas. Esto es a lo que se dedica esta política, a viajar a Madagascar, potenciando su complejo del salvador blanco mientras gana un elevado salario 107.944,68 euros anuales, es decir, alrededor de 9.000 euros al mes. Es decir, recibe una generosa retribución pública por ser miembro del Parlamento Europeo, mientras se dedica a viajar a Madagascar y llenar su redes sociales de imágenes junto a niños.

Eso sí, puede que el chollo se le acabe pronto, ya que la eurodiputada tiene los días contados en la Cámara europea. Y es que, Mónica Silvana es una política que no convence a muchos miembros del partido y que es prácticamente desconocida para el electorado. La eurodiputada argentina lleva desde el año 2019 ejerciendo su trabajo en este Parlamento, defendiendo las posturas, medidas e iniciativas socialistas. Sin embargo, parece ser que en el seno de Ferraz no convence a ninguno de los miembros de la cúpula. Todo apunta a que la situación de Silvana en Europa pende de un hilo.