miércoles, 6 julio 2022 05:46

A María Jesús Montero no le cuadran las cuentas y cesa a su subdirectora General de Presupuesto

Las cuentas parece que no cuadran en el departamento de Hacienda y Función Pública. La ministra, María Jesús Montero, está haciendo grandes esfuerzos por intentar encajar todos los gastos del Gobierno para que las cuentas salgan en positivo. Sin embargo, esto parece una tarea difícil, en la que está poniendo todo su empeño, pero sin éxito. Por eso, ha buscado responsables ante esta cuestión y ha encontrado a su “cabeza de turco”. Se trata de María Begoña de Hoyos Maroto, subdirectora General de Presupuestos y Gestión Financiera, un cargo que pertenece al Servicio de Gestión Económica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Es decir, la titular de Haciendo ha buscado un perfil al que hacer responsable y cargarle las culpas de su mala gestión y sus cálculos inexactos. Además, ya ha nombrado a su sustituto, José Luís Martínez Blanco, como nuevo responsable de la gestión de las cuentas. Lo que está claro es que a Montero se le atragantan los números y ha decidido echarlas las culpas a otra persona en vez de asumirlas ella misma.

Este lunes 30 de mayo ha aparecido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) los movimientos que se han llevado a cabo entre las filas del departamento que dirige María Jesús Montero. Y es que, esta ministra ha decidido prescindir de la subdirectora General de Presupuestos y Gestión Financiera, un cargo que pertenece al Servicio de Gestión Económica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Se trata de María Begoña de Hoyos Maroto, que llegó a este cargo en abril de 2018. Ahora, cuatro años más tarde parece ser que Montero ha decidido que su etapa en esta institución ha llegado a su fin y que es el momento de un cambio. De esta forma, ha decidido cesarla. A partir de ahora será otra persona la que asuma este cargo y todas las competencias que ello conlleva en materia de presupuesto y gestión financiera.

LAS CUENTAS NO CUADRAN EN EL MINISTERIO DE HACIENDA

El perfil que asumirá este puesto es José Luís Martínez Blanco. Su nombramiento como nuevo subdirector General de Presupuestos y Gestión Financiera también ha sido anunciado en el BOE que se ha publicado este lunes. Además, en la página web de la Agencia Tributaria no han tardado en efectuar este cambio y ya aparece este movimiento modificado. Este nuevo alto cargo de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria será el nuevo responsable de hacer cuadrar las cuentas para los que número son salgan en color rojo. Una cuestión que podría llegar a resultarle un tanto difícil debido a todos los anuncios, medidas y contratos que han sido aprobados por la ministra de Hacienda y que contribuyen a dificultar que las cuentas sean sostenibles.

El Gobierno ha decidido dejar en manos del sector privado la sostenibilidad de lo público, una cuestión que está llegando a su límite. Y es que, el Gobierno ha decidido aprobar una nueva oferta de empleo público para este año 2022, que incluye 44.787 plazas públicas. Esto supone un incremento del 12,2% respecto al ejercicio anterior. De esta forma, el Gobierno trata de exprimir al máximo al sector privado aumentado el número de trabajadores en las Administraciones Públicas. Así, el número de personas dependientes de cada sector será prácticamente igual, una situación un tanto difícil de mantener.

A esto se suma, la dificultad del departamento de Hacienda para digitalizarse, lo que ha llevado a la ministra ha gastarse más de un millón de folios. Y es que, la digitalización es la asignatura pendiente de los funcionarios españoles. El ministerio de Hacienda y Función Pública se gastará más de un millón de euros en folios para que los trabajadores del departamento de Montero puedan imprimir sin control. Para ello, María Jesús Montero ha licitado un contrato público para el suministro de papel de equipos de impresión, fotocopiadoras y multicopiadoras. La digitalización tendrá que esperar.

Todo ello en un momento en el que tanto María Jesús Montero, como su compañera Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica, han configurado un acuerdo para imponer un plan de medidas de ahorro y eficiencia energética en la Administración General del Estado y las entidades del sector público institucional en el ámbito estatal. De esta forma, los funcionarios tendrán que medir mucho la cantidad de agua que utilizan cuando están en el trabajo, así como la luz o el aire acondicionado. También se ha acabado lo de hacer fotocopias personales para el colegio de sus hijos, ya que se realizará un seguimiento del uso del papel.

Todas estas cuestiones serán las que deba afrontar el nuevo subdirector General de Presupuestos y Gestión Financiera, un cargo que pertenece al Servicio de Gestión Económica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Martínez Blanco no lo va a tener nada fácil para hacer cuadrar las cuentas y conseguir ajustar todos los gastos al presupuesto con el que cuenta su departamento. Una tarea difícil que deberá asumir a partir de ahora.