jueves, 7 julio 2022 00:02

El agujero económico de la base militar de Morón desangra la campaña electoral socialista

La base militar de Morón puede suponer un problema para los socialista en las elecciones de Andalucía. La campaña electoral ha arrancado con fuerza. Los partidos políticos están haciendo grandes esfuerzos por llegar con el máximo número de votos a la llamada a las urnas del próximo 19 de junio. Sin embargo, el candidato socialista no las tiene todas consigo para conseguir unos buenos resultados electorales, o eso es lo que vaticinan todas las encuestas que se han llevado acabo hasta ahora. Además, el agujero económicos de la base militar de Morón solo sirve para echar más leña al fuego y terminar de sangrar una campaña electoral del PSOE que ya se tambalea. Y es que, el Partido Popular y, en particular, Virginia Pérez, la política popular por Sevilla, no han dudado en sacar a relucir esta cuestión y todo ello en plena campaña electoral, para terminar de hundir al candidato socialista, Juan Espadas.

Desde hace tiempo, los trabajadores de la base de Morón vienen denunciando la situación que están viviendo. Y es que, en noviembre del año 2021 Estados Unidos decidió trasladar su fuerza militar de la base situada en Sevilla a Italia. Una cuestión que puso en peligro el trabajo de los empleados españoles por las consecuencias que este movimiento llevaría. Algo que llevan tiempo criticando desde las filas del grupo popular y que, ahora, pasará factura a los socialistas de cara a la elecciones de Andalucía. Juan Espadas ya se encontraba en una situación difícil, con unos resultados muy lejos de los que desearían, aunque este candidato se muestra optimista y asegura que las sondeos no tiene nada que ver con lo que él escucha en la calle. A pesar de esto, que el PSOE en las elecciones probablemente se hundirá es un hecho. Y el agujero económica de Morón no contribuye a tratar de salvar la situación.

El Partido Popular no ha dudado en sacar a relucir la base militar del municipio de Sevilla y más en plena campaña electoral. Así, la política de la formación popular en la capital de Andalucía, Virginia Pérez, ha explicado a través de su cuenta de Twitter que se han reunido en Morón de la Frontera con representantes de la Base Aérea de Morón. El motivo de este encuentro es que los trabajadores se enfrentan a un nuevo expediente de despido colectivo. Se trata del cuarto que han sufrido en los últimos años y con la salida de los militares estadounidenses se ha agravado.

Por ello, desde el PP de Sevilla han solicitado que el Gobierno que dirige Pedro Sánchez defienda a estos empleados de la base. Además, Virginia Pérez ha afirmado que la salida de las tropas de EEUU provocaría consecuencias para el empleo de personal laboral español en la base. “Pero no se hizo nada por respetar a los empleados españoles y garantizar el empleo”, poniendo el foco en el Gobierno. Además, no pasa desapercibido en momento en el que han decidido sacarlo a relucir de nuevo, en plena campaña electoral. Todo ello como estrategia de oposición para recabar más votos, entre un posible nicho de votantes, los trabajadores de la Base de Morón. Pero también para huir la campaña electoral de Juan Espadas y desangrar todavía más su estrategia de cara a la llamada a las urnas.

Para los socialistas, recuperar Andalucía, un territorio que tanto tiempo estuvieron dirigiendo era su principal objetivo. Sin embargo, antes de empezar la campaña electoral, ya se preveía “una muerte anunciada” de Juan Espadas. Desde Ferraz ven venir el batacazo, dan por perdidos los comicios. Si esto ya era evidente desde hace tiempo, el caso de la base militar de Morón no ha hecho más que empeorar la situación.

LA BASE MILITAR DE MORÓN Y LA RELACIÓN DIPLOMÁTICA ENTRE ESPAÑA Y EEUU

Las relaciones entre España y Estados Unidos y, en particular, entre Pedro Sánchez y Joe Biden no son precisamente buenas, para desgracia del líder español. Una cuestión que pudo haber motivado al presidente de Estados Unidos a tomar la decisión de trasladas sus fuerzas militares de la base de Morón a Italia. Y es que, la relaciones diplomáticas entre ambos no pasan por su mejor momento. Joe Biden no cuenta para nada con el país español y mucho menos con su presidente, no quiere ningún tipo de relación con ellos, ni si quiera compartido la base de Sevilla.

Este distanciamiento viene de largo. Y es que, Sánchez tiene una espina clavada. Se trata del humillante paseillo que protagonizó junto a líder de Estado Unidos. Desde entonces está obsesionado con ese hecho y está tratando de revertir la situación y conseguir un acercamiento con Biden. Si hay algo que obsesiona al presidente español es acercarse a Estado Unidos como sea. Una cuestión en la que no ha dejado de trabajar, pero, hasta el momento sin éxito. EE UU no ha tenido un gesto de complicidad con España nunca desde que Sánchez está en el Gobierno. Pero España tampoco ha sido capaz de ofrecer nada al país americano para que quieran viajar a la península a hacerse la foto.