jueves, 30 junio 2022 20:51

Conducir si sufres mucha alergia: ¿Te puede multar la DGT?

Tanto los síntomas producidos por un ataque de alergia como el uso de antihistamínicos para su tratamiento, pueden tener efectos graves al volante. En consecuencia, la DGT sostiene que más de la mitad de los alérgicos tienen el descanso alterado. De hecho, el 40% de los pacientes que padecen rinitis alérgica pasan sueño durante el día. “El cansancio o la somnolencia diurna están detrás del 30% de los accidentes de tráfico, con elevadas tasas de mortalidad”, indican desde Tráfico. Por esto, si padeces este tipo de problemas respiratorios, estos consejos pueden ayudarte a conducir de manera segura.

La gran enemiga del conductor

La alergia, otro enemigo del conductor

La Dirección General de Tráfico (DGT) nos informa que conducir con alergia es un riesgo añadido y que debemos redoblar la atención al volante. El picor de ojos o de nariz, la mucosidad excesiva, los estornudos, el lagrimeo o el enrojecimiento pueden representar un riesgo para la conducción porque nos despistan y reducen nuestros reflejos ante situaciones inesperadas. También como consecuencias de la ingesta de antihistamínicos convencionales puede ocasionar somnolencia, pérdida de atención e, incluso, un falso positivo en un control de drogas. Antes de consumirlos, es recomendable consultar al médico de cabecera.