lunes, 4 julio 2022 07:42

Andalucía endulza la humillación de Juan Espadas

Juan Espadas ha tenido unos resultados electorales agridulces. Después de una dura campaña electoral en la que todos los sondeos vaticinaban un batacazo para el candidato socialista, Juan Espadas, al final los ciudadanos le han dado un respiro. Juan Espadas no ha ganado las elecciones, pero el resultado no ha sido tan desastroso como se esperaban. El hundimiento que se anunciaba para el PSOE de Andalucía no se ha producido. Juan Espadas ha conseguido situarse como la segunda fuerza política más votada en la región y, además, el número de escaños ha sido más satisfactorio del que se preveía. El candidato socialista ha conseguido un total de X, con todos los votos escrutados. Los andaluces le han concedido a una derrota agridulce, algo que nadie se imaginaba dada la información que se manejaba. De esta forma, Andalucía ha endulzado a un Juan Espadas humillado, que se resigna a un segundo puesto, pero con un más que satisfactorio número de escaños, alcanzando el umbral de los 30.

Este domingo han tenido lugar las elecciones de Andalucía. Con todos votos escrutados, las resultados han sido muy similares a las últimas encuestas. Sin embargo, hay un partido que han conseguir remontar estos datos y conseguir una representación superior, para sorpresa de todos. Se trata de Juan Espadas, el candidatos socialista. Desde que sonó el pistoletazo de salida de la campaña electoral, las encuestas realizadas daban al PSOE como segunda fuerza política más votada. Sin embargo, el número de escaños que vaticinaban que conseguiría suponía todo un fracaso para los socialista. Los sondeos le situaban como segunda fuerza más votada con un número de escaños estancado en la veintena, muy lejos de los resultados de los comicios que tuvieron en las anteriores elecciones de 2018, cuando consiguieron un total de 33 escaños.

juan espadas consigue un resultado agridulce

Sin embargo, el resultado alcanzado por el PSOE de Andalucía no ha sido tan humillante como se vaticinaba y como ya asumían en Ferraz, quienes se resignaban a que Juan Espadas se daría el batacazo. Y es que, Juan estaba entre la espada y Ferraz. Aunque era prácticamente imposible que consiguiera ganar, sí que ha conseguido una representación más que satisfactoria, acallando a aquellos que no confían en él. Los sondeos auguraban la crónica de una muerte anunciada aunque Juan Espadas se resistía a creer en estos datos declarando que él se guiaba por lo que le decía la gente en la calle. Apoyándose en la opinión pública, el candidato socialista continuó trabajando para rascar todos los votos posibles antes de que llegara el 19 de junio y se celebraran las elecciones de Andalucía. Y lo ha conseguido.

El gran miedo de los socialistas era que el partido de extrema derecha, Vox, con Macarena Olona como candidata, les tomaran el rebufo y se acercaran cada vez más a estos. Finalmente no ha sido así, el PSOE de Andalucía ha conseguido más del doble de votos que Vox. Con ello, ya se podría darse palmadas en el espalda, pero es que encima han conseguido alcanzar la treintena, repitiendo los resultados que ya obtuvieron en 2018, cuando fueron la fuerza política más votada. Ahora se han tenido que resignar a un segundo puesto, pero observando los datos de los sondeos, se trata de unos resultados más que satisfactorios, dado que han conseguido evitar el batacazo que todos veían venir.

LA DIVISIÓN DE LA IZQUIERDA BENEFICIA A JUAN ESPADAS

Hay una cuestión que probablemente es lo que ha ayudado a Juan Espadas a revertir los datos que le daban al PSOE en los sondeos. Y es que, las formaciones de izquierda en Andalucía se encuentran sumamente divididas. Todo ellos a pesar de que han creado la plataforma Por Andalucía que aúna bajo las mismas siglas a todas las formaciones de izquierda de la región, excepto Adelante Andalucía, que se ha presentado por libre. Quería recoger todos los votos de la izquierda bajo las mismas siglas, pero la campaña electoral ha revelado que las formaciones que forman esta plataforma están sumamente divididas. Ni si quiera la presencia de Yolanda Díaz en los actos de campaña ha servido para convencer al electorado. Los partidos de izquierdas se han mostrado la división que existe entre ellos, y sus resultado han sido desastrosos, alcanzando un total de 5 escaños.

Esto ha permitido a Juan Espadas recoger la gran mayoría de votos de la izquierda para el PSOE, para su partido y conseguir unos resultados agridulces, en los que no ha conseguido gobernar, pero sí evitar el batacazo. Todo apuntaba a una muerte anunciada para el candidato socialista. Sin embargo, no ha sido así, han conseguido alcanzar la treintena y todo gracias a Por Andalucía, a quienes debería dar las gracias por sus diferencias internas que han hecho posibles los resultados de Juan Espadas. Pero también a todos los ciudadanos andaluces, quienes han endulzado la humillación del candidatos socialista.