La paella mixta de marisco y pollo más fácil para hacer en casa

Si hay un plato capaz de despertar pasiones en nuestra gastronomía, esa es la paella. Además de ser una receta que prácticamente les gusta a todos, también es una de las más conocidas, tanto en España como en el resto del mundo.

En el caso de que nunca te hayas atrevido a prepararla, pensando que puede tener gran complicación, déjanos decirte que, de este modo, el plato te resultará muy sencillo y tendrá ingredientes de excepción.

¿Quieres saber más? Descubre cómo hacer una paella mixta de marisco y pollo muy fácil y desde casa.

El primer paso: lava las almejas

lavar almejas

La paella es un plato muy típico con el que pocos se atreven para no fallar. Sin embargo, con un poco de práctica, aprenderás a hacerla en casa y te quedará igual que las de los restaurantes. En primer lugar, debes comenzar pelando y picando tanto el ajo como la cebolla. Después, ralla los tomates y lava y haz trozos la sepia. Continúa colocando las almejas en un colador e introdúcelo en un bol con agua muy fría con sal. De este modo, quitarás toda la tierra.