domingo, 3 julio 2022 13:07

Pedro Sánchez se tambalea tras las elecciones andaluzas aunque su entorno cree que “están fuertes”

Pedro Sánchez no ha salido muy bien parado tras las elecciones de Andalucía. El candidato socialista, Juan Espadas, consiguió un segundo puesto en los comicios que se han llevado a cabo este domingo. Unos resultados que han hecho tambalearse a todo el PSOE a nivel nacional o esa es la sensación para muchos. Sin embargo, los grupos socialistas territoriales y su entorno no han dudado en salir a defender a su presidente y desmentir estas afirmaciones. Entre ellos el Partido Socialista de Euskadi ha admitido que el PSOE andaluz no ha logrado movilizar a la izquierda en las elecciones de Andalucía, pero ha afirmado que los resultados de las autonómicas andaluzas no con extrapolables al ámbito nacional, y ha defendido que el presidente del Gobierno y el Partido Socialista “están fuertes“. 

Desde Euskadi han explicado que están fuertes y listos para afrontar las próximas elecciones municipales y forales. Una llamada a las urnas que tendrá lugar el próximo año 2023. Tras las elecciones andaluzas, en las que el PP de Juanma Moreno ha logrado la victoria con mayoría absoluta y el PSOE, con Juan Espadas de candidato, solo ha conseguido 30 escaños, los socialistas vascos han reconocido que el partido en Andalucía “no ha conseguido movilizar el voto de la izquierda que hacía falta para convertirse en una alternativa a la oferta de la derecha”. Juan Espadas ha tenido unos resultados electorales agridulces, no ha ganado las elecciones, pero el resultado no ha sido tan desastroso como se esperaban. El hundimiento que se anunciaba para el PSOE de Andalucía no se ha producido. Eso sí, los resultados no son todo lo satisfactorios que le habría gustado a Ferraz. Por este motivo, la sensación para muchos es que este batacazo se sufrirá también a nivel nacional.

PEDRO SÁNCHEZ SE TAMBALEA

Fuentes del PSE-EE han explicado a Europa Press que, a su juicio, esto puede deberse a que, “bien ha faltado algo de tiempo a la propuesta socialista, o porque el electorado ha preferido votar lo conocido”. También consideran que el PP “se ha visto favorecido por una situación casi pospandémica, en la que el electorado ha preferido optar por lo que había”. En todo caso, han alabado que Espadas se haya “entregado en la campaña”, por lo que no cree que “nadie pueda plantear ningún reproche”. Tampoco admiten que se puedan extrapolar los resultados al ámbito nacional. “El PSOE está fuerte, el Gobierno de Pedro Sánchez está fuerte, tiene iniciativa política en España y liderazgo en Europa, y lo que toca es seguir trabajando”, han apuntado.

Y es que, Juan estaba entre la espada y Ferraz. Aunque era prácticamente imposible que consiguiera ganar, sí que ha conseguido una representación más que satisfactoria, acallando a aquellos que no confían en él. Los sondeos auguraban la crónica de una muerte anunciada aunque Juan Espadas se resistía a creer en estos datos declarando que él se guiaba por lo que le decía la gente en la calle. Apoyándose en la opinión pública, el candidato socialista continuó trabajando para rascar todos los votos posibles antes de que llegara el 19 de junio y se celebraran las elecciones de Andalucía. Y lo ha conseguido. Sin embargo y a pesar de lo que diga el entorno de Pedro Sánchez, el Gobierno no pasa por su mejor momento y fuertes internas aseguran que este verano se llevará a cabo una crisis de Gobierno

PEDRO SÁNCHEZ PREPARA UNA CRISIS DE GOBIERNO

Juan Espadas será el impulsor de la segunda crisis de Gobierno de esta legislatura. Su previsiblemente pésimo resultado electoral en Andalucía se llevará por delante a ministros como Fernando Grande-MarlaskaMargarita Robles o Pilar Llop y pondrá en la cuerda floja a otros como José Luis Escrivá. Con algunos hay menos dudas, como es el caso del ministro del Interior, a quien Pedro Sánchez lleva años buscando una salida. Pero con otros, como es el caso del titular de Seguridad Social, están en una situación marcada por las dudas. En cualquier caso, julio será el escenario de una crisis de Gobierno, previsiblemente y siempre que Espadas cumpla con los sondeos y hunda el PSOE en Andalucía, y habrá un mínimo de tres ministros que abandonarán la casa. Fernando Grande-Marlaska el primero, Margarita Robles, ministra de Defensa, la segunda por la polémica del CNI y Pilar Llop la tercera por su “dejación de funciones”.