domingo, 3 julio 2022 14:10

Un año más, los madrileños sufren las desventajas de una EBAU diferente en cada comunidad

Todos los años en el mes de junio se lleva a cabo la prueba de acceso a la universidad. Se trata de la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), más conocida como selectividad. Sin embargo, cada comunidad autónoma lo gestiona de una manera ni las fechas ni la dificultades de los exámenes es igual en todos las regiones. Es más, hay ciertos territorios donde los exámenes son calificados por multitud de estudiantes como fáciles, mientras que otras comunidades cuentan con pruebas más exigentes. En particular este es el caso de Madrid, donde cada año los alumnos de bachiller deben afrontar exámenes más estrictos mientras en regiones como Murcia tiene unas pruebas de la talla de “completa la frase”. De esta forma, un año más los madrileños sufren las consecuencias de que la EBAU sea diferente en cada comunidad mientras que además deben soportar unas tasas muy por encima de las que existen en otros territorios.

Cada mes de junio los estudiantes de todo el territorio español deben superar unos exámenes para poder acceder a la universidad con el fin de estudiar una carrera. Sin embargo, cada comunidad diseña los exámenes que los estudiantes de su territorio deben afrontar. De esta manera, existen territorio donde las exigencias son muy bajas mientras en otros se exigen unos conocimientos muy estrictos. Esta situación supone una desigualdad a la hora de obtener las plazas en las distintas carreras, ya que todas ellas tienen una nota de corte que los alumnos deben superar para poder acceder a los grados que desean. De no ser así deben conformarse con entrar en carreras cuya nota de corte sea más baja. Y es que, la nota que ostentan los estudiantes sirve para acreditar que superan esta límite de entrada al grado es la obtenida en la selectiva a la que se une la media de bachiller.

Es decir, cuanto más nota saquen en los exámenes de selectividad para opciones tienen de entrar en las carreras que desean. Por ello, que las pruebas de la EBAU sean diferentes en cada comunidad suponen cierta de desigualdad para los estudiantes de las distintas regiones, debido a que el grado de dificultad es muy distintos dependiendo del territorio del que se hable. A pesar de estas diferentes, las notas de entrada a las universidad de los distintos grados no están sesgadas por regiones. De esta forma, los estudiantes de las regiones con las pruebas más difíciles están en situación de desventaja frente a los que realizan los test en comunidades menos exigentes.

UNAS COMUNIDADES SON MÁS EXIGENTES QUE OTRAS EN LA EBAU

Este es el caso de Madrid, donde los exámenes son más estrictos que en comunidades como Murcia donde dos de las preguntas del examen de historia consiste en rellenar los huecos de una frase. Es decir, una pregunta más digna de los cursos de primeria que una prueba de acceso a la comunidad. En la región murciana la prueba de Historia de España del año 2021 contaba con una pregunta separada en dos puntos en los que se preguntaba por un tema, Al-Ándalus y su evolución política donde para comprobar los conocimiento de los estudiantes respecto a este área debían completar cinco frases. Una manera de evaluar que recuerda más a los cursos de Primaria.

AYUSO RECLAMA UNA EBAU IGUAL EN TODA ESPAÑA

Una cuestión que no ha pasado desapercibida para la líder de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien ha lleva quien pidiendo que se lleve a cabo una prueba única para todos los estudiantes del territorio español, ya que consideran que sería más justo para los estudiante madrileños y resultaría más igualitario de cara al acceso a los grados. Además, de este reclamo también han solicitado una corrección homogénea en toda España. Se trata de cuestión que la presidente de la región madrileña lleva tiempo demandado y, particular, ha traslado esta cuestión al Gobierno central. Al Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez le han pedido que creen una prueba única en todo el país. Una cuestión que ha compartido a través de su cuenta de Twitter, donde ha asegurado que “los alumnos de la Comunidad de Madrid están en desventaja a la hora de acceder a las universidades de Madrid”.

Y es que, los principales perjudicados de esta cuestión son los madrileños donde cada año ven como miles de estudiantes de otras regiones de España llenas las aulas de las universidades madrileñas. Todo ello debido a que los exámenes de otras comunidad están muy por debajo de los niveles que deben soportar los estudiantes de la capital españoles, cuyo grado de exigentes es mucho más elevado. Esto les hace estas, como asegura la Isabel Díaz Ayuso, en clara desventaja frentes al resto de estudiantes, o por lo menos frente a los alumnos de Murcia, que ya su grado de dificultad es de la talla de “llenar los espacios”. Es decir, un año más los madrileños sufren las desventajas de una EBAU diferente en cada comunidad.