sábado, 13 agosto 2022 17:53

Hacienda acelera las gestiones para que no se le escapen los sablazos de la renta de 2017

El Ministerio de Hacienda, capitaneado por María Jesús Montero, ha activado el modo recaudador extremo. Y es que, los requerimiento de la declaración de la renta pertenecientes al ejercicio 2017 están a punto de acabar. Por ello la Agencia Tributaria han pedido a sus trabajadores que aceleren las gestiones para comprobar todas las rentas de este año y enviar las notificaciones de aquellas que estén mal hechas y se hayan abonado unas cantidades por debajo de las debidas. Es decir, han activado el modo recaudador y están tratando de rascar todo lo posible antes de que prescriba el plazo para realizar los requerimiento pertenecientes al ejercicio de 2017. Según fuentes de la Agencia Tributaria, los altos cargos han dado orden a sus empleados para que envíen todas las notificaciones antes del 30 de junio, que es cuando finaliza el plazo. Todo ello por que no quieren que se les escape ni un euro. Así, Hacienda está acelerando todas las gestiones para que no se le escapen los sablazos de la renta relativos al ejercicio 2017.

Actualmente, los ciudadanos españoles están metidos de lleno en la declaración de la renta del ejercicio de 2021. Un impuesto que dio comienzo en a principios de abril y que está a punto de finalizar. Probablemente solo quedarán por presentarla aquellos rezagados que han esperado hasta el último momento para ponerse a hacer cuentas y presentar su renta. Sin embargo, mientras los ciudadanos están terminando de presentar la renta del ejercicio 2021, en Hacienda tienen la mente puesta en los impuestos de hace unos años, cuando ni siquiera habíamos oído hablar del coronavirus. En este departamento están pensando en el año 2017, es decir, en hace cinco años. Y todo ello por un motivo, recaudar todo lo que puedan antes de que prescriba este ejercicio y todo ese dinero dejado a pagar por los contribuyentes se quede en sus cuentas.

HACIENDA QUIERE RASCAR DINERO DE LA RENTA DE 2017

Los altos cargos de la Agencia Tributaria lo tienen claro, no piensan permitir que se les escape ni un solo euros. Por este motivo, han dado orden de que envía todas notificaciones relativas a este año. Una notificaciones que los funcionarios públicos enviarán a aquellos ciudadanos que haya realizado mal la declaraciones de la renta y los datos no cuadren. Es decir, aquellos casos en que los españoles hayan pagado de menos y tras revisar la información, Hacienda haya observado que todavía deben una cantidad a las arcas públicas. Por lo tanto, puede que las notificaciones que lleguen a los buzones de los españoles no sean las de este ejercicio sino las de hace tiempo, las de hace cinco años, las de 2017.

Fuentes de Hacienda han explicado que los directivos de este departamento han pedido a los empleados públicos que pongan el objetivo en este ejercicio. Quieren rascar todo el dinero posible y mientras en los cursos posteriores todavía tienen tiempo de tramitarlo más adelante, respecto al 2017 se les acaba el tiempo. El 30 de junio será el último día para enviar cualquier notificación respecto a este año, por ello están acelerando los trámites y las gestiones para enviar todas las misivas posibles antes de que prescriba este ejercicio. Todo ello por un motivo, el afán recaudador que lleva tiempo imponiendo María Jesús Montero en las filas de su departamento. Quien ha llevado a cabo todo un plan de ahorro dentro de las filas de las instituciones públicas.

Por eso, mientras trata de recortar todo lo posible en los organismos públicos por otra parte ha instaurado el modo recaudador. Quiere hacer que las arcas públicas aumenten y su departamento, como órgano recaudador, es el ideal para ello. De este modo, ha pedido que los funcionarios que rasquen todo el dinero posible, que busquen hasta debajo de las piedras y han puesto el foco en el año 2017. Todo antes de que prescriba y esos sablazos que hay pendientes se queden sin llegar a los ciudadanos.

LA TITULAR DE HACIENDA PROMUEVE EL TELETRABAJO

Más de 230.000 trabajadores podrán acogerse al teletrabajo, que tan de moda se puso durante la pandemia y que permitió que la actividad laboral no cesará plenamente. Este tipo de trabajo se encuadra dentro de la estrategia promovida por la ministra de Hacienda y Función Pública. María Jesús Montero cuenta con un plan para el ahorro y eficiencia energética y los organismos públicos suponen todo un coste a nivel energético y más cuando el panorama energético se encuentra en un momento difícil. Sin embargo, Montero tiene claro que el que quiera teletrabajar desde el sofá de su casa deberá poner él mismo los medios para poder llevar a cabo su actividad laboral.

Y es que, la titular de Hacienda no pretende dotar de ordenadores a los funcionarios que teletrabajen. La ministra ha retrasado hasta diciembre de 2024 el debate sobre la compra y dotación de medios telemáticos a aquellos funcionarios que opten por el teletrabajo. Así, los trabajadores de la Administración que quieran convertir su casa en su nueva oficina deberán utilizar sus propios medios.