sábado, 13 agosto 2022 07:03

Irene Montero te dice cómo llevar a tu hija a la playa y a la piscina

Irene Montero quiere imponer su feminismo también en la ropa de baño. Desde que la política de Unidas Podemos llegó al Ministerio de Igualdad no ha cejado en sus intentos de imponer su feminismo en toda la sociedad española. El “todos, todas y todes” o la Ley Trans, su proyecto estrella, son algunas de las perlas que la titular de Igualdad ha regalado a los ciudadanos de España. Sin embargo, quiere más todavía, tiene más “sabiduría” que continuar divulgando a los españoles y ahora con la llegada del verano parece ser que tiene mucho que decir en lo que respecta a la ropa de baño que llevan las niñas. El Instituto de las Mujeres, un órgano dependiente del Ministerio de Igualdad, ha puesto el foco en la publicidad de bikinis para niñas. En particular, centran sus quejas en la sexualización de las menores en estos anuncios, algo que consideran una práctica “perniciosa”. De esta forma, Irene Montero pretende decirte que cuales son los bikinis adecuados para las menores, es decir, cómo debes llevar a tu hija a la piscina o la playa.

El Instituto de las Mujeres, un órgano que depende del Ministerio de Igualdad, capitaneado por Irene Montero, ha puesto en el punto de mira y ha llamado la atención al sector que lleva a cabo la publicidad sobre bikinis para niñas. Según detallan en su página web, han recibido únicamente 31 quejas respecto a este asunto y estos anuncios. Estas protestan se centran en la idea de la sexualización temprana de las niñas a través de imágenes publicitarias. Además, destacan que el objetivo de estos anuncios es la venta de un producto textil, el bikini, “sin que los cuerpos de las pequeñas muestren huella de desarrollo alguno”. Resaltan que en esta publicidad las menores aparecen con poses sexualizadas, bikinis frente a braguitas para niñas que no superan los tres años. Así, consideran que este tipo de imágenes perpetúan la “cosificación” de las mujeres y los estereotipos de géneros desde edades muy tempranas.

Este hecho se produce, aseguran, en las grandes cadenas comerciales, donde se exhiben modelos de dos piezas como prendas de baño. Una oferta que, afirman, es muy superior a la prenda única para niñas para ir a la piscina o la playa. Por otra parte, recogen que la ciudadanía ha pedido que la “industria textil sea más cuidadosa con la imagen de las niñas”. Este reclamo se debe a que los productos que venden contribuyen a introducir elementos que influyen sobre la percepción de sus cuerpos, algo que podría tener un efecto negativo para la autoestima de las menores, según consideran. Desde Instituto de las Mujeres consideran que la sexualización de las niñas en la publicidad es una “perniciosa práctica” que llevan denunciando mucho tiempo desde este organismo que dirige María Antonia Morillas González.

Y es que, opinan que constituye la expresión más “extrema” de la sexualización de las mujeres en general. Una cuestión que denunció en el año 2019 el Observatorio del Instituto de las Mujeres, dado que elaboraron un informe respecto a esta cuestión, la sexualización de las niñas en la publicidad. Este análisis motivó, aseguran, la reclamación al sector publicitario para que finalizaran con estas prácticas, que también “atentan contra los derechos de las niñas”. Ahora, han vuelto a llamar la atención a esta industria y han insistido sobre el “grave” problema y la “clara vulneración” de los derechos de las menores, así como el perjuicio que supone para su pleno desarrollo.

EL FEMINISMO DE IRENE MONTERO SUSPENDE ENTRE LAS MUJERES

El feminismo que propone Irene Montero no representa a la mayoría de las mujeres. Según datos proporcionados por Metroscopia, el 65% de la mujeres considera que el feminismo actual no la representa. Esta mayoría aplastante confronta con el 31% de las mujeres que sí se sienten representadas aunque es una tendencia a la baja ya que esta percepción ha caído 14 puntos respecto a 2020. Además, el último sondeo de Sigma Dos también refleja que dos tercios de las mujeres suspenden la gestión de Irene Montero en el Ministerio de Igualdad.

Según los datos proporcionados por Metroscopia, la mitad de la población, un 54%, considera que hay que avanzar más en cuanto a políticas feministas. A pesar de los esfuerzos del Gobierno por impulsar la paridad entre géneros la percepción social captada por Metroscopia es que aún queda mucho por hacer. En cuanto a los textos legislativos propuestos por el Ejecutivo, el 61% de los entrevistados por Metroscopia creen que la ley de violencia de género desprotege a los hombres pero favorece a las mujeres. Por su parte, el 37% de los encuestados considera que esta ley protege a las mujeres, y no desprotege a los hombres.  El feminismo que trata de impulsar la ministra Montero desde su departamento no convence al público femenino según la encuesta demoscópica. No obstante, los españoles coinciden en que todavía se producen grandes desigualdades entre hombres y mujeres.