jueves, 11 agosto 2022 19:59

Teresa Ribera y Ximo Puig idean un plan para llevar el Caribe a Europa con arena de alta mar

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica del Gobierno de España, Teresa Ribera, y el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, se alían para crear el Caribe en Europa. Para ello, ministra y presidente autonómico han puesto en marcha un proyecto faraónico para extraer arena en aguas profundas de Valencia para llevarlas a las playas. Todo ello por supuesto hecho con el beneplácito de minuciosos estudios de impacto ambiental elaborados por el ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Las playas del levante quieren arena y Ximo Puig está listo para dársela con más de 100 millones de euros públicos.

El organismo a través del cual se realizará este proyecto es la oficina de Demarcación de Costas en Valencia. Esta oficina, dependiente de la Generalitat Valenciana y el ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, está liderada por Antonio Cejalvo Lapeña que fue denunciado ante la Fiscalía por la comisión de un presunto delito de cohecho. Ahora, Cejalvo preside la Demarcación de Costas valenciana que ya ha sometido a información pública el proyecto para extraer arena en alta mar para transportarla a las playas levantinas que necesitan de este conjunto de rocas y minerales.

Por el momento, el ministerio que lidera Teresa Ribera ha dado luz verde a este proyecto. La Subdirección General para la Protección de la Costa de la Dirección General de la Costa y el Mar ha informado favorablemente sobre este proyecto que se llevará a cabo en los próximos meses. A través de la consultora Typsa, la Generalitat Valenciana y el Gobierno de España ya han puesto en marcha este proyecto dirigido por Enrique Correcher Martínez. A Enrique también se suman Rafael Ramos Fueris y Daniel Marco Martínez que son los autores del proyecto. Los tres han elaborado un documento de más de 800 páginas al que ha tenido acceso MONCLOA.com en el que detallan cómo se va a extraer la arena desde las aguas profundas valencianas. Según este documento, los operarios utilizarán dragas mecánicas e hidráulicas para proceder a las extracciones. Entre las dragas mecánicas se contarán con cucharas, palas y rosarios de primera generación capaces de extraer la arena desde las aguas profundas. Asimismo, también se utilizarán equipos autopropulsados que mediante sistemas hidráulicos extraen el material suelto del fondo además de cortadoras capaces de succionar.

Este proyecto de llevar el Caribe a diversas playas de Alicante, Valencia y Castellón costará millones de euros públicos. Sumando todas las actuaciones previstas, el Gobierno de España invertirá más 100 millones de euros en abastecer de arena a las diversas playas presentes en el proyecto. Esta cifra refleja que es uno de los proyectos con mayor inversión del ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para las costas españolas.

TERESA RIBERA TAMBIÉN PREPARA OTROS PLANES PARA LAS COSTAS ESPAÑOLAS

La llegada de arena a las playas de la Comunidad Valenciana no es el único proyecto que el departamento de Teresa Ribera está preparando para las costas del mediterráneo. En Almería, en pleno parque natural del Cabo de Gata, el ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España, ha dado luz verde a un hotel dotado de piscina y aparcamiento que llegará hasta las orillas del Cabo de Gata. La Junta de Andalucía ha dado luz verde a la viabilidad medioambiental de este proyecto que se ejecutará en pleno parque natural. Se trata de un establecimiento hotelero de cuatro estrellas que contará con 30 habitaciones y un aparcamiento de 2.762 metros cuadrados en plena bahía de los Genoveses, una playa hasta ahora virgen que atesora un importante valor medioambiental. El Gobierno de Juanma Moreno ha aprobado la construcción de este hotel ante la pasividad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que guarda silencio ante este asunto.

MONCLOA.com se ha puesto en contacto con el departamento que lidera la ministra Teresa Ribera y han avanzado que no pondrán impedimentos para la construcción de este hotel en pleno Cabo de Gata ya que al ser parque natural es competencia del Gobierno andaluz. Por su parte, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha otorgado la Autorización Ambiental Unificada (AAU) al plan para hacer del Cortijo las Chiqueras, a un kilómetro de la playa de Genoveses de Cabo de Gata (Almería), un establecimiento turístico. 

Este proyecto ha desatado la indignación entre los ecologistas que rechazan de lleno que se construya en una playa virgen un hotel. Portavoces de Greenpeace creen que este proyecto “retoma la bandera ambiental de la época del “ladrillazo” en la costa, donde las autorizaciones ambientales quedan bajo el paraguas de la supuesta declaración de “interés público” de un proyecto, primándose así el desarrollo urbanístico sobre la valoración de los impactos ambientales”. Asimismo, la organización ecologista ha avanzado que “presentará alegaciones contra el hotel de los Genoveses al considerarlo inviable ambientalmente”.