jueves, 18 agosto 2022 20:32

Raquel Sánchez ve “normal” que el AVE de Extremadura vaya a pedales

El AVE en Extremadura es una de las reivindicaciones históricas de la comunidad. La ministra de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha sacado pecho con que su Gobierno haya cumplido sus promesa de llevar conectar la capital con Extremadura. Y es que, este proyecto llevaba estancado mucho años y ahora finalmente ha visto la luz. Eso sí, este nuevo AVE tiene más contras que pros. Y es que, está sin acabar y además no alcanza los 90 kilómetros por hora. Sin embargo, la titular de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana ha asegurado que los problemas sufridos en la línea de AVE entre Madrid y Extremadura son “normales en los primeros días” de servicio de una infraestructura de este tipo. Además, Raquel Sánchez ha lamentado que el funcionamiento no ha respondido a las expectativas. Es decir, se trata de un AVE lento y que no cumple las reivindicaciones de los ciudadanos.

La titular de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana ha acudido firmar el acuerdo para financiar el carril bus de la B-23 hacia Barcelona con el secretario general de Vicepresidencia y de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat, Ricard Font, y el secretario general de Infraestructuras del Gobierno, Xavier Flores. Durante este evento, en declaraciones a la prensa ha respondido a las preguntas sobre el nuevo AVE que conecta Extremadura y Madrid y ha asegurado que lo problemas que sufre son “normales en los primeros días”. Y es que se trata de un transporte, supuestamente de alta velocidad, pero que ni siquiera alcanza los 90 kilómetros por hora.

RAQUEL SÁNCHEZ ASEGURA QUE LOS PROBLEMAS DEL AVE son “normales en los primeros días”

Raquel Sánchez también ha explicado que algunas de las incidencias ya se han resuelto y ha pedido “disculpas a los usuarios que se han visto afectados”. Además, la ministra se ha comprometido a corregir la situación en los próximos días. “Ha habido algunas incidencias durante estos primeros días de la puesta en marcha. Hay incidencias que se suelen producir, que son normales durante los primeros días en los que se pone en marcha una infraestructura de este tipo”, ha señalado. Unas promesas que también ha realizado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ha explicado que el Gobierno trabaja “decididamente” para solucionar estos problemas lo antes posible. El líder del Ejecutivo también ha recordado la reunión entre el gobierno extremeño, Renfe y Adif este viernes para dar explicaciones y tomar las medidas necesarias.

Y es que, cuando los ciudadanos escucharon las promesas del Gobierno sobre el AVE de Extremadura, en un primer momento recelaron este plan, dado que es un transporte que llevan años esperando. Sin embargo, cuando las obras comenzaron parecía que finalmente iban a conseguir sus reivindicaciones, iban a conseguir un transporte de alta velocidad que conectara la región extremeña con la capital de España. Ahora, con el resultado sobre la mesa, es evidente que el AVE no cumple las reivindicaciones de los extremeños pesar de lo que quieran hacer llegar desde las filas del Gobierno. Se trata de un transporte lento y sin acabar, algo que no es cuestión de los primeros días como quiere hacer creer Raquel Sánchez.

PEDRO SÁNCHEZ SATISFACE LAS REIVINDICACIONES DE LOS EXTREMEÑOS CON UN AVE A PEDALES

La llegada del AVE a Extremadura es una de las reivindicaciones históricas de los extremeños. Tras décadas pidiéndolo, por fin ha llegado la hora para que el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España mueva ficha. Eso sí, nadie se esperaba que la alta velocidad llegaría a Extremadura sin alcanzar los 95 kilómetros por hora. Tampoco que aún faltarán sendos tramos por terminar. No obstante, el AVE lento en obras ha sido inaugurado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Lejos de un AVE al uso, la alta velocidad ha llegado a Extremadura a su manera. La primera fase de la línea de AVE entre Cáceres y Badajoz ya está en marcha aunque no cómo estaba previsto. 

Según ha denunciado la oposición, así como numerosos colectivos ciudadanos, el servicio no reúne las características para ser considerado un AVE con todas las letras. Empezando porque a día de hoy la máxima velocidad que puede soportar la infraestructura es 89 kilómetros por hora, es decir, como un rayo no va a ir. Además, también hace falta electrificar otros tramos para que sea posible conectar otras partes de Extremadura como Mérida, la propia capital. El trayecto Plasencia-Badajoz se realizará en un tren híbrido de altas prestaciones. Se tratan de los remodelados Alvia S-730 que cuentan con tecnología de tracción tanto diésel como eléctrica. Aunque estos trenes son capaces de circular a alta velocidad, la infraestructura no está lista aún para ello ya que a día de hoy está sin electrificación capaz de hacer un AVE en condiciones. Según el calendario oficial, habrá que esperar hasta en 2023 para su electrificación.