viernes, 30 septiembre 2022 08:20

Aviación Civil limita la actividad de las aerolíneas para evitar el ruido

El ruido de los aviones lleva años siendo una protesta vecinal frecuente entre los municipios colindantes a las infraestructuras aeroportuarias. Es por ello que desde el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España han decidido poner en marcha un plan contra el ruido para evitar las quejas de los vecinos. Por medio de la Dirección General de Aviación Civil, liderada por Raúl Medina Caballero, se han puesto en marcha numerosos mapas estratégicos de ruido para conciliar el descanso de los vecinos con el ruido que hacen las aeronaves. Entre las medidas para evitar ruidos están las de desviar las aeronaves de las zonas residenciales así como limitar el número de aviones ruidosos en las horas de descanso tal y como se hiciera en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. De este modo, Aviación Civil está limitando la actividad de las aerolíneas para evitar que estas hagan ruido.

Aviación Civil está limitando la actividad de las aerolíneas para evitar que estas hagan ruido

Actualmente, Aviación Civil ha sometido a información pública los mapas estratégicos de ruido de los aeropuertos de Bilbao, Gran Canaria, Ibiza, Sevilla, Tenerife Sur y Valencia. Estas instalaciones aéreas se ubican cerca de localidades habitadas por lo que ha sido necesario elaborar un mapa en el que se detalle el ruido que realizan las aeronaves. Actualmente, el mapa se encuentra en su fase IV y ya ha sido sometido a información pública durante un periodo de 45 días en el que se podrá presentar alegaciones.

El aeropuerto pionero en limitar el ruido fue el de Madrid. Se trata de la infraestructura aeroportuaria con más tráfico del país por lo que su continuo despegue y aterrizaje de aeronaves provocaba un intenso ruido en la zona. Municipios como Paracuellos del Jarama, San Sebastián de los Reyes o Alcobendas demandaron al ministerio que se limitaran los decibelios de los aviones ya que, en ocasiones, aseguraban que el ruido era insoportable. Es importante reseñar que estos núcleos de población se encuentran en las inmediaciones del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas cuyas pistas se prologan por más de 10 kilómetros a escasos 20 minutos de la capital.

Como el aeropuerto no podía trasladarse de lugar, la dirección del aeropuerto madrileño decidió tomar otra serie de medidas. Una de las principales medidas fue hacer rutas que evitaran esas zonas, así se limitaría el ruido y también el impacto medioambiental del combustible contaminante que expulsan los aviones. Además, en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas se ha restringido el tráfico de las aeronaves ruidosas a determinados horarios nocturnos para favorecer el descanso de los vecinos. De este modo, la dirección del aeropuerto de la capital ha tratado de mitigar los efectos del ruido de los aviones en las urbanizaciones que colindan con la infraestructura. Siguiendo la estela y el ejemplo del aeropuerto de Barajas que consiguió solucionar el problema, ahora Aviación Civil pretende implantar unas medidas similares en los aeropuertos de Bilbao, Gran Canaria, Ibiza, Sevilla, Tenerife Sur y Valencia para evitar protestas vecinales en cuanto al ruido.

RAQUEL SÁNCHEZ IGNORA A LAS AEROLÍNEAS EN PLENA HUELGA

A pesar de que el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se haya propuesto limitar la actividad de las aerolíneas, no tiene nada que decir en cuanto a las huelgas, tan solo se limita a exigir servicios mínimos a las compañías. De este modo, la ministra Raquel Sánchez está haciendo poco o nada por garantizar el tránsito aéreo en España durante este verano. 2022 era el año en el que el turismo se iba a recuperar del todo tras la crisis pandémica provocada por el coronavirus, sin embargo, muchos viajeros que pasan por los aeropuertos españoles se están encontrando con huelgas, cancelaciones o pérdidas constantes de equipaje. Si bien a principios del verano fue Ryanair quien quiso ponerse en huelga, ahora es la aerolínea Easyjet quien ha decidido organizar paros comprometiendo el tránsito aéreo en nuestro país. Todo ello ante la inacción de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez que, como el resto del Gobierno de España, lleva ya unos días de vacaciones.

Raquel Sánchez
Raquel Sánchez (PSOE)

Las huelgas orquestadas por los sindicatos de estas aerolíneas low cost han comprometido el tránsito aéreo en los aeropuertos españoles. Es importante reseñar que las líneas de conexión que tiene Ryanair son de las más numerosas del país. Asimismo, Easyjet estaba llevando a cabo una expansión en los aeropuertos españoles que ahora queda comprometida por la huelga de pilotos. En pleno verano, quienes sufren estos paros reivindicativos son los viajeros que llevan todo el año esperando sus vacaciones.

A pesar de las importantes huelgas que se están sucediendo en los aeropuertos españoles, la propia ministra ha decidido no pronunciarse. Ni rastro en su cuenta de Twitter sobre los paros de Ryanair o Easyjet. Fuentes cercanas a la ministra aseguran que al tratarse de compañías privadas la titular del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España ha decidido no mojarse. No obstante, es importante reseñar que estas compañías operan en la red de aeropuertos españoles que el propio departamento que dirige Raquel Sánchez tiene entre sus competencias gestionar.