viernes, 30 septiembre 2022 07:41

Matilde García Duarte y Borja Fanjul buscaron el «expolio» de la funeraria para una presunta estafa en un contrato sanitario

Los contratos de material sanitario para protegerse del coronavirus siguen dando quebraderos de cabeza a las instituciones. Una de las más afectadas, ya que se vaciaron fondos de las arcas públicas, para comprar mascarillas fue el Ayuntamiento de Madrid. La institución municipal liderada por José Luis Martínez-Almeida ha otorgado sendos contratos de material sanitario con los que comisionistas se han enriquecido a través de empresas públicas. Este es el caso de la funeraria madrileña a través de la cual el concejal Borja Fanjul y la actual Coordinadora General de Alcaldía, Matilde García Duarte, actuaron como eslabones para que la empresa municipal pagará contratos de mascarillas con fondos públicos. Estos fueron adquiridos por el empresario Philippe Solomon que ha sido acusado de la segunda gran estafa a la Corporación municipal madrileña. El caso Salomon ha sido reabierto.

Según fuentes internas consultadas por MONCLOA.com, los miembros del equipo de José Luis Martínez-Almeida que sirvieron como eslabón en este presunto caso de estafa fueron el edil Borja Fanjul y una de las personas de máxima confianza del alcalde Matilde García Duarte. Estas mismas fuentes aseguran que ambos dieron validez a un estafador profesional. Se trata del empresario franco-israelí Philippe Solomon a quién el Ayuntamiento de Madrid compró a su empresa, Sinclair & Wilde, 500.000 mascarillas por 2,5 millones aunque nunca se llegaron a utilizar. Según el consistorio, el material no se ajustaba a la normativa, por lo que lo denunció al creerse víctima de una estafa. Sin embargo, Solomon se confesó «orgulloso» en las redes sociales de la ayuda prestada a Madrid y aseguró que «todo fue legítimo» y que no pagó «comisiones a nadie».

Solomon se confesó «orgulloso» en las redes sociales de la ayuda a Madrid y asegura que «todo fue legítimo»

La empresa a través de la cual se pagó esta cantidad millonaria fue Servicios Funerarios de Madrid SA. Esta funeraria municipal ofrece un servicio integral en tanatorios, crematorios y cementerios con atención personalizada y cuenta con unas cuentas saneadas. Es por ello que los miembros de la Corporación municipal acudieron a esta empresa municipal para pagar las mascarillas del presunto estafador. Cabe destacar que entonces la funeraria madrileña contaba con liquidez suficiente. «Al ver Borja Fanjul y Matilde García Duarte que esta empresa municipal contaba con fondos fraguaron la operación a las 21.30 de esa misma noche tras hablar con el Consejo de Administración de la funeraria», explican estas mismas fuentes que identifican a ambos miembros como los culpables de la presunta estafa.

El acusado de la segunda gran estafa al equipo de José Luis Martínez-Almeida salió de España a pesar de esta polémica. Philippe Solomon viajó a Francia y Estados Unidos aunque ha asegurado que en ningún momento ha huido. «No estoy en absoluto escondido», aseguró el empresario franco-israelí a InfoLibre que consiguió localizarle. No obstante, de nada le va a servir estar fuera del país ya que la Justicia ha decidido reabrir el caso y ya están buscando responsabilidades entre los implicados del suceso.

MATILDE GARCÍA Y BORJA FANJUL TAMBIÉN SUFRIERON UN EL CASO MASCARILLAS

No es la primera vez que el Ayuntamiento de Madrid tiene problemas en cuanto a los contratos de mascarillas. Las comisiones por abastecer de este material de protección contra el coronavirus que se llevaron el hijo del Duque de Feria, Luis Medina y su socio Alberto Luceño del Ayuntamiento de Madrid causaron un cisma dentro de Cibeles. La pandemia de coronavirus llegó a España en el primer trimestre de 2020, y los comisionistas no tardaron mucho en hacer negocios millonarios con la necesidad del Ayuntamiento de Madrid de comprar material sanitario a pesar de que la economía mundial se estuviera resintiendo.

Denominado Caso Mascarillas esta trama relata como dos comisionistas hicieron el negocio de sus vidas en los peores momentos de la pandemia. El hijo de Naty Abascal y el duque de Feria junto con su socio se llevaron comisiones millonarias por traer mascarillas de China. A través de un contrato, también con la funeraria, la Corporación municipal pagó estos enseres a un precio desorbitado causando prejuicio en las arcas públicas.

A pesar de estas comisiones, el precio inflado de los productos y el expolio de las arcas públicas, el Caso Mascarillas no pudo acabar con el Gobierno municipal. Según ha podido comprobar MONCLOA.com, los grupos municipales mantuvieron conversaciones para interponer una moción de censura contra José Luis Martínez-Almeida pero este plan no prosperó. No lo hizo ya que la vicealcaldesa de Ciudadanos, Begoña Villacís, decidió confiar en el alcalde madrileño aseguran estas mismas fuentes.

No obstante, las comisiones ahí están y el asunto ha llegado hasta los Tribunales. La Justicia ha llamado a declarar tanto a Luis Medina como a Alberto Luceño para que den cuenta en el banquillo de lo ocurrido en torno al Caso Mascarillas. El juez Adolfo Carretero ha decidido interponerles una multa y retirarles el pasaporte debido al riesgo de fuga que existe durante la instrucción del caso. Sin embargo, ambos comisionistas han declarado no tener liquidez en sus cuentas bancarias a pesar de haber cobrado millones del Ayuntamiento de Madrid.