viernes, 30 septiembre 2022 07:47

Luis Planas acude a la feria de Málaga mientras el problema de sequía en España no deja de agravarse

Luis Planas no piensa perderse la feria de Málaga por nada y mucho menos por los problemas de sequía que están afectado a España. Al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación parece ser que le importa poco o nada la falta de agua que sufriendo España durante este verano. Las reservas de agua no dejan de disminuir y ninguno de los políticos miembros del Gobierno es capaz de tomar medidas que permitan paliar la situación, la cual ya es bastante crítica. Y es que, el ministro de Agricultura, Luis Planas, lejos de diseñar un plan o una estrategia que permita combatir la situación que está afrontando el país con serios problemas de sequía, ha decidido trasladarse a la ciudad malagueña acudir la feria. Así, mientras el nivel de los embalses continúan bajando hasta niveles que no se registraban desde el año 1995, Luis Planas disfruta de su viaje a Málaga para acudir a la feria.

La feria de Málaga comenzó este fin de semana y muchos políticos no han dudado en aprovechar sus vacaciones o tomarse unos días libres para acudir a la ciudad andaluza y disfrutar de las fiestas de la región. Así, Luis Planas ha decidido vaciar su agenda de todo tipo de compromisos y olvidarse hasta cierto punto de sus obligaciones como ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, para poder disfrutar de los actos y costumbres típicas de la feria. Sin embargo, lo que sorprende de este viaje es que Luis Planas haya decidido realizar en plena sequía. Y es que, lo problemas de falta de agua durante en el verano en España es algo típico del periodo estival, pero este año la situación es realmente grave.

Luis planas no está dispuesto a renunciar a sus vacaciones en la feria de málaga por la sequía

La falta de lluvia sumado al hecho de que se malgasta el agua en regadíos privados en lugar de tratar de reducir su consumo para estas cuestiones está llevando a España a una situación crítica. Sin embargo, el titular de Agricultura no está dispuesto a perderse la feria ni a suspender las vacaciones por esta cuestión. No piensa renunciar a Málaga para ponerse a trabajar junto a su equipo en un plan o diseñar un estrategia que permita combatir y paliar esta situación. No quiere renunciar a su descanso para buscar la forma de reducir el consumo de agua y conseguir que los niveles de los embalses no continúen descendiendo.

Y es que, parece que considera que con las medidas que aprobó durante el mes de marzo contra la sequía está todo el trabajo hecho. Sin embargo, estas iniciativas no han sido eficaces y en lugar de ponerse manos a la obra para encontrar soluciones frente a este problema que no deja de agravarse, prefiera continuar disfrutando la feria de Málaga y de sus días de vacaciones. Además, no ha acudido solo a la feria, ya que ha ido acompañado del líder del PSOE en Andalucía, Juan Espadas, junto a quien a recorrido las calles de la ciudad andaluza. A la inacción de Luis Planas se suma también la de la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien parece ser que tampoco está tomando grandes medidas para paliar la situación de sequía en España.

AL VIAJE A MÁLAGA DE LUIS PLANAS SE SUMA LA INACCIÓN DE TERESA RIBERA

Como cada verano, España entra en sequía. Se trata de un indicador climático que alerta de la falta de agua en diversos ecosistemas españoles. Este verano, la reserva de agua ha caído al 39%, el menor porcentaje desde la gran escasez de 1995. Y es que no solo la falta de lluvias agrava el problema, también el despilfarro en cuanto al regadío hace mucho porque la sequía se propague por las diversas comunidades autónomas españolas. El grupo Ecologistas en Acción ha asegurado que el problema de sequía se deriva de una mala gestión y consumo excesivo de agua, orientado a regadío, y no tanto a la falta de lluvias.  Es por ello que el grupo ecologista ha enviado una petición al ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, liderado por Teresa Ribera, para que reduzca sustancialmente el riego en la mayor parte del país, y no lo vuelva a subir hasta que el nivel de los embalses se sitúe de nuevo dentro de la media de los últimos años. “Restringir el agua a la población, mientras se gasta de manera masiva para una actividad económica privada como el regadío, resulta inaceptable“, denuncian desde Ecologistas en Acción.

2022 ha sido un año fructífero en cuanto a lluvias. Según datos proporcionados por la organización ecologistas, durante la primavera de 2022 llovió un 12% por encima de la media. De este modo, parecía que la sequía este año no iba a ser tan importante como otros veranos. Sin embargo, las previsiones han sido erróneas ya que los embalses españoles se encuentran nada menos que 20 puntos porcentuales por debajo de la media de los últimos 10 años para esta misma fecha. Además, la escasez de recursos hídricos ha empezado a hacer mella en provincias como Galicia, Castilla y León, Extremadura, Andalucía, Cataluña o Navarra.