viernes, 30 septiembre 2022 08:21

Pedro Sánchez se pasea en Falcón por Argelia a ver si araña un poco de gas

Pedro Sánchez quiere hacer las paces con Argelia. Desde que el presidente del Gobierno de España reconoció la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental, las relaciones diplomáticas con Argelia no han dejado de tensarse, hasta el punto de llegar a romper todo tipo de lazos. Así, la buena relación de España con Marruecos no ha hecho más que alejar al país argelino. Una situación que parece que Pedro Sánchez quiere revertir y volver a estrechar las relaciones, quiere conseguir entablar una buena relación tanto con Argelia como con Marruecos. Así, parece ser que un Falcon del Ejército del Aire voló a Argelia, aunque no está claro el motivo de este viaje ni quien se encontraba dentro de este avión. Sin embargo, no deja de resultar extraño este traslado debido a las relaciones que actualmente mantiene el país argelino con España, las cuales están rotas. Pero parece que Pedro Sánchez se ha marcado como objetivo volver a estrechar lazos con dicho territorio para tratar de arañar un poco de gas.

Que las relaciones entre España y Argelia están totalmente rotas es un hecho. La buen momento por el que está pasando el país español con Marruecos ha alejado y roto todo tipo de lazos con el territorio argelino, quienes no han dejado de tomar medidas para vengarse de España. Sin embargo, parece ser que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está decidido revertir la situación, a volver a situarse en un punto de entendimiento con el país que dirige Abdelmadjid Tebboune. Y es que, Pedro Sánchez tiene claro que Argelia es un país importante para España, principalmente por el gas que exporta este territorio y por ello parece que está tratando retomar las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Así, el pasado viernes 12 de agosto un Falcon del Ejército del Aire voló a Argelia. Es decir, que un avión oficial del Gobierno se trasladó a un país que actualmente está atravesando una situación difícil con España. Se trata de un viaje que no ha pasado desapercibido para el diputado del Grupo Mixto, Pablo Cambronero. El político no ha dudado en presentar una pregunta ante la Mesa de Congreso de los Diputados para conocer el trasfondo de este viaje. Las preguntas giran entorno a conocer quién ha realizado dicho vuelo, los objetivos del viaje, así como la agenda, duración y costes. Además, también ha pedido conocer el punto en el que se encuentran las relaciones diplomáticas entre Argelia y España.

Desde que Pedro Sánchez anunció que reconocía la soberanía de Marruecos respecto al Sahara Occidental, las relaciones con Argelia no han dejado de empeorar. Así, el país argelino no ha dejado de tomar represalias contra España, como barajar la posibilidad de impedir que las agencias de turismo suspendieran los viajes a al territorio español, aunque esta no es la única medida que han tomado. El país que dirige Abdelmadjid Tebboune también decidió suspender el contrato con la empresa española que desde hacía años abastecía al país de servicios de extinción de incendios. Esto se suma a la larga lista de agravios que Argelia ha cometido contra España. Sin embargo, esta situación podría cambiar dentro de poco.

Pedro Sánchez tiene claro que es necesario volver a retomar las relaciones y ya está trabajando para ello. O es lo que parece tras registrarse un vuelo de un Falcon del Ejercito del Aire español a Argelia. Parece que quiere volver a estrechar lazos y llegar a un punto de entendimiento que les permita volver a retomar las relaciones diplomáticas entre ambos países. Todo ello para afianzar el suministro de gas procedente de Argelia y evitar nuevas represalias como la llegada de pateras a la costa de Almería.

PEDRO SÁNCHEZ QUIERE EVITAR NUEVAS REPRESALIAS DE ARGELIAS COMO LAS PATERAS EN LAS COSTAS DE ALMERÍA

El Gobierno no ha sabido controlar todos los frentes. Tan pronto ha conseguido controlar las fronteras de Ceuta y de Melilla, Almería se ha convertido en el nuevo punto débil de la península. El Ejecutivo no ha sido delicado con la política internacional. Más bien todo lo contrario. La buena relación con Marruecos ha acarreado la ruptura de las relaciones con Argelia. Y el país africano ha abierto el grifo migratorio de golpe en forma de pateras para inundar de inmigrantes las costas de Almería y otras provincias españolas. Murcia ya se prepara, pero lo cierto es que la misma herramienta de presión que utilizaba Marruecos se ha convertido en el arma preferida de los argelinos para “atacar” a España. Y lo peor es que en este caso no se pueden levantar vallas ni valen esas ilegales devoluciones en caliente.

Almería ya ha sufrido las primeras consecuencias con la llegada de una buena cantidad de inmigrantes. Hace tres semanas llegaron a distintas playas de la costa almeriense hasta seis embarcaciones con más de 100 personas a bordo en menos de 24 horas. Ahora, fuentes de la Guardia Civil han dejado claro a MONCLOA.com que la presencia de cayucos en la costa se ha disparado en comparación con hace unos meses. Los expertos tienen claro que esto se debe a que Argelia ha abierto por completo el grifo de la inmigración para hacer lo mismo que hacía Marruecos tiempo atrás.