viernes, 30 septiembre 2022 11:53

El consulado de Venezuela en Barcelona recibe con un año de retraso más de 7.000 pasaportes

Este martes 16 de agosto llegó al consulado de Venezuela en Barcelona una nueva valija diplomática con 7 mil pasaportes de ciudadanos venezolanos que viven en el país. Esto se suma a la lista de los 6 mil pasaportes y 2 mil prórrogas que llegaron la primera semana de agosto. Para los venezolanos que residen en España esto es un motivo de celebración, debido a todo lo que implica para los ciudadanos de ese país la obtención de este importante documento de identidad, por todo lo que deben esperar para obtenerlo.

La realidad es que para los ciudadanos del país suramericano, tanto dentro como fuera del territorio, es un suplicio tener acceso al pasaporte, pues pueden transcurrir entre ocho meses y un año antes de que puedan recibir uno, por toda la incompetencia del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería de Venezuela (SAIME), que es el ente encargado de la tramitación de los documentos de identidad de los venezolano.

En las redes sociales del consulado muchas personas preguntan que para cuándo llegarán más pasaportes a las sedes consulares, pues muchos de ellos denuncian que llevan demasiados meses a la espera, sin que el organismo que se encarga de tramitarlos les dé una respuesta.

El pasaporte venezolano está cotizado como uno de los más costosos del mundo, pues para obtenerlo, las personas deben cancelar 200 euros al momento de hacer la solicitud, que se hace a través de la página web del organismo, más una tasa consular que varía entre 50y 80 euros que deben ser pagados en efectivo, el día que acuden a la cita para que les tomen la fotografía y les hagan la verificación de datos y de huellas dactilares. Entre el día que se realiza el pago y la asignación de la cita pueden transcurrir entre cuatro y seis meses, más entre seis y ocho meses más desde el momento en que acuden a la cita y el día que el documento llega al consulado.

Y no conforme con todo el tiempo que deben esperar para recibir el pasaporte, en el lote que llegó hace un par de semanas al consulado de Madrid, varios cientos de documentos llegaron con errores de impresión en la fecha o en el lugar de nacimiento del titular; un error del que todavía no se saben las consecuencias que pueda traer a las víctimas al momento de realizar sus trámites migratorios en España.

De momento, las autoridades del consulado en Barcelona solo publicaron que habían llegado los documentos y que la entrega se haría de manera presencial, sin responder las consultas que cientos de ciudadanos que continúan preguntando cuándo llegarán sus pasaportes.

No ha trascendido si entre los que llegaron en esta oportunidad hay documentos con errores de impresión, como ha ocurrido con los que llegaron a Madrid, donde en la sede consular solo se limitaron a entregar un documento firmado y sellado por las autoridades reconocen que el pasaporte tiene un error.

Entretanto, las autoridades del SAIME en Venezuela han guardado absoluto silencio y no han hecho ninguna declaración al respecto, tal como sucedió durante los más de 20 días que la página web del organismo presentó fallas y no se podía acceder al sistema para solicitar ningún tipo de documento.

Tras ese incidente, el organismo venezolano solo salió al paso para decir que la falla se había debido a un «bloqueo informático», sin aportar mayores detalles de lo sucedido. La única información que trascendió en los medos venezolanos fue que se había tratado de un cambio de administración de los sistemas de identificación de los venezolanos, que anteriormente estaba en manos de funcionarios cubanos y que ahora supuestamente había pasado a ser controlado por una compañía argentina.

Las personas que estén a la espera de sus pasaportes pueden ingresar a la página del consulado de Venezuela en Barcelona y verificar en el listado con su número de cédula y en el caso de que aparezcan en las listas, proceder a pedir una cita para acudir a la sede consular para retirarlo el día que le indiquen.

Todas estas irregularidades y trabas del régimen de Nicolás Maduro y sus instituciones continúan afectando de manera constante a quienes se han visto obligados a emigrar, debido a la crisis política, económica y social que han dejado las dictaduras de Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela.

Estos regímenes han utilizado el acceso a los documentos de identidad como un mecanismo para controlar a la población, al punto que en muchos de los países a los que han tenido que llegar los venezolanos, los gobiernos han tenido que crear alternativas, como permitirles que hagan trámites migratorios con el pasaporte vencido, debido a lo complicado y costoso que les resulta a estas personas que han tendido que emigrar, poder obtener documentos nuevos en los países donde se encuentran.