Patatas panadera: cómo prepararlas para no engordar un gramo

Las patatas son uno de los alimentos que más se disfrutan. Fritas o al horno, con o sin salsa, siempre presentan ese sabor inconfundible que eligen millones de bares en todo el mundo y personas en sus casas. Sin embargo, existen muchas personas que han sacado este comestible de sus dietas porque engorda. Sacrifican un sabor indescriptible para lucir figura. El típico “para presumir hay que sufrir”. Hoy eso va a cambiar. Te presentamos una receta de patatas panadera con la que no engordarás ni un gramo. Mira, mira. ¡No tiene desperdicio!  

Patatas: ¿son buenas o malas? 

Patatas panaderas 3 Moncloa

Las patatas tienen poca o mala fama porque la mayoría prefiere comerlas fritas. Es por eso que muchos desconocen las increíbles ventajas que tienen para la salud. Sus beneficios son muy numerosos. Es un alimento rico en carbohidratos, que aporta mucha energía. Tiene un 75% de agua, alberga mucho potasio, es abundante en vitamina C, B, ácido fólico, magnesio y hierro. Es buena para combatir enfermedades cardiovasculares y bajar la presión arterial. La vitamina B6 presente en la patata protege las arterias, ayuda a la renovación celular y contribuye al sistema nervioso. 

Aquellos que sufren estrés tienen una gran aliada en la patata, rica en fibra y sugerida por los expertos para los problemas estomacales. Batalla muy bien contra la acidez. Asimismo, presenta altos niveles de vitaminas y minerales ventajosos para la piel