domingo, 25 septiembre 2022 06:17

Sergio García Torres trabaja por segunda vez en la legislatura

Sergio García Torres está irreconocible. El director General de Derechos de los Animales se ha tomado con calma lo de trabajar, dado que no ha sido hasta este año 2022 cuando se ha puesto manos a la obra para intentar sacar alguna medida o iniciativa. Y es que, lo de trabajar parece que no va demasiado con este político, ya que se ha tirado más de un año y medio sin hacer absolutamente nada. Hasta ahora. A Sergio García Torres se le ha acabado el chollo y en lo que va de legislatura ya ha tenido que trabajar hasta en dos ocasiones, algo que insólito para este político. La primera vez que se vio obligado a ponerse a trabajar fue para diseñar la Ley de Protección Animal algo que en lo que lleva mucho tiempo trabajando, aunque no ha sido hasta este año 2022 cuando ha dado de verdad algún paso respecto a la medida, la cual fue aprobada a principios de agosto por el Consejo de Ministros. La segunda ocasión en la que se ha podido ver a este político hacer algo ha sido para crear unas subvenciones dirigidas a entidades de protección animal. Así, Sergio García Torres ya ha trabajado hasta dos veces en lo que va de legislatura.

En el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 no dan crédito a los que están viendo, Sergio García Torres trabajando por segunda vez en lo que va de año. Desde que llegó a las filas filas de este departamento gracias a Pablo Iglesias no ha hecho gran cosa, por no decir nada. Hasta ahora. Desde octubre del año pasado, el director General de Derechos Sociales se dispuso a trabajar en su Ley de Protección Animal, la primera vez que hacía algo en toda la legislatura. Y parece que ha cogido ritmo, dado que ahora se ha puesto a trabajar por segunda vez, algo que no pueden creerse los miembros del departamento que dirige Ione Belarra.

En el ministerio de derechos sociales están atónitos con que sergio garcía torres se haya decidido a trabajar por segunda vez

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado el último trabajo de Sergio García Torres. Se trata de una resolución que ha tramitado el Ministerio de Derechos Sociales sobre subvenciones destinadas a entidades de protección animal en 2022. El objetivo de estas partidas consiste en sufragar parte de los gastos que hayan de afrontar las entidades de protección animal en el año 2023, en concepto de tratamientos veterinarios y gastos en bienes fungibles no inventariable para el desarrollo de sus actividades. En esta ayuda también estará incluido comida de los animales. La partida de dinero que se destinará a estas subvenciones asciende a 1.994.841,52 euros. Las entidades beneficiarias podrá recibir una cuantía máxima de 5.000 euros y una mínima de 250 euros.

Además, Sergio García Torres está tan comprometido con esta iniciativa que incluso ha realizado un video en el que explica los requisito del proceso de solicitud de dichas subvenciones. Algo que han compartido a través de las cuenta oficial de Twitter de la Dirección General de Derechos Animales. Esta es la segunda vez que este político se decide a trabajar y, además, ha dejado prueba gráfica de ellos por si alguien no se lo cree. Y es que, en el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 están muy sorprendidos con que Sergio García se haya decidido a trabajar por segunda vez en lo que va de legislatura.

SERGIO GARCÍA TORRES SE PUSO A TRABAJAR POR PRIMERA VEZ TRAS AÑO Y MEDIO DE LEGISTURA

Fue nombrado en enero de 2020. El puesto no existía previamente. Se lo inventó el entonces vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, el cual creó una dirección general dotada con en torno a 80.000 euros brutos anuales llamada Dirección General de Derechos de los Animales. Pero ahora, más de un año y medio después, ha llegado su momento. Sergio García Torres, el director general de derechos de los animales, se dispone a ser útil por primera vez en la legislatura. La necesaria Ley de Protección Animal, que prevé prohibir la venta de mascotas en las tiendas, eliminar el listado de perros potencialmente peligrosos y establecerá un registro de personas inhabilitadas para tener animales de compañía, llegará al Congreso y será, si no hay sorpresas, una realidad muy pronto. Desde que Sergio asumió el cargo, es la primera vez que se puede ver su trabajo. Antes se ha dedicado a reunirse esporádicamente con algunas asociaciones relacionadas con el mundo animal y poco más.

Cobra el sueldo de un ministro. De hecho, su salario es similar al del presidente del Gobierno (pero queda muy lejos del del president de la Generalitat). Pero sea como sea, lo cierto es que el entorno de Podemos aplaude que por fin Sergio haya decidido trabajar. Aún así, no lo ha hecho por su cuenta. Todo el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha estado detrás de la normativa que prevé dotar de más protección a los animales de compañía. La mayoría de la gente en el partido celebra que Sergio haya decidido ganarse el sueldo casi dos años después de que entrara en el cargo. Porque aunque tarde, la ley es necesaria para dotar de protección a los animales frente al maltrato y a algunas causas manifiestamente injustas como es el denominar a algunas razas de perros como potencialmente peligrosas.