martes, 27 septiembre 2022 12:21

Algunos sanitarios se aprovechan y se cuelan en los destinos de las enfermeras escolares

Las enfermeras escolares están en pie de lecha, de cara al inicio del nuevo año escolar, pues además de haberse pasado todo el verano a la expectativa, esperando que hicieran los llamamientos para que asignaran los cargos, ahora buscan alternativas para frenar a los sanitarios que están al acecho tratando de quedarse con los cupos disponibles.

El gremio denuncia que ya tienen suficientes conflictos, para ahora tener que dedicarse a cuidar los cargos disponibles, pues el curso pasado detectaron varios casos en los que personal sanitario de la Seguridad Social intentó dar el salto a los cargos de enfermeras escolares.

Algunas de las profesionales han denunciado que en el caso de que detecten a sanitarios «cazando» cargos en los planteles de la Comunidad de Madrid, harán las respectivas denuncias ante las autoridades, pues señalan que es ilegal tener dos contratos con la administración pública, por lo que no permitirán que los planteles capten personal de la sanidad pública.

Esto sucede por que las sanitarias buscan compaginar sus turnos con sus vidas personales y aprovechan de colarse en los planteles, que tienen turnos cortos disponibles, lo que les permite tener dos ingresos, a pesar de ser ilegal.

En general, las ofertas laborales para las enfermeras escolares va en jornadas completas, que son 7 horas y media o en turnos de 3.5 o 5 horas, que son jornadas parciales. Es por ello que las profesionales se quejan de que lo ideal sería que cada centro escolar público de la ciudad de Madrid tuviese una enfermera a dedicación exclusiva, pero denuncian que los contratos que firman contempla la opción de que dos colegios compartan a la misma enfermera.

Las enfermeras escolares están a la espera de que la próxima semana comiencen los llamamientos para ver cuáles serán los centros educativos a los cuales serán asignadas y están atentas al tema de la baremación que se está haciendo, pues aún no saben cuáles son los criterios que se tomarán en cuenta y que han sido aprobados desde el despacho de Enrique Ossorio, el consejero de Educación y Universidades de la Comunidad de Madrid, a través de Eva Rosino, que ha dejado de último este tema, pese a que faltan muy pocos días para que comience el nuevo periodo escolar.

Esto quiere decir que posiblemente se dé primero el inicio del año escolar, que todo el proceso de asignación de enfermeras a los centros educativos de la Comunidad de Madrid, sabiendo que es imprescindible que los niños que tienen algún tipo de patología puedan contar con la atención primaria en su colegio, pero esto parece no importarle a las autoridades locales, que han dejado los nombramientos para último momento.

Las profesionales desconocen cuáles son los criterios que se están utilizando para hacer las asignaciones, pues en la dirección de Recursos Humanos, toda la plantilla que está a cargo de Risino es la encargada de hacer este proceso, para el que solo le solicitan unos documentos a las enfermeras y posteriormente se hacen las baremaciones correspondientes, pero no les dan explicaciones al respecto.

Las enfermeras consultadas por Moncloa.com han señalado que esto las pone en desventaja la momento de las asignaciones, pues señalan que los criterios aplicados no son conocidos por ellas, que son las afectadas en las designaciones, pues los nombramientos se van haciendo por orden de la puntuación que les asignan en las baremaciones y denuncian que solo aquellos que tienen contactos con las autoridades son llamados de primeros para que pueden seleccionar las plazas en los colegios que están disponibles, mientras que quienes se quedan rezagados, deben conformarse con los puestos de pocas horas y en cualquier colegio público que esté bajo la administración de la Comunidad de Madrid.

Para estas profesionales lo más injusto es que las hayan tenido todo el verano esperando lo llamamientos y que a último momento hayan decidido que se harán justo una semana antes de que se inicie el nuevo año escolar, pues eso les deja muy poco margen para que puedan hacer reclamaciones o cambios, en caso de que deban hacerlo.

Al final, las enfermeras escolares señalan que el gremio es muy desunido, porque hay algunas profesionales que están muy bien conectadas con quienes se encargan de tomar las decisiones importantes en torno a sus nombramientos. Sin embargo, son críticas del hecho de que normalmente las personas encargadas de hacer estas designaciones no son sanitarios, por lo que desconocen cuál sería la mejor manera de ejecutar todos estos procesos que inciden en el desempeño de sus carreras profesionales y sus condiciones laborales.

Es por ellos que muchas de ellas han anunciado que estarán muy atentas a todos los movimientos que se comiencen a dar dentro del gremio, a partir de la próxima semana, pues será decisivo todo el proceso de llamamientos este periodo y el ingreso de nuevas enfermeras del sistema sanitario público, incumpliendo lo que establece la ley.