viernes, 7 octubre 2022 20:45

Protección Civil, la ‘vieja del visillo’ de las catástrofes que usurpa las funciones de los bomberos

Los efectivos de Protección Civil se han convertido en los espectadores indispensables de cualquier catástrofe natural que ocurra en territorio español. Poca gente sabe qué hacen ahí esos SUV, sin embargo, siempre están en cualquier incidente. Se trata de un cuerpo de efectivos implicados en la protección y socorro de personas y bienes que hayan sido dañados. Sus funciones se parecen mucho al resto de las competencias que tienen los distintos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por lo que existe malestar entre ciertos miembros de los mismos ya que les acusan de usurpar sus funciones. Este es el caso de los bomberos de Pinto que han afeado como el personal del PIMER de la localidad han usurpado sus funciones incumpliendo el Convenio de colaboración de la Agrupación de Voluntarios y el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid.

Los efectivos de Protección Civil se han convertido en los espectadores indispensables de cualquier catástrofe natural que ocurra en territorio español

Los hechos ocurrieron el pasado 26 de agosto cuando la policía local de Pinto avisó al 112 por un incendio de un vehículo. En la llamada se activó al cuerpo de bomberos y a su llegada se encontraron a personal del PIMER de Pinto actuando sobre el vehículo. Según informan los bomberos pinteños, estos efectivos de Protección Civil iban mal uniformaros tal y como se puede apreciar en la foto.

image 86 edited 6 Moncloa

Al ver que se estaba trabajando sin su presencia, los bomberos afean que los voluntarios de Protección Civil estén usurpando sus funciones e incumpliendo el Convenio de colaboración de la Agrupación de Voluntarios y el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid. Desde el sindicato de bomberos aseguran que el PIMER Pinto no tiene ningún anexo firmado para la extinción de incendios de interior pero que a pesar de ello cuentan con material para realizar estas labores como cámaras térmicas o equipos de respiración autónoma. También afean que los efectivos de Protección Civil no cuentan con una formación específica para estas tareas. Toda esta «suplantación» de funciones se está llevado a cabo ante la pasividad del Ayuntamiento de Pinto que permite estas prácticas.

Lo ocurrido en la localidad madrileña de Pinto es tan solo un ejemplo de los múltiples casos en los que los efectivos de Protección Civil han asumido más competencias de las que les corresponden. Este servicio público depende de diferentes Administraciones que tendrían que ser las encargadas de limitar dicha actividad. Por el momento, los efectivos de Protección Civil continúan siendo la «vieja al visillo» de las catástrofes que ocurren a lo largo de la geografía española.

PROTECCIÓN CIVIL LLEGA A TODA ESPAÑA

Los efectivos de Protección Civil están por toda España. Si bien el Sistema Nacional de Protección Civil depende del ministerio del Interior del Gobierno central, lo cierto es que también actúan a nivel regional y local. A nivel nacional, el máximo responsable de estos profesionales es Leonardo Marcos González. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, Leonardo pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. Antes de llegar a las oficinas de Interior, el funcionario desempeñó los puestos de secretario general de la Delegación del Gobierno en Castilla y León, fue inspector de la Inspección General del ministerio del Interior, ejerció como subdirector general de Recursos Humanos en el Instituto Nacional de Estadística y fue subdirector general de Posgrado y Doctorado en el ministerio de Educación. Todo un trampolín de cargos que le han llevado a ser el máximo responsable de la Protección Civil en España.

Así, Leonardo Marcos González dirige este cuerpo de profesionales que bien podrían haberse entrenado con las azafatas de eventos. En algunos sucesos, su presencia es meramente obligatoria por ley para colaborar aunque solo sea visualmente. Incluso, fuentes de otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado aseguran que en ocasiones usurpan sus funciones como ha ocurrido en el municipio madrileño de Pinto.

Sin embargo, en la propia web del ministerio del Interior existe una amplia enumeración de las competencias que tienen estos profesionales. Según detalla Interior en su web oficial, los efectivos de Protección Civil deben preparar planes estatales de protección civil, deben realizar estudios de prevención o ejecutar los presupuestos destinados a su departamento. Asimismo también son los encargados de proponer la declaración de zona afectada gravemente que debe aprobar posteriormente el Gobierno, tramitar subvenciones y ayudas para la implantación de los planes de protección civil y divulgar periódicamente estadísticas y datos sobre emergencias. Todas estas competencias dejan latente que los efectivos de Protección Civil poco o nada tienen que hacer en situaciones de emergencia in situ. No obstante, Interior ha puesto en marcha una Escuela Nacional de Protección Civil en la que se forma y entrena al personal de los servicios de incluidos en el Sistema Nacional de Protección Civil del país. Allí se forman tanto profesionales como voluntarios que quieren participar en este cuerpo que interviene como espectador ante una emergencia. Leonardo Marcos González capitanea a la «vieja del visillo» de las catástrofes.