sábado, 1 octubre 2022 20:07

El PSOE recula para no perder el voto de los cazadores y presiona para sacar la caza de la Ley de Protección Animal

El PSOE no quiere perder el voto de los cazadores. La actividad cinegética es un tema sobre el que el grupo socialista prefiere no tratar demasiado. Y es que, se encuentran en la espada y la pared respecto a esta cuestión dado que no quieren perder el apoyo de los cazadores, pero declararse completamente a favor estas prácticas les podría hacer perder también un número elevado de votos. Así, prefieren mantiener un perfil bajo respecto a este tema. Sin embargo, cuando se puso Ley de Protección Animal sobre la mesa no dudaron en apoyar la normativa, la cual ataca a la caza. Todo ello a pesar de que le habían prometido a los cazadores que dicha normativa no tocaría a su sector, es decir, faltaron a su palabra y este colectivo no dudó en recriminárselo. Ahora han decidido recular y presentar una enmienda contra esta ley para excluir la caza. Y todo para no perder el apoyo de este colectivo, dado que saben que cualquier voto cuenta.

El año 2023 será un curso marcado por la agenda electoral, ya que se llevarán a cabo comicios en todos los niveles territoriales, municipal, autonómico y nacional. Así, los partido políticos no quiere hacer ningún tipo de movimiento que les lleve a perder votos. Por este motivo, desde las filas del Gobierno piensan y sopesan muy bien cada medida e iniciativa que aprueban porque saben que ahora cualquier decisión podría hacer que perdieran el apoyo del electorado. Los cazadores son un colectivo en el que el PSOE ha puesto el foco, ya que considera que hay posibilidades de convertirlos en un nicho de votantes. Y que el grupo socialista permitiera que se aprobara una ley que prohíbe la caza puso en pie de guerra a todo este colectivo.

Por este motivo, han decidido recular y presentar una enmienda para blindar la caza de esta normativa. Quieren que esta ley no afecte a la actividad cinegética y por este motivo han presentado una enmienda para ello. No están dispuesto a poner en peligro el apoyo y los votos de este colectivo y por ello, están trabajado para defenderles. Una cuestión que no han dudado en celebrar desde la Real Federación Española de Caza (RFEC), quienes han valorado la noticia de forma positiva, aunque aseguran que están revisando la normativa para comprobar que se ciñe a las exigencias de la RFEC. Además, han asegurado que continúan trabajando con los grupos parlamentarios para frenar la ley animalista.

Sin embargo, hay un partido que no ha dudado en criticar la decisión del PSOE de blindar la caza de esta normativa de protección animal. PACMA, la formación animalista, ha calificado de vergonzosa la enmienda presentada por el grupo socialista. Además, han pedido a Pedro Sánchez que no excluya a los perros de caza de la normativa. En concreto, han dirigido esta petición a Presidencia, al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y al portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Patxi López. Y es que, fue este último, quien prometió a los cazadores que la normativa no les afectaría y ha sido, ahora, quien ha anunciado la enmienda. Desde PACMA solicitan que incluyan en la ley la prohibición de utilizar y explotar animales como herramientas de caza o guarda. Además, han insistido en que todavía están a tiempo de retirar esta enmienda o, por lo menos, cambiar el sentido de la petición.

EN UN PRIMER MOMENTO EL PSOE «VENDIÓ» A LOS CAZADORES CON LA LEY DE PROTECCIÓN ANIMAL

Los cazadores se sienten traicionados por el PSOE. Desde que se dio a conocer que el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2023 y, en particular, el departamento de Derechos Animales, que dirige Sergio García, estaban trabajando en una Ley de protección animal los cazadores se echaron a temblar ante el miedo de que se les acaba el chollo. Este colectivo miraba con esta normativa dado que sabían que probablemente les afectaría. Por eso comenzaron a buscar un aliados para asegurar la exclusión de su actividad de esta ley y lo encontraron en el PSOE. Sin embargo, el pasado 1 de agosto el Consejo de Ministros decidió aprobar esta normativa y, lejos de proteger la caza, la mayoría de las medidas recogidas en el documentos van destinadas a sancionar la actividad cinegética. Los cazadores se sintieron traicionados después de que el PSOE, capitaneado por Pedro Sánchez, les dejera “vendidos” con la Ley de Protección Animal.

El colectivo cinegético recibió todo un disparo por parte del grupo socialista. Que los miembros del Gobierno que forman parte Unidas Podemos iban a utilizar la Ley de Protección Animal para atacar a los cazadores es algo que ellos ya daban por hecho. Pero que lo haya hecho el PSOE les pilló totalmente por sorpresa y más cuando se comprometieron a una serie a una serie de peticiones realizadas desde la Real Federación Española de Caza (RFEC). Y no es que el PSOE se comprometiera en privado a excluir la caza de esta nueva normativa, sino que lo hicieron públicamente con un mensaje difundido en su cuenta de Twitter. Así, el Partido Socialista escribió: “Los animales son un miembro más de la familia. Los animales son un miembro más de la familia. Legislamos para poner fin a su maltrato, abandono y sacrificio, garantizando lo acordado con la Federación de Caza“.