miércoles, 28 septiembre 2022 13:53

Extremadura se salta una ley que prohíbe el maltrato animal durante los festejos taurinos

Extremadura parece que es una comunidad a favor de la tauromaquia. Se trata de una región donde no han dejado de celebrar festejos taurinos, sin embargo muchas de estas festividades van en contra de un decreto de este territorio. Y es que, según han denunciado desde PACMA, en Tornavacas, una localidad de Cáceres, se han llevado a cabo distintas prácticas con toros y vaquillas que han sido definidas por dicha formación animalista como «barbaridades». Y no solo eso sino que además van en contra de una normativa de dicha región en la que no están permitidas ningún tipo de prácticas que suponga maltrato animal. Sin embargo, esto no ha impedido que estas actividades y eventos se hayan llevado a cabo en Tornavacas. Lo que está claro es que en Extremadura no les importa que estos festejos no sean legales y todo con tal de llevar a cabo estas prácticas.

Las corridas de toros, los encierros y otras actividades con dichos animales se encuentran en el foco mediático desde hace mucho tiempo. Sin embargo, es habitual que, cuando llega el verano, en los pueblos de España organicen este tipo de actos para celebrar las fiestas de estos territorios. Sin embargo, existen leyes y normativas en distintas localidades que impiden llevar a cabo todo tipo de prácticas que pueda suponer maltrato animal. Y todavía más, cuando a principios del pasado mes de agosto se aprobó la Ley de Protección Animal para evitar que se haga daño a cualquier animal. También se ha prohibido el todo de la Vega, o eso es lo que han anunciado desde las filas del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, en particular, desde la Dirección General de Derechos de los Animales. Sin embargo, la realidad es muy distinta.

En una localidad de Extremadura, en Tornavacas, una región de Cáceres, han llevado a cabo distintas prácticas con estos animales que no han dudado en denunciar desde distintas asociaciones dado que suponen maltrato animal. Una cuestión que ha compartido PACMA desde su cuenta de Twitter, donde han publicado un vídeo en el que se puede ver a distintos ciudadanos tirando del rabo al toro, así como cogiéndole de los cuernos, zarandeando al animal y subiéndose encima de él. Desde esta formación han asegurado: » No tenemos palabras para describir estas horribles imágenes grabadas en Tornavacas (Cáceres)». Y han añadido: «Tan solo podemos imaginar el sufrimiento del animal. Las administraciones y el resto de partidos son los responsables de que estas barbaridades sigan ocurriendo».

A las críticas de PACMA, se suma también las de la Asociación de Policías por la Defensa de los Animales. Esta asociación ha difundido a través de su cuenta de Twitter la situación que están viviendo es Tornavacas. Y es que, en Cáceres existe un decreto, según detallan, sobre el Reglamento de Festejos Taurinos Populares de Extremadura, el cual prohíbe el maltrato a la vaquilla. Por este motivo, desde Policías por la Defensa de los Animales han pedido a PACMA que denuncien ante la Fiscalía estos hechos. De esta forma, pretenden poner fin a este tipo de prácticas, las cuales, a pesar de lo que diga la ley, continúan llevándose a cabo. Y es que, este no es el único territorio de España en el que se realizan eventos taurinos que, además, suponen maltrato animal. En la comunidad que dirige Ximo Puig, en Valencia, también son habituales este tipo de prácticas. Y no solo eso, sino que hasta se las enseñan a los menores, una vez más saltándose la ley para ello. En particular, en esta localidad de Valencia enseñan a los jóvenes a embolar al toro para las festividades.

EXTREMADURA NO ES EL ÚNICO TERRITORIO DONDE SE SALTAN LA LEY PARA LLEVAR A CABO FESTEJOS TAURINOS

Ximo Puig parece importarle poco o nada el maltrato animal en los municipios de su comunidad. Las festividades taurinas son una práctica todavía muy extendida entre los municipios españoles. Es habitual observar como durante las fiesta de estos pueblos se utilizan los toros para llevar a cabo muchas actividades. Sin embargo, en la mayoría de los casos suponen maltrato animal. Este es el caso de Alfafar, un municipio de la Comunidad Valencia en el que se dedican a embolar toros durante sus festejos. Y no solo eso sino que hasta enseñan a los menores a hacerlo. Una cuestión que va en contra de las leyes valencianas y que no han dudado en denunciar distintas asociaciones como la plataforma antitaurina de Alfafar, quienes llevan tiempo alertando y denunciando esta situación. Sin embargo, el presidente de la Generalitat Valenciana prefiere mirar hacia otro lado, según destacan desde la asociación, debido a que las elecciones se encuentran a la vuelta de la esquina y no quiere posicionarse respecto al tema. Así, Ximo Puig hace oídos sordos sobre este tema mientras estas prácticas continúan sucediéndose.