jueves, 29 septiembre 2022 08:56

El inútil movimiento del Gobierno: quitarle competencias a Miquel Iceta y dárselas a Pilar Llop

El Gobierno ha realizado un movimiento que nadie entiende. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está preparando el terreno y llevando a cabo distintas medidas y cambios y todo para poder acabar la legislatura de la mejor forma posible. Así, ha decidido cambiar competencias a distintos políticos miembros del Ejecutivo, dado que conforme van pasando los días más ministros se encuentran en el punto de mira de Pedro Sánchez. Sin embargo, el último cambio, que ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), resulta cuanto sorprendente. El presidente ha decidido que la ministra de Justicia, Pilar Llop, sustituya al titular de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, al frente de la concesión directa de subvenciones para gastos de funcionamiento de fundaciones y asociaciones vinculadas con partidos políticos con representación en las Cortes Generales que realicen actividades de estudio y desarrollo del pensamiento político y social. Muchos no entienden el motivo de este cambio de competencias, ya que para muchos ninguno de los está demasiado comprometido con su cargo. Consideran que ambos ministros se están dejando llevar manteniendo un perfil bajo para no llamar demasiado la atención y tratar de sobrevivir hasta el final de la legislatura. Y si considera que Miquel Iceta no es que brille por su idoneidad para el cargo, Pilar Llop tampoco.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la última decisión de Gobierno, en particular del presidente, Pedro Sánchez. Hasta ahora, el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta era el responsable de la concesión directa de subvenciones para gastos de funcionamiento de fundaciones y asociaciones vinculadas con partidos políticos con representación en las Cortes Generales que realicen actividades de estudio y desarrollo del pensamiento político y social. Sin embargo, parece ser que a Pedro Sánchez no le convence demasiado que este ministro para dicho cargo, parece que no ha realizado una actuación demasiado satisfactoria. Por este motivo, ha decidido que es necesario realizar un cambio. El problema es que la persona que ha elegido el Gobierno para sustituirle tampoco es que brille demasiado por su actividad laboral.

PILAR LLOP GANA COMPETENCIAS

Pedro Sánchez propuso ante el Consejo de Ministros que fuera Pilar Llop, la titular de Justicia, la persona que sustituye a Miquel Iceta. Un movimiento que ha sido aprobado, pero que muchos no entienden. Y es que, Pilar Llop tampoco creen que vaya a realizar una gran actuación gestionando estas subvenciones. Muchos considera que se trata de un cambio inútil, donde no se observará ningún tipo de mejora para llevar a cabo esta función. Además, le ha concedido la gestión de esta partida de ayudas a una persona que destaca por su dejación de función. Muchos dentro de las filas del Ministerio de Justicia están hartos de que Pilar Llop no haga nada. Por eso, no entienden que siga ampliando sus competencias.

Y no solo eso, sino que la titular de Justicia es una de las políticas del Gobierno que suena para abandonar la casa en la próxima crisis que tendrá lugar a principios del año 2023. Muchos sitúan la fecha en enero, y algunos con solo pensarlo están entrando en un estado de nerviosismo. Pilar Llop sabe que es una de la ministras que abandonará su departamento antes de acabar la legislatura y, por ese motivo, no realiza demasiados esfuerzos y relega las competencias y funciones en los altos cargos de su departamento. Lo único que parece motivar a Pilar Llop son los actos de género, dado que son los únicos compromisos que la sacan de su despacho.

EL GOBIERNO OTORGA MÁS FUNCIONES A PILAR LLOP A PESAR DE SU DEJACIÓN DE FUNCIONES

La ministra de Justicia, Pilar Llop, sigue en su urna de cristal a la espera de que Adriana Lastra le dé el visto bueno para que se lance a por la candidatura a la Comunidad de Madrid. La propia titular de Justicia tiene dudas sobre si finalmente se impondrá Juan Lobato como chivo expiatorio al que quemar frente a Isabel Díaz Ayuso o si mantendrán la idea de que será ella la que se presente a los comicios. Pero mientras Pilar Llop espera paciente encerrada en su despacho, todos los poderes vivos de la Justicia aseguran estar “desesperados” por la inacción de la ministra y por su “dejación de funciones” absoluta. El único que hace acto de presencia de vez en cuando para justificar las ausencias perpetuas de Pilar Llop es su jefe de gabinete e íntimo amigo de la pareja de la ministra. Pero solo para bloquear las visitas y para no dar pie a nuevas reuniones entre Llop y quien sea del ámbito judicial.

Algunos entienden que Pilar Llop está esperando en un jarrón de cristal a que Adriana Lastra le dé el visto bueno. Otros que simplemente no tiene mayor interés en trabajar, a excepción de cuando se trata de hablar de violencia de género o de cualquier asunto feminista. Mientras que la sombra de su predecesor, Juan Carlos Campo, la está dejando a la altura del betún, Pilar Llop parece inmune a las críticas por su inacción. Quizá porque su jefe de gabinete, Rafael Pérez, se ha propuesto aislarla del resto de funcionarios del Ministerio de Justicia y de todos los altos funcionarios del Consejo General del Poder Judicial. Pero lo cierto es que las únicas apariciones públicas que hace la ministra son para hacer campaña en favor de su partido o para hablar del único tema que parece dominar: la violencia de género.