miércoles, 28 septiembre 2022 14:17

Las últimas declaraciones de Irene Montero empujan a Yolanda Díaz a montárselo por libre

Unidas Podemos ha dejado de estar unido. La ministra de Trabajo y vicepresidenta dudó por un segundo si presentarse bajo los colores de la marca, pero Irene Montero ha conseguido que cambie de idea con solo un par de declaraciones. Con Ione Belarra no pasa, pero sí con la ministra de Igualdad. La idea de Yolanda Díaz es la de dejar Unidas Podemos lo antes posible. Sumar irá a las elecciones y una de las pocas exigencias es que Irene Montero no tenga un puesto en ese equipo. Las últimas declaraciones de la ministra han caído como plomo dentro del partido y ha disipado toda duda. Irene Montero no puede estar en el equipo porque la idea, según fuentes cercanas a la ministra de Trabajo, es crear un partido que trabaje en otras áreas con menos polémicas. «Es una caricatura de lo que era», aseguran fuentes cercanas a la vicepresidenta sobre Irene Montero.

«Todos los niños, las niñas, les niñes de este país tienen derecho a conocer su propio cuerpo«, ha asegurado la ministra de Igualdad. Y luego ha seguido con otra frase que ha dejado al partido a los pies de los caballos. Para ella, los niños «tienen derecho a amar o tener relaciones sexuales con quien les dé la gana basadas, eso sí, en el consentimiento y esos son derechos que tienen reconocidos». Y desde Unidas Podemos ya saben que con esto se han roto todos los nexos que unen a Irene Montero con Yolanda Díaz. La idea de Sumar es coger las principales áreas de la izquierda, como el ecologismo, el animalismo o las condiciones laborales, para establecer un discurso sin pegas. El feminismo es un área que también quieren potenciar, pero no de la mano de una Irene Montero polémica que solo consigue oleadas de titulares negativos.

La ministra de Igualdad ha conseguido todas las críticas habidas y por haber, pero no solo en la prensa. A nivel interno, Irene Montero está en una posición delicada. Solo su amistad estrecha con Ione Belarra, secretaria general de Podemos, la mantiene a flote, pero los nuevos partidos que esperan aglutinarse en torno a Yolanda Díaz parecen entender que con Montero no van a sumar. Son muchas las voces de esas conformaciones de Podemos que empiezan a criticar a Irene Montero por haber convertido el partido en una caricatura.

Yolanda Díaz espera en los próximos días dejar clara su pretensión a ir en solitario. No ve con malos ojos el sumar con Íñigo Errejón, Juan López de Uralde e incluso PACMA, pero lo que tiene claro es que las siglas de Unidas Podemos están quemadas. Fuentes directas del entorno de la vicepresidenta dejan claro que hasta Alberto Garzón está en una posición delicada, razón por la que ahora persigue a Yolanda por los pasillos. Ahora mismo, Yolanda pretende presentar Sumar sin haber metido en su equipo a todos los partidos con los que quiere presentarse en conjunto a las elecciones.

Las formas, aún así, no han gustado entre aquellos que quieren entrar en Sumar. El proceso de escucha de Yolanda Díaz ha sido lo más sordo posible. No se ha reunido con prácticamente ningún partido de forma directa y solo ha permitido que vayan a escucharla a sus presentaciones. Por el momento, en la izquierda saben que Yolanda Díaz irá por libre y saben que no quiere ser la candidata de Unidas Podemos, algo que ellos quieren a toda costa. Pero no saben cuándo podrán entrar a una reunión con la vicepresidenta para aclarar la conformación y, lo más importante, su puesto en las listas electorales.

YOLANDA DÍAZ Y GARZÓN; LA EXTRAÑA PAREJA

Yolanda Díaz parece que finalmente se ha compadecido de Alberto Garzón y le ha buscado un puesto en su nueva plataforma. La ministra de Trabajo y Economía Social hace mucho tiempo que cerró las puertas de Sumar al titular de Consumo, ya que consideraba que no tenía cabida en su proyecto político. Esta misma opinión es la que profesaban en las filas de Unidas Podemos, por su deslealtad a la formación durante el año 2019 cuando tanteo la posibilidad de apoyar al PSOE en solitario, desvinculándose totalmente de los morados. Ahora, parece que Yolanda Díaz ha decidido compadecerse de este político y le ha encontrado un nuevo cargo en las filas de Sumar. Y es que, la titular de Trabajo ahora mismo está centrada en la cesta de la compra y en cómo conseguir que esta se reduzca para que los ciudadanos españoles tengan acceso a unos productos básicos y a un precio asequible. Así, en esta medida entra en juego Alberto Garzón, quien está desesperado por sobrevivir políticamente, y si la ministra de Trabajo le llama para trabajar con él lo deja todo. De esta forma, Yolanda Díaz ha convertido a Alberto Garzón en la mascota de Sumar.

Desde hace tiempo, Alberto Garzón ha ido perdiendo el apoyo de todas las formaciones de izquierda. Unidas Podemos decidió cerrarle la puerta debido a su deslealtad, a su cambio de apoyo. Y es que, en cuanto Yolanda Díaz anunció su nueva plataforma Alberto Garzón no dudó en lanzarse a apoyar a la titular de Trabajo y su nuevo proyecto político. Quería formar parte de las filas de Sumar a toda costa, ya que estaba desesperado por encontrar un hueco en alguna formación. Sin embargo, Yolanda Díaz no quería que este político formara parte de Sumar, no le encontraba un hueco en su nueva formación. Así, el ministro de Consumo se convirtió en todo un paria político, a quien toda la izquierda le cerraba las puertas.