martes, 29 noviembre 2022 01:52

Paco Recuero, jefe de marketing de Burger King, vuelve a liarla y reconoce que su comida no es nada saludable

Paco Recuero saltó a la fama por ser el cabecilla de la fallida campaña publicitaria que Burger King desplegó durante las vacaciones de Semana Santa. «Tomad y comed todos de él. Que no lleva carne. 100% vegetariano. 100% sabor. Big King Vegetal», o «Carne de mi carne», con la palabra «carne» tachada y reemplazada con «vegetal». Fueron algunas de las perlas que coronaban dicha publicidad. Sin embargo, ahora ha vuelto a liarla y lo ha hecho a través de la redes sociales de la cadena de comida rápida. Este director de marketing ha dejado entrever que su comida no es precisamente sana. Paco Recuero parece que se ha marcado como objetivo tratar de devaluar la marca y si no lo hizo con la campaña de Semana Santa, ahora ha decidido volver a intentarlo. Y su estrategia ha sido confirmar lo que todos saben, que la comida de Burger King es de todo menos sana.

Las últimas campañas de publicidad de la cadena de comida rápida han saltado al foco mediática prácticamente nada más lanzarse. Y es que, no han dejado de diseñar campañas fallidas. La última ha sido corroborar que su comida es de todo menos sana. Es decir, que alimentarse a base de los productos de Burger King te pueden hacer delicioso pero en lo que está claro que no te van a convertir es en una persona fuerte y saludable. Y, en lugar, de poner una solución a esta cuestión, desde la empresa de comida rápida se han jactado de esta cuestión. Además, el cabecilla de este nuevo fiasco es el director de marketing, Paco Recuero.

A través de la cuenta de Twitter de Burger King han compartido una imagina en la que puede leerse «eres lo que comes» y acompañada de una persona hecha con frutas y alimentos saludables. Además, en la imagen también escriben «yo bien delicioso» y todo acompañado de productos de la cadena, como las patatas, hamburguesa o pepinillos. Es decir, una forma de corroborar que sus productos no son para nada saludables. Desde la marca, además, sacan pecho de esta cuestión, se jactan de su «comida basura», en lugar de tratar de buscar la forma de hacer que sus productos sean más saludables. Y una vez más, una campaña a manos de Paco Recuero, quien parece que se ha marcado como objetivo devaluar la marca y para ello diseña campañas publicitarias que suponen todo un fiasco. Aunque esta no es la primera vez que este directivo lleva a cabo una publicidad totalmente fallida.

PACO RECUERO DEJA CLARO QUE LA COMIDA DE BURGER KING NO ES SALUDABLE

Durante las vacaciones de Santa Santa, el director de marketing de Burger King desplegó toda su creatividad. Puede que incluso demasiado, dado que esta publicidad fue muy mal recibida por los ciudadanos, así como por los profesionales de las agencias de comunicación. La cadena de comida rápida decidió lanzar en Sevilla una campaña de publicidad donde utilizaba la religión cristina para intentar vender más hamburguesas. Esto levantó oleadas de críticas y peticiones de boicot. En este caso, el director de marketing de  Burger King se coronó con dichas vacaciones utilizando las tradiciones católicas de Semana Santa junto con algún que otro guiño a Jesucristo para intentar vender hamburguesas veganas.

Esto sumado a la campaña sobre la comida poco saludable de Burger King han vuelto a poner a Paco Recuero en el punto de mira de los directivos. Y es que, este director de marketing está empezando a cosechar a sus espaldas una lista de fiascos que cada vez se está agrandando más. Con estas campañas publicitarias está devaluando su propia marca, está devaluando a Burger King. Algo por lo que probablemente le han puesto en el punto de mira, sino lo que tenían ya con el fiasco de Semana Santa, una campaña publicitaria que será pasará a la historia de los fiascos de Burger King.

PACO RECUERO CONSIGUIÓ DEVALUAR SU PROPIA MARCA

La última campaña de Burger King ha puesto en el foco mediático a Paco Recuero. Se trata de el jefe de marketing de la cadena de comida rápida y responsable de la publicidad instalada en Sevilla durante la Semana Santa. Y es que, parece ser que se le fue la mano con la creatividad y utilizó distintas tradiciones de la religión católica para diseñar la campaña que se instaló durante dichas festividades. La publicidad consiguió levantar un sin fin de críticas y peticiones de boicot por utilizar la religión cristiana para intentar vender hamburguesas. Una cuestión que no han dudado en recriminarle desde su propia empresa. Y es que, el objetivo de la campaña era dar visibilidad a los productos vegetales de Burger King en época de cuaresma. Sin embargo, lo que finalmente ha conseguido este director de marketing ha sido devaluar su propia marca, Burger King, ya que muchos usuarios probablemente no volverán a mirar a la cadena de la misma manera. Y todo por culpa de Paco Recuero.