jueves, 8 diciembre 2022 04:25

El Ayuntamiento de Palma «encarga» a una funeraria la fiesta de Halloween

La noche de los muertos, o la noche de ‘Halloween’, es una tradición anglosajona que cada vez cuenta con más representación y seguimiento en España. Algo que parece haber arraigado especialmente en Palma de Mallorca, donde su Ayuntamiento no ha dudado en invertir fondos públicos en «celebrar» la festividad de la noche de los muertos, así como el día de Todos los Santos. Una tarea para la que el consistorio no ha dudado en contar con los servicios funerarios municipales, encargados de la organización de esta fiesta en el cementerio de La Palma.

Sin duda, una de las festividades más señaladas del mes de octubre, junto a la celebración del día de la Hispanidad, es el Día de Muertos, o «Halloween». Una tradición extranjera que, sin embargo, cada vez cuenta con más adeptos a nivel nacional, siendo muchos los que no dudan en unirse a esta tendencia anglosajona. Tendencia que se une, por unas pocas horas, a la tradición del Día de Todos los Santos, un momento muy especial dentro de la tradición española.

Una tradición que ahora, el Ayuntamiento de Palma ha decidido retomar, a través de un peculiar contrato. Así pues, desde el Consistorio se ha realizado un contrato para celebrar estos días «por todo lo alto» en el Cementerio de Palma. Una misión para la que el Ayuntamiento contará con los servicios de la Empresa Funeraria Municipal, que será el gran encargado de gestionar el contrato municipal.

UN HALLOWEEN «POR TODO LO ALTO» EN PALMA

Tal y como ha podido saber este diario, el Ayuntamiento de La Palma ha lanzado un contrato para el «suministro del equipamiento para la festividad de Todos los Santos, así como el servicio de acompañamiento musical». Una licitación, gestionada a través de la Empresa Funeraria Municipal, que cuenta con un valor estimado de contrato de 26.640 euros..

«El objeto de este contrato es el alquiler del equipamiento necesario para la Festividad de Todos los Santos, así como los servicios de acompañamiento musical» destaca la licitación publicada. Unos servicios que cuentan con cuatro puntos de actuación, desde el 29 de octubre, hasta el 1 de noviembre, coincidiendo con las festividades de Halloween y el Día de Todos los Santos.

En primer lugar, el contrato contemplará el alquiler de 10 cabinas de WC, más otras cinco adaptadas a personas con movilidad reducida. A nivel estructural, el contrato también contempla la instalación de dos carpas de cortina, que estarán instaladas durante un total de cuatro días, coincidiendo con la «festividad de Todos los Santos». Con el fin de preservar la seguridad de los asistentes, también se alquilará una ambulancia asistencial de soporte vital básico, y personal de enfermería para realizar la cobertura del evento.

Un evento que tendrá lugar, según la información oficial, en el Cementerio de Palma, desde el 29 de octubre hasta final del 1 de noviembre, cubriendo las festividades de Halloween y el Día de Todos los Santos. «Eventos» para los que, además, el Ayuntamiento ha decidido contratar una «actuación musical».

«Tres músicos: un guitarrista, un violoncelista y un violinista, situados en tres ubicaciones diferentes dentro del recinto del cementerio» destacan las fuentes oficiales. Un contrato que implicará un gasto de cerca de 8.000 euros, sin impuestos incluidos. Un gasto que se contempla que se repita con prórrogas, habiéndose establecido un valor estimado de más de 26.000 euros para estas celebraciones del Cementerio de la Palma, bajo la gestión de la Funeraria Municipal.

Así pues, todo parece «planeado» ya desde el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, no sólo para absorber esta fiesta anglosajona de Halloween, sino para que los vecinos de la zona «disfruten» de estos momentos en el cementerio municipal, convertido ahora en un lugar de «ocio», al menos, durante unos días, en los que la música se entremezclará con aquellos que deciden hacer honor a sus difuntos, y visitarlos en un día tal especial como es el Día de Todos los Santos en la tradición española.

PALMA SE LLEVA «LA PALMA» DE LAS CONTRATACIONES POLÉMICAS

Un contrato para celebrar la fiesta de Halloween, en un entorno tan «idílico» como el Cementerio municipal que costará cerca de 30.000 euros a los bolsillos de todos los vecinos de la isla. Sin embargo, no es el único «proyecto» político del archipiélago balear que ha sido cuanto menos sorprendente en los últimos meses.

Y es que la presidenta del Gobierno autonómico de las Islas Baleares, Francina Armengol, no pasaba desapercibida este verano, cuando tomaba una decisión sorprendente para reducir la temporalidad del empleo público. Una decisión que pasaba por dar una «nueva misión» a los funcionarios del archipiélago balear. En concreto, la de actuar como «agentes Covid».

Así pues, la presidenta balear decidía este verano convertir a los funcionarios en un «apoyo» para los policías locales en algunas labores sobre la pandemia del coronavirus. Una decisión que era lanzada desde el Gobierno balear a través de un decreto-ley, que sorprendía a muchos, y que volvía a hacer que las decisiones de las administraciones baleares se convirtiesen en el centro de la polémica. Una polémica que podría volver ahora, después de que el Ayuntamiento de Palma haya decidido gastar los fondos públicos para «celebrar Halloween» por todo lo alto.